envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Hasta siempre, Enrique Molina

En horas de la madrugada de hoy falleció el querido actor Enrique Molina a consecuencia de complicaciones derivadas de la Covid-19
Enrique Molina

Enrique Molina

En horas de la madrugada de hoy falleció el querido actor Enrique Molina a consecuencia de complicaciones derivadas de la Covid-19 y tras permanecer ingresado bajo el cuidado de un equipo multidisciplinario de personal médico que luchó hasta las últimas horas por salvar su vida. Al momento de su fallecimiento contaba con 78 años de edad.

Por varias décadas de labor, Molina  transitó en los distintos medios: la televisión, el teatro y el cine cubano.

De procedencia humilde, había nacido el 31 de octubre de 1943 en el municipio Bauta antigua provincia La Habana hoy Artemisa, para después trasladarse con su familia siendo muy joven a Santiago de Cuba.

En esta oriental provincia comenzó a dar los primeros pasos en la actuación dentro del movimiento de artistas aficionados en la década de los 60.
Al crearse en Santiago de Cuba, su ciudad natal, Tele-Rebelde, se integró en 1968 a la Televisión.
A partir de entonces consolida su carrera para convertiste en uno de los actores más sobresalientes al lado de grandes artistas y experimentados directores, ubicándose en la preferencia y el gusto del público.
Desarrolló su talento en seriales televisivos, el espacio de aventuras, telenovelas como la gustada Tierra Brava. En su paso por los más variados espacios de la programación dramatizada, sobresale su rol dentro del serial En silencio ha tenido que ser. Y
en el imaginario popular todavía sobreviven sus actuaciones magistrales como el personaje de Silvestre Cañiso en la telenovela Tierra BravaBajo el Mismo Sol, entre otras producciones.
En las tablas destacó su papel de la legendaria figura de Vladimir Ilich Lenin en El Carrillón del Kremlin y posteriormente en la miniserie Relatos sobre Lenin, sometido en esta ocasión a cirugías para cambiar su físico y lograr con creces introducirse en la piel del personaje.
Su introducción al séptimo Arte fue a principios de los años 70 en la película El hombre de Maisinicú, le siguieron, Caravana, Polvo rojo, Jíbaro, Una novia para David, Hello Hemingway, Derecho de asilo, Un paraíso bajo las estrellas, Barrio Cuba, Páginas del diario de Mauricio, El cuerno de la abundancia, El Benny, y Mañana.
Ha sido reconocido con premios el Título honorífico en la 1ra edición del Premio Enrique Almirante, 2015, Artista de Mérito del ICRT, Premio ACTUAR por la Obra de la Vida y Premio Nacional de Televisión  2020.
Con su fallecimiento la cultura sufre otra gran pérdida, pero su obra permanecerá inscrita entre los grandes del arte dramático cubano y en el corazón de su pueblo.
A nombre de la radio y la Televisión cubanas, llegue a sus familiares, colegas y amigos nuestras más sentidas condolencias.

Dirección de Comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 3 =

| Newsphere por AF themes.