envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Dramaturgia en tv: con lenguaje propio

A propósito de este tema invita a reflexionar el libro escrito por Reinerio Flores Corbelle que publica la Editorial En Vivo

En otros trabajos de esta sección, nos hemos referido ya a la dramaturgia. Además de su significado etimológico como el estudio del drama, también busca adentrarse en todo aquello que hace a este efectivo. Por igual, la dramaturgia se dirige a visibilizar ese conjunto de reglas que permiten intentar escribir bien una obra y, a la vez, combinar dichas reglas en función de crear un espectáculo.

Con palabras semejantes se estructura una de las varias definiciones que maneja Reinerio Flores Corbelle, autor del texto Televisión, lenguaje y dramaturgia, que publica la Editorial En Vivo. La dramaturgia en la televisión, el guion, sus estructuras, confecciones y lenguajes, algunos de los varios pilares sobre los que descansa la efectividad de la comunicación televisiva, son los ejes sobre los cuales gira este libro.

El autor es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. En los medios, dentro de los sistemas radial y televisivo, ha trabajado como asesor, periodista, guionista y especialista en difusión masiva. Temáticas semejantes a las de este nuevo título han sido tratados ya en publicaciones anteriores, como son Dramaturgia y guion para la radio y televisión y Dramaturgia de la información. De hecho, en la introducción el propio Flores Corbelle anuncia que este texto amplía muchos de los aspectos evaluados en esos estudios anteriores.

Como bien afirma el escritor “la efectividad comunicacional pasa, necesariamente, por el adecuado manejo de su lenguaje y uso de sus códigos sin perder de vista al público, objetivo y blanco de los mensajes que se emiten a diario”

Por supuesto, hay materias indispensables que deben tenerse en cuenta a la hora de estudiar y tratar de desmontar los mecanismos de tal efectividad. Por ejemplo, Flores Corbelle asegura que sin un debido acercamiento y profundización en disciplinas tales como “la semiótica de la imagen, la estética, la teoría de la comunicación, la psicología social, las técnicas periodísticas y otras ciencias sociales”, no hay posibilidad alguna de éxito.

Estas materias “permitirán no sólo tener una visión abarcadora de la problemática del proceso de la comunicación, sino emplear formas más adecuadas para llegar a los públicos y por añadidura, satisfacerlos espiritualmente. De esta manera, se mantienen frente a la pequeña pantalla, con la atención necesaria, hasta el final del programa”, afirma el especialista.

El propio escritor reconoce que un libro como este se dirige en lo principal a los estudiantes de especialidades como dramaturgia u otras ramas relacionadas con la comunicación. No obstante, para otros especialistas, e incluso simples lectores interesados en los contenidos, lenguajes y estructuras de los medios, el volumen puede considerarse una estupenda herramienta.

Dentro de los asuntos que recorre el material hay algunas definiciones imprescindibles, en los capítulos iniciales, y que son la base conceptual para asumir el resto del texto. De tal modo, las páginas de apertura recorren los conceptos de audiovisual, del público y los modos de recibir los mensajes, entre otras generalidades fundamentales.

Hay también abordajes del tratamiento de los diversos géneros, informativos o dramáticos, así como sus características y las peculiaridades de los lenguajes en el medio televisivo. El guion, el manejo de los diferentes espacios para la pequeña pantalla, la variedad de géneros periodísticos, así como la evaluación del producto ya terminado, también son analizados.

Un ingrediente a no olvidar está en los varios anexos que ofrece este título. Primero, cuenta con un útil glosario de términos técnicos, referidos tanto a la parte tecnológica como a la labor humana, y que son de manejo habitual en el medio. También se incluye un ejemplo para conocer cómo se debe redactar y presentar un proyecto de programa para la televisión. Concluye esta parte con el ejemplo de la estructura y el texto real del guion de uno de esos espacios.

Queda hecha la invitación a la lectura de este volumen para estudiantes, especialistas y lectores que quieran saber más del mundo del audiovisual televisivo. Las pantallas de papel de Televisión, lenguaje y dramaturgia esperan por ser abiertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − nueve =

| Newsphere por AF themes.