envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Oficio de actor

Jorge Perugorría, uno de los grandes actores del cine cubano celebró este 13 de agosto su cumpleaños 55

Jorge Perugorría

Consagrado como uno de los grandes actores del cine cubano, Jorge Perugorría (1965) ha participado en algunas de las más connotadas obras de nuestra cinematografía. Su versatilidad a la hora de enfrentar cada personaje lo ha llevado a ser reconocido en Cuba y en el extranjero.

Inolvidable resulta su interpretación de Diego en Fresa y chocolate (Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, 1993), donde asume un gay culto, lector de Lezama y conocedor de la cultura cubana en toda su extensión. Uno de los tantos méritos que se le pueden reconocer a la adaptación cinematográfica del relato El lobo, el bosque y el hombre nuevo, de Senel Paz, es ese carácter iniciador del personaje homosexual en el cine cubano.

Pero la labor de Perugorría en la filmografía insular es amplia y diversa, junto a Fresa…, participó en Guantanamera (1995), bajo la dirección de Titón. Bajo las órdenes de Juan Carlos Tabío repetiría experiencia en Lista de espera (1999), El cuerno de la abundancia (2008), 7 días en La Habana (2011).

Con Humberto Solás trabajaría en las películas Miel para Oshún (2000) y Barrio Cuba (2005) y con el cineasta Arturo Sotto ha realizado personajes en sus filmes Amor vertical (1996), La noche de los inocentes (2007) y Boccaccerías habaneras (2013).

En su larga y prolífica trayectoria como actor del cine cubano, el referido actor ha formado parte también de los filmes Derecho de asilo (Octavio Cortázar, 1994), Roble de olor (Rigoberto López, 2001), Frutas en el café (Humberto Padrón, 2005), Boleto al paraíso (Gerardo Chijona, 2009) y La pared de las palabras (Fernando Pérez, 2013).

Este repaso por su labor dentro de la cinematografía nacional nos confirma su quehacer junto a los principales directores de la Isla, sin mencionar el largo listado de filmes realizados por directores extranjeros en los que ha intervenido.

Además de su trabajo como actor, Perugorría también ha dirigido varios filmes (Afinidades, Amor crónico, Se vende, Fátima o el parque de la Fraternidad) y desde hace unos años preside el Comité Organizador del Festival Internacional de Cine de Gibara (FICGibara), desde donde ha desplegado todo su empeño para continuar el sueño de Humberto Solás al fundar este encuentro con el cine.

                                           Escena del filme El cuerno de la abundancia.
 La película Fresa y chocolate distinguió de manera especial a Jorge Perugorría en el cine cubano.
                                                          Escena de la cinta Guantanamera.
                              Perugorría en La pared de las palabras, del cineasta Fernando Pérez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × cinco =

| Newsphere por AF themes.