envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Falleció el Caballero del Son, Adalberto Álvarez

En la mañana de este 1ro de septiembre del 2021 nos llegó la fatídica noticia de la muerte de Adalberto Álvarez. Murió el hombre, pero no su música

Adalberto Álvarez

Adalberto Álvarez, el Caballero del Son, ya no estará más entre nosotros, el hombre que con sentimiento y emoción regaló lo mejor y lo más auténtico de la música cubana al mundo, tal y como lo demostró en sus tantas y populares composiciones.

Pues sí, los tiempos terribles de la Covid-19 se lo llevaron y cuán injusta fue la muerte con un hombre que le quedaba mucho por hacer con el son y la vida.

Se podrían decir que la radio y la televisión fueron sus espacios naturales. Era el mismo Adalberto con su sonrisa pícara y su verbo enérgico en una entrevista televisiva, que como invitado detrás del micrófono en cualquier emisora.

Siempre resultó muy fácil conversar con él, ya que para cada intercambio, el discurso se acomodaba al cualquier tipo público: entendidos, aficionados, padres e hijos.

Precisamente, esa capacidad de “acomodarse” al contexto lo llevó a ser feliz en el distendido tiempo de transmisión del espacio radial Juventud 2000, de quien fue su “padrino”.

De la misma manera asintió desde la primera vez que el director Manolito Ortega lo convidó a ser jurado de la más reciente edición del Concurso de Composición e Interpretación Adolfo Guzmán.

Para la ocasión, junto a la maestra Beatriz Márquez, la musicóloga Yianela Pérez e Israel Rojas, voz líder de la agrupación Buena Fe, Adalberto era el encargado de moverse más dentro de la técnica de la interpretación de lo bailable, dentro de la competencia. Dictó criterios indispensables para la real comprensión de lo que significa asumir la música nacional, tanto desde la voz como del sentimiento.

Igualmente, el Festival San Remo Music Award, evento que por primera vez verá la luz en Cuba en fecha próxima, contó con su acertado verbo e ideas que de seguro trascenderán, porque Adalberto es un conjunto de genio y autenticidad, a favor de la cultura cubana.

Nunca se vio apegado a las modas, aun cuando adaptó su sonoridad a las exigencias de los nuevos tiempos y, por supuesto, los jóvenes bailaron, disfrutaron y lo más importante, entendieron su música.

Por esas razones tantas personas acudieron al espacio Para bailar casino, competencia televisiva que no solo fue de parejas, también se extendió a las ruedas con igual éxito, convirtiéndose en una oportunidad dominical de disfrutar en casa las aptitudes creativas del baile existentes en el país, en momentos donde una vez más la sonoridad de la Isla se enfrentaba a la competencia foránea.

Adalberto, a la par de la creación musical, le concedió especial importancia al poder de los medios masivos para enaltecer los valores de la música. En cada oportunidad que tuvo, sus mensajes iban encaminados a esta defensa y qué bueno que pudo disfrutar la proclamación del son como Patrimonio Inmaterial de la Cultura en Cuba. Ahora es tarea nuestra abogar por la declaratoria del son como Patrimonio de la Humanidad y así su obra será completa.

Hace solo unos meses atrás, durante la jornada por el Día del Son Cubano, la prensa escrita, radial, televisiva y digital lo acompañó los días de jolgorio, donde él mismo decía que había sido felicitado como si se tratase de su onomástico personal.

Adalberto Cecilio Álvarez Zayas nació el día de la diosa de la música, Santa Cecilia, y a través de la música misma, habló de Cuba y de su gente, que no pararon de moverse en teatros, plazas y en casa mientras disfrutaban de sus actuaciones por radio y televisión.

Cuando en el más reciente concierto DVD en su homenaje, junto a él aparecieron exponentes de actuales generaciones de músicos como Emilio Frías (El Niño), Tania Pantoja, junto a Pancho Amat y Julito Padrón e incluso Gilberto Santa Rosa improvisó en su honor, vemos el resultado de la obra de dedicada y responsable de Adalberto Álvarez.
A partir de ahora habrá que decir al unísono, Adalberto, no te dejaremos en la zona peligrosa del olvido, sencillamente, porque eres parte de cada cubano y de que cada raíz de esta Isla.

foto tomada de granma.cu

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =

| Newsphere por AF themes.