envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Gaspar Pumarejo y La Palabra de España

El Director general de Unión Radio creó un servicio informativo para la comunidad española en Cuba

Gaspar Pumarejo Such se forjó en Cuba como un cubano más pero nunca perdió su profundo amor y añoranza por España. Estas esencias culturales emergieron una y otra vez en sus prácticas mediáticas1

En octubre de 1947, cuando se convirtió en Director general de Unión Radio –tercera cadena nacional cubana con casa matriz en La Habana que replicó el nombre de una  radioemisora madrileña– creó un ágil servicio informativo de actualidad.

Lo inaugura con un proyecto especial orientado a la fuerte comunidad hispana radicada en Cuba, que denomina: La Palabra de España.   

Desde 1948 ofrecía Música selecta, a las diez de la mañana, y Media hora de España, patrocinado por la tienda El Encanto. En marzo siguiente viaja junto a su esposa2 y el periodista Juan Emilio Friguls a Madrid para organizar Postales de España, donde mostraría los atractivos de diversas regiones peninsulares:

En este programa, Friguls atendía la emisión de la corresponsalía y redactaba los avances noticiosos a publicarse en la prensa escrita cubana. El propio Pumarejo realizaba los reportajes en España y en  Francia.

La palabra de España fue la primera corresponsalía de una radioemisora cubana en el exterior y constituyó el mayor exponente de este sistema. Su comunicado empresarial  publicado en la prensa habanera fue harto elocuente:

“(…) libre de partidos políticos, poderosa atracción para los españoles en Cuba.  

“Llegará en toda su pureza, fidelidad y emoción por los micrófonos de Unión Radio instalados en todas las regiones de la Península; que recogerán la nota de actualidad, el acontecimiento científico, artístico y literario; el evento deportivo, las fiestas de carácter religioso, regional y popular, toda la actividad del mundo maravilloso que es España.

“Un amplio y moderno sistema de equipos grabadores y una organización de conocidos locutores situados en Madrid, Andalucía, Cataluña, Galicia, Asturias, Vizcaya, Santander3  y otras regiones y ciudades tendrán a su cargo este servicio. Las que llegarán a La Habana por expreso aéreo, pudiéndose escuchar en Cuba, pocas horas  después.  

“Los micrófonos de La Palabra, viajarán por toda España y, al hacerlo, viajarán por sus  ciudades, llevando a los oyentes de Cuba, a todas partes, a lo local donde se celebró un acto cultural, una corrida de toros, un partido de fútbol, a un restaurante, a un hotel de lujo, a un teatro donde se produjo un estreno, a un cabaret para entrevistar a  una vedette de moda, a las playas del Sardinero en Santander y de La Concha en San Sebastián, al Santuario de la Covadonga en Asturias o a la Universidad de Santiago de Compostela en Galicia.

“Así de esta manera, los micrófonos de La Palabra, instalados en España, captarán  diariamente todos los acontecimientos importantes al momento de producirse en la Península, grabarán la voz de los que participan en los momentos, así como también se oirán en estas grabaciones el batir de las olas sobre las costas del Cantábrico, la música que se está produciendo en un cabaret, el ruido del tranvía o del auto que cruza la calle Alcalá; el pregón de la pescadora que anuncia a sus sardinas frescas; la entrevista a la modistilla madrileña, al torero famoso, al autor y los interpretes del último estreno y en general todo aquello que sea una voz o sonido español”4.

Numerosas personalidades y medios de prensa cubanos Acusaron a Pumarejo de negociar con el régimen falangista del dictador  Francisco Franco y hasta insinuaron que contaba con su financiamiento para el proyecto5.

Antes de partir hacia España y Francia, Gaspar declaró al respecto: “(…) este programa no tiene matices políticos. Hasta se han atrevido a decir que el régimen franquista financia el mismo. El pueblo de Cuba tiene fe en Unión Radio, en la conducta y moral de quienes la dirigen y esa no puede ser destruida por la calumnia.

“La Palabra de España se limitará en dar a conocer la vida del pueblo español, las grandezas y los valores de España, visitando museos, plazas de toros, iglesias y mercados, barrios obreros y lujosos castillos, calles y plazas.” (…)6.

Detrás de este rechazo no había desprecio a la nación española. Provenía de un arraigado sentimiento de solidaridad humana y política con la Revolución española, donde numerosos cubanos combatieron en las Brigadas internacionalistas durante la Guerra Civil;  fortaleciendo los tradicionales vínculos históricos-culturales entre Cuba y España.

Además de nuestros combatientes, múltiples cubanos –intelectuales, artistas, periodistas,  hombres de pueblo y militantes de  izquierda– recorrieron España hermanándose con los defensores de la República que intentaban impedir la restauración monárquica y la toma del poder de los fascistas de adentro y de afuera.

Cuando finalmente se perdió este sueño, muchos padecieron el rigor de los campos de concentración europeos antes de arribar a Cuba y a otros países de América Latina.  

Mientras en suelo cubano, un intenso movimiento de solidaridad reclutaba y movilizaba voluntarios para combatir en España y los numerosos comités republicanos; recaudaban fondos y hacían donaciones.

Cuando no hubo nada más que hacer, prohijaron y acogieron a los niños huérfanos, a los soldados-oficiales republicanos y simpatizantes que se refugiaron en nuestro país.

Por ello, este proyecto de Pumarejo, en el apogeo de la dictadura de Franco, hirió la sensibilidad de muchos cubanos. Sin embargo, ello no minimiza su valor como hito significativo de las prácticas radiales cubanas.  

Notas y referencias:

[1] En 1951, en el Canal 4, su coterráneo Eduardo Pagés fue el conductor de un espacio habitual donde se emitían corridas de toro, práctica ibérica que nunca arraigó en Cuba.

2 Su esposa, Marta Mestre, fue madre de sus hijas: Martulini y Josefina.

3 Su tierra natal en la provincia Castilla La vieja.

4 Bohemia, 9 de enero de 1949

5 Entre ellos, el periódico Hoy, del Partido Socialista Popular.

6 Bohemia, 30 de enero de 1949

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 5 =

| Newsphere por AF themes.