envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Georgina Almanza y el arte de contar la vida

Almanza, quien celebró el 19 de abril un aniversario más de vida expresó, en más de una ocasión, que su primera incursión en la narración oral fue gracias a la poetisa Rafaela Chacón Nardi

Georgina Almanza

En el teatro y la radio, la voz de Georgina Almanza tomó nuevas y mayores dimensiones a la hora de contar historias. Su vinculación con el arte de narrar es una de las facetas más aplaudidas y disfrutadas por la importante artista.

Al respecto, Almanza expresó en más de una ocasión que la primera vez que incursionó en la narración oral fue de la mano de la poetisa Rafaela Chacón Nardi, a quien acompañó en hospitales pediátricos, combinando con los infantes la literatura, el arte del dibujo y las artes plásticas en manos de los pequeños.

Lo que se inició como una aventura de amor se convirtió con el tiempo en un proyecto de vida, junto a Elvia Pérez. Y así Georgina creó textos, contó fábulas clásicas, versionó pasajes de obras de Latinoamérica y El Caribe, especialmente. Y en todas dejó la impronta de su voz clara, casi transparente que nunca se envejeció con el curso de los años.

Profesional sumamente humana, bondadosa y de sonrisa limpia, Georgina Almanza unió al arte de narrar su sensibilidad con la poesía, de ahí que el espacio Poesía de la Uneac junto a Alex Pausides se convirtió en especial escenario de celebración. Y así se sucedieron maravillosos encuentros vinculados al género literario.

Gracias su dominio de la lengua esperanto, esa vía de comunicación universal, llegó participar en diversos congresos y eventos en Cuba y más allá de sus fronteras. Con ese idioma la gran artista y radialista cubana lució sus conocimientos para quien la palabra y su expresión es la más clara afirmación de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 5 =

| Newsphere por AF themes.