envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Gretel Cazón, la actuación guía sus pasos Arajatablas

La actriz y cantante Gretel Cazón estrena una nueva temporada del programa Arajatablas en el Canal Habana
La actriz y cantante Gretel Cazón

La actriz y cantante Gretel Cazón

El universo de las tablas y las vidas que una y otra vez encarnan los actores, le resulta muy cómodo de explorar a la también actriz y músico, Gretel Cazón.

Se trata de una de las razones por la que regresó al Canal Habana en su doble condición de conductora y directora del espacio Arajatablas, un programa que, si bien desde lo conceptual está abierto hacia el teatro, desde su proyección y progresión humanas es un compromiso con el arte, con la génesis y el florecimiento de la creación desde los ámbitos posibles de la existencia.

Acerca del espacio televisivo nos comenta la propia Cazón: “Ciertamente estamos ante una nueva temporada de Arajatablas. Es toda una continuidad de la primera, y persigue los mimos propósitos: acercar al público al mundo de la actuación, así como a la vida y obras de los actores que son los protagonistas de cada espacio. Se mantienen las mismas secciones, a modo de homenajear a grandes estrellas de la escena, sobre todo aquellos rostros que ya no se encuentran entre nosotros, pero que al público siempre les resulta grato recordar”.

“No obstante, añade la actriz, “en esta oportunidad me complace muchísimo haber podido compartir con invitados que no han sido muy entrevistados, al menos por televisión. Consagrados o no, pero todos con sobresalientes resultados de trabajo. De hecho, en relación con la temporada anterior, mis últimos invitados pertenecen a una generación un poco mayor con mucho que decir, y para mí ha sido una oportunidad extraordinaria de poder amplificar esas voces y esas consideraciones, que repito no siempre han sido tan abordadas, al menos en el medio televisivo”.

¿Hasta dónde la actriz deja “operar” a la directora que también convive en ti?

Tener un director de televisión o de escena velando por el resultado de cuánto esté sucediendo es una total seguridad, una dicha y una tranquilidad; en mi caso en esta oportunidad opté por ambas cosas, conducción y dirección, pues me implica que tengo que estudiar más y, por supuesto, que valore mucho más lo que significa el trabajo del director, ese profesional que tiene que pensar en cada detalle de cada especialidad para que todas anden bien imbricadas. En ese sentido Arajatablas me ha exigido estudiar mucho, pero me hace muy feliz.

En todo este proceso me ha ayudado mucho que tengo muy tomado de la mano el concepto del programa que quiero, una estructura clara, sencilla organizada que me permite fluir, como directora, dentro de la actriz complacida que nunca se va.

¿Cuán difícil es entrevistar a un colega de tablas?

Como experiencia ha sido muy agradable para mí entrevistar a colegas de las tablas, he descubierto tras la investigación para cada programa, en muchos casos, vivencias inimaginables, incluso en aquellos actores con quienes sostengo amistad de muchos años. No obstante, han habido zonas inexploradas, como es natural, que han brotado ahora con total espontaneidad.

De ahí que cada entrevista ha sido, más que una relación difícil, una intensa experiencia de vida compartida, por eso no me cansaré de agradecer la entrega que ha regalado cada invitado al acceder al programa, porque ha sido muy enriquecedor, para mí como persona y artista, conversar y aprender con cada uno de ellos.

¿Satisfecha con esta experiencia televisiva? ¿qué podemos esperar de Gretel, luego de Arajatablas?

 

Sí, muy feliz con esta experiencia porque es un espacio que crece precisamente por la pasión que despierta en mí la actuación. Es un espacio dedicado a un mundo al cual amo, es la carrera a la que he dedicado la mayor parte de mi vida. Solamente por eso es una dicha poder compartir temas que nos son comunes a los actores y que no siempre logran ser visibilizados o abordados en televisión.

 

 

 

| Newsphere por AF themes.