envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Jóvenes cubanos apuestan por el danzón

El espacio Danzón Cuba, de Radio Cadena Habana, suma nuevos talentos para mantener la vigencia de un género propio de la cultura nacional

El equipo de realización del espacio radial lo reconoce, pero no se amilana: el danzón no constituye, quizás, el género musical cubano que más se escucha o baila en la Cuba actual. Pero lo identifican como parte innegable de la cultura cubana, en tanto marcó huellas profundas en las primeras dos décadas del siglo XX.

Por tal razón, Danzón Cuba, el programa de Radio Cadena Habana que se transmite en vivo cada domingo de ocho y media a nueve y media de la mañana, apuesta en su quinto aniversario, por reflejar, sobre todo, la forma tan interesante que tiene este género cubano para recrearse, moldearse, y seguir gustando a una parte del público cubano, incluido muchos jóvenes.

El estudio de grabación de esta emisora capitalina no parece solamente un lugar donde se graba un programa para salir al aire. Allí también se baila y se escuchan nuevas versiones de danzón que vienen de la mano de nuevos talentos cubanos. Todos disfrutan, sin duda la hora del danzón dominical que se transmite para el público habanero y zonas aledañas.

Arsenio Depestre, su director, escritor y productor musical, proviene de una familia de mñusicos. Su padre fue fundador de la Orquesta Aragón, y su hermano fue violinista de la orquesta Maravillas de la Florida. Sabe bien lo que habala y habla con soltura sobre una parte de la historia del danzón y la influencia que ha tenido el género en la cultura nacional.

“Este programa se inició hace cinco años porque la emisora no disponía de ninguno que abordar este género tan importante para nosotros los cubanos. Es cierto que en ocasiones se le ha considerado el baile nacional, pero ¿existe algún decreto que lo diga? ¿Puede decirse que es actualmente el género más difundido? No obstante, forma parte importante de nuestras tradiciones”, señala Depestre.

El espacio tiene dos secciones bien identificadas. La primera se llama Presencia, que pone de relieve al movimiento danzonero en el país y trabaja muy de cerca con el movimiento comunitario Amigos del danzón, que inserta a alos músicos y compositores que producen este tipo de música.

También disponen de la sección Síncopa, donde elespecialista Eladio Terry brinda análisis y comentarios sobre el devenir del danzón y proyecta los criterios de los oyentes.

No obstante, el espacio no se dedica solamente al danzón, e incluye también a la danza, la contradanza, el mambo y el chachachá.

“Siempre tenemos la visión de que el danzón es un género en constante desarrollo y tiene mucha variedad. En nuestro programa se puede escuchar un danzón tradicional interpretado por una orquesta charanga, o un danzoninterpretado por un jazzista.

“Tratamos de representarlo como un género que se mantiene actual todavía, a pesar de que tiene una historia de más de cien años, Sin embargo, insisto, se ha mantenido por su gran capacidad para moldearse. Son pocos los géneros que duran en el tiempo, y el danzón lo ha logrado.

“Todos los miembros del equipolo sabemos bailar. Hemos ido a provincias y participamos en conferencias de prensa. Incluso, el próximo programa se lo vamos a dedicar al Danzón Habana. El Día de los Padres haremos un remoto desde la peña El patio de la Década Prodigiosa, que queda frente a la emisora, en J y 15, en el Vedado.

“Siempre estamos actualizados sobre loúltimo que está en el ambiente, y los que escuchan Danzón cuba nunca se quedarán rezagadosen cuanto a información musical, porque este género es, además, un movimiento social que tiene que ver mucho con nuestra identidad”, sostiene Depestre.

El director del espacio mantiene un programa de corte similar en Radio Progreso, llamado Mi danzón, aunque existen otros espacios en varias emisoras del país.

El realizador dice resueltamente que le gustaría mejorar aún más la propuesta y complacer a los públicos que piden constantemente abordar con mayor profundidad las problemáticas actuales del género. De igual modo, desearían hacer más remotos, actividades fuera de la emisora, y participar en más eventos musicales.

Por su parte, Denise Leyva, la realizadora de sonido de Danzón Cuba, dice que trabajar en este programa le ha permitido acercarse mucho más a esta parte de la cultura cubana que no conocía, porque es muy joven.

“He aprendido mucho. El equipo me ha formado sobre este género, el cual me parecí un poco extraño por mi corta edad. Pienso que mi trabajo acá ha sido importante porque existe un vínculo mágico entre el locutor y el realizador de sonido.Y de eso nos damos cuenta muchas veces solamente los que estamos haciendo esta actividad.

“Sin embargo, cuando disfrutas lo que haces no hay muchas partes difíciles. Aquí se hace un trabajo de mesa y todos nos ponemos de acuerdo. Sugerimos cosas y vamos formando la estructura del programa sobre la marcha”, resalta Leyva.

Rescatar y mantener el danzón como parte de la tradición musical cubana supone una necesidad imperiosa en los tiempos actuales, donde se impone el acceso a lo foráneo, el alcance por Internet y la irrupción de la globalización cultural.

Para René González Dussac, locutor y fundador del espacio, se necesita mucho un programa de este tipo en la radio cubana y, sobre todo, que los jóvenes se integren a esta tendencia.

“Danzón Cuba le ha abierto las puertas a nuevos talen tos, como Alejandro Falcón, que incursionan exitosamente en este género. Creo que eso es muy positivo y permitirá que el género siga vivo y aportando nuevas ideas”, señala el locutor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 8 =

| Newsphere por AF themes.