envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La adolescencia a través del lente provincial

Tele Pinar produce un espacio cuyo foco temático son los adolescentes
Una calle, mil caminos

Una calle, mil caminos

En diversos espacios de debate, académicos, artísticos y comunitarios, se ha hecho énfasis en la necesidad de producir más programas cubanos pensados y dirigidos a la adolescencia.

Esta es una etapa muy compleja, por múltiples razones psicológicas, sociales, culturales, que demanda (desde el punto de vista de la realización artística) un alto nivel de investigación de los rasgos particulares que definen a este tipo de público.

La televisión nacional de Cuba tiene en su haber un grupo de espacios que han sido destinados a las y los adolescentes, y que, a pesar del paso del tiempo, continúan marcando la memoria colectiva de los que hoy rondamos los 30 años.

Blanco y negro ¡No!, Mucho ruido, Enigma de un verano, Coco verde y las diferentes ediciones del multipremiado Una calle, mil caminos (que afortunadamente tendremos en nuestras pantallas en este período estival) constituyen muestras de cuánto se puede lograr cuando se logran las sinergias necesarias entre el guion, la producción, el elenco actoral y la dirección.

Otro tipo de producciones más modestas se han realizado, para este público, desde los telecentros del país.

Tele Pinar es un buen ejemplo en este sentido. Su programa Te veo aquí, con una duración de 12 minutos, se propone motivar la discusión en torno a temas de relevancia en estas edades.

Las relaciones intrafamiliares, de amor e intergrupales, la imagen estética, el uso del lenguaje y las actitudes violentas en el medio social son algunos de los ejes que han guiado el debate semanal.

La conducción del espacio se encuentra a cargo de cuatro adolescentes que saben manejar adecuadamente los diferentes registros y tempos del guion, en el cual se incluye un tema musical y una sección enfocada en la literatura.

Esta última, denominada Páginas sueltas, promueve en cada emisión la lectura de un libro que aborde alguna temática de interés para los televidentes de estas edades.

Programas como estos podrían nutrirse mucho a partir de los estudios que el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas y el Centro de Estudios sobre la Juventud han realizado acerca del uso del tiempo libre de la adolescencia cubana, así como de sus hábitos y modos de socialización en la vida cotidiana.

Con ello el guion y la dirección de Te veo aquí (a cargo de Zenaida Monteagudo) potenciaría su capacidad de diálogo sobre y con los adolescentes de la isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 − tres =

| Newsphere por AF themes.