envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La Aurora de Cuba: la inolvidable Estervina dice adiós

El aplauso fue su mayor premio y ese lo obtuvo a cada instante
Aurora Basnuevo

Aurora Basnuevo

Anuncia la radio cubana muy temprano en la mañana que La Mulatísima ya no se estará más…, que su contagiosa risa no inundará los rincones de las casas cubanas, que las imágenes de San Nicolás del Peladero, entre otros valiosos aportes a la escena cubana, se mantendrán en el recuerdo de unas cuantas generaciones que estamos obligados a mantenerla viva. Parecería imposible, pero lo cierto es que la Estervina, de Alegrías de sobremesa, esa actriz de regia cubanía, partió a otra dimensión.

La matancera de Calimete supo ganarse el corazón de Cuba. Incursionó en el teatro, la televisión, el cine, y por supuesto, en la radio hizo historia. Su Estervina, llegó hasta Angola, y así con su frescura habitual, regaló alegría y confianza en un futuro mejor a los jóvenes combatientes cubanos; por eso su figura se tornó indispensable en más de una brigada artística que hacia tierra africana marchó.

Temas como Juan me tiene sin cuidado y el Patito vanidoso encontraron en la voz de la versátil artista otra plausible potencialidad. El amor hacia los niños, hacia la música cubana, su andar por el humor, su gracia e ingenio para saltar de lo dramático a lo humorístico le llevó a ostentar los Premios Nacionales de Radio, Televisión y de Humor. Pero lo más importante, ganó en incontables oportunidades el Premio de la Popularidad, no solo por estadísticas cuidadosamente seleccionadas, sino por ese sonreír a su encuentro de cada cubano. Ella fue una aurora para esta Isla, donde la gente reconoce al verdadero artista, más allá de nombramientos.

El aplauso fue su mayor premio y ese lo obtuvo a cada instante. Junto a Mario Limonta, en las esferas personal y profesional, fue una figura que el pueblo respetó y aplaudió, porque son símbolos de autenticidad.

A Aurora le damos las gracias por tantas jornadas de dicha y felicidad en los diversos escenarios que brilló con su presencia. Estamos en deuda ante tanta entrega. Siempre habrá momentos para recordarte, ya que despedirte, definitivamente, jamás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + dos =

| Newsphere por AF themes.
Telegram
Correo