envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La excelencia hace gala en la llanura matancera

Con más de cuatro décadas al aire, Radio Llanura de Colón apuesta por mejorar sus propuestas y acercarse más a su audiencia
Radio Llanura de Colón

Radio Llanura de Colón

Puede parecer pura casualidad o una jugada feliz del destino. Pero resulta curioso que Tamara Carvajal Domínguez, directora de la emisora Radio Llanura de Colón, tenga de vida el mismo tiempo que esa institución colombina.

Ambas vieron la luz en 1974, cuando el interés por llevar una señal radiofónica con un alcance bastante amplio pasó de ser un sueño y se convirtió en una realidad para transmitir los pormenores de ese municipio y de territorios aledaños.

Mucho tienen que contar los protagonistas de este medio. Suficientes éxitos avalan el quehacer de los realizadores y directivos de ese medio del centro este matancero. Más de 40 años pesan al narrar historias, satisfacciones, frustraciones o retos.

Sin embargo, las experiencias al servicio de la información y el entretenimiento no constituyen un punto final para echar una mirada retrospectiva. Por tanto, la directora prefiere enfocarse en el presente de la emisora y sus proyecciones futuras.

“Yo llevo un año y medio al frente de la emisora y eso constituye un desafío pues debo continuar el trabajo de Amado Amador, quien estuvo al frente del centro durante 27 años, y de Ana Gloria Triana, quien dirigió la emisora por otros ocho años.

“Radio Llanura de Colón ha sido Vanguardia Nacional durante ocho años consecutivos, y ostenta disimiles distinciones y reconocimientos. Este municipio tiene una amplia cultura radial y hemos logrado unir a muchas personas, entre ellas a los miembros del club Eddy Martin, con quienes tenemos un intercambio permanente. Pensamos que ese comentarista deportivo tenía una gran valía, y poseía valores éticos y profesionales”, destaca.

Para Carvajal constituye un reto muy grande asumir la dirección de un medio que cuenta con mucho prestigio en esa localidad matancera, porque “las circunstancias en el país son muy diferentes en comparación con años anteriores.

“Estamos buscando la manera de hacer una nueva radio que base sus propuestas en los resultados de estudios científicos y metodológicos. Queremos poner nuestro trabajo en función de una verdadera calidad.
“No es un secreto para nadie el reto que tenemos frente a diferentes medios de comunicación, no solo la televisión sino también Internet. A eso se le suma el uso que muchos hacen del paquete de programas.

“Todo ello atenta contra la radio, pero la emisora busca posicionar su imagen basándose en la labor profesional, investigativa, artística y periodística de un personal de 62 trabajadores”, asegura.

La emisora colombina transmite 14 horas ininterrumpidas, de seis de la mañana a ocho de la noche, por la frecuencia 101.1 de la FM. Comienza con el espacio informativo Buenos días Llanura y concluye con el musical variado De aquellos tiempos. Posteriormente, continúa en encadenamiento con la emisora provincial Radio 26.

Dispone de un kilo de potencia que le ha permitido reportar niveles de audiencia en pueblos como Limonar, Martí o en municipios cienfuegueros como Aguada de Pasajeros. Hace años atrás transmitía por AM, pero cambió a una nueva frecuencia cuando se adquirieron nuevos equipos.

En cuanto a la programación de la emisora, Carvajal dice sentirse bastante complacida, pues la audiencia corrobora su satisfacción a través de estudios realizados por el departamento metodológico.

“De todas maneras, pienso que toda obra se debe perfeccionar. Queremos mejorar nuestros programas informativos, y eso lo hacemos a través de la preparación de nuestros directores y periodistas. Sería muy provechoso, además, disponer de una mayor cantidad de horas de transmisión para ser una radio de referencia y llevar a la audiencia lo que verdaderamente quiere y necesita.

“Contamos con profesionales que han pasado cursos en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en La Habana, y estamos trabajando ahora en encontrar la mejor forma de producir documentales sonoros. Asimismo, estamos digitalizando la fonoteca con el apoyo de Radio 26.

“La programación está balanceada porque tenemos espacios informativos, musicales variados, programas para la mujer, los niños y los jóvenes. Por tanto, hay un equilibrio que permite al oyente mantener la audiencia todo el día. En fin, hemos alcanzado muy buenos logros y seguimos apostando por mejorar nuestro trabajo”, concluye Carvajal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + nueve =

| Newsphere por AF themes.