envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La llanura matancera se divierte con Sintonía Directa

La revista de variedades fue en 2017 el programa más destacado de Radio Llanura de Colón

Apostar por el bienestar de la familia, aconsejar sobre los más disímiles temas, entretener con iniciativas novedosas y divertirse con sugerentes propuestas: objetivos esenciales de Radio Llanura de Colón cuando logra ponerse en Sintonía Directa con los oyentes, cada domingo, de 7:30 a 11:30 de la mañana, por la 101.1 de la FM.


Concebido como una revista de variedades, este espacio se erige en la actualidad como el más sobresaliente de esa emisora matancera, y en el 2017 logró convertirse en el mejor programa de esa planta radial, debido a las diferentes secciones que lo componen, incluidas noticias, chistes, consejos, música. Su secreto está en la interacción con los oyentes. Su meta, divertirse.

Cuatro horas al aire pueden parecer demasiado tiempo para algunos, pero el colectivo del espacio entiende que la dinámica del programa, la frescura de los debates, el intercambio con los oyentes y la espontaneidad de los conductores hacen de esta revista el complemento ideal para entretener a una audiencia que trasciende la llanura matancera y se torna universal, diversa, exigente.

Según Oraida Bergantiño, directora del programa, Sintonía Directa es una revista de variedades con una función fundamentalmente recreativa, que pretende orientar a los oyentes, inculcar valores humanos y acercarse a la sensibilidad de las personas, a través de los sentimientos, la emoción y la reflexión.

“El programa tiene una audiencia definida que nos ha pedido en ocasiones extender el horario; pero hacer un espacio en vivo es todo un reto porque hay que entregarse con pasión, cuidar cada detalle, estar pendiente de lo que se hace, y tener en cuenta lo que la gente quiere a esta hora de la mañana. En el colectivo siempre estamos disfrutando y escuchando a los oyentes, que ya son como una verdadera familia”, sostiene Bergantiño.

Para la directora, la retroalimentación con los públicos es esencial, en tanto supone puntos de vista imprescindibles para mejorar la calidad de la propuesta y hacerla más competitiva y sugerente.

“Nosotros nos comunicamos con los oyentes a través de misivas, nuestra página oficial en Facebook o por teléfono, nos proponen muchos temas interesantes. Ese intercambio nos gusta mucho y a veces nos sorprende la manera en que lo hacen, porque sentimos que nos siguen y les gusta lo que hacemos”, indica.

Antes de dirigir Sintonía Directa, Bergantiño se desempeñaba como asesora de programas, pero este espacio le ha dado la posibilidad de crear y colocarse al frente de un colectivo que considera muy unido en empeño y propósitos.

“A pesar de nuestros éxitos, creo que todo lo que uno hace es mejorable. Nosotros hemos moldeado algunas secciones con el tiempo, para hacer el programa más atractivo. Aun así, considero que sería muy bueno incrementar la interacción con los oyentes y acercarlos más al programa. Eso podría enriquecer nuestro trabajo y ampliar el club de fans que tenemos”, precisa Bergantiño.

Sintonía Directa es un ejemplo ostensible de que en la radio cubana se puede hacer mucho si se le imprime dedicación y profesionalismo, y este criterio es ampliamente defendido por Yoslen Arguiz, uno de los conductores que asegura haber aprendido mucho desde su incorporación al equipo hace más de tres años.

“Este espacio llegó a mí para enseñarme y darme la oportunidad de agregar ingredientes nuevos a un producto que nos parece incompleto cada domingo.  Sintonía Directa necesita mucho de la audiencia para nutrirse. La comunicación constante con los oyentes es imprescindible para tratar de incorporar sus criterios, gustos y necesidades a nuestros guiones.

“Hay que saber acercarse al público de manera inteligente y convencerlo con su propio lenguaje, que no es solamente el lenguaje cotidiano de Colón, porque nuestra audiencia supera los límites de la ciudad. Eso nos compromete con un estilo diferente y es una gran responsabilidad”, indica Arguiz.

Para el locutor enfrentar el micrófono es difícil para cualquier programa, pero Sintonía Directa es un espacio que se disfruta, porque es “una fiesta, una revista de variedades que me permite el intercambio que no me ofrecería ningún otro.

“Puedo llegar a mucha gente y me ha aportado en todos los sentidos, como persona, locutor y periodista. Aquí no se puede prescindir de ninguna especialidad: hay que estar comprometido con ser un buen profesional desde el punto de vista periodístico y como realizador radial, porque tienes que saber de todo un poco.

“Es necesario defender que los recursos imprescindibles para hacer radio lleguen oportunamente para favorecer ese proceso de comunicación entre los medios y sus diferentes públicos”, subraya Arguiz.

Por su parte, Yanet Morejón refiere que Sintonía Directa ha sido una escuela para ella, la ha guiado profesionalmente, y cada vez le exige más como locutora.

“Es un espacio bastante largo que requiere un gran esfuerzo: hay que matizar la voz, hacer boletines, contar chistes, presentar una nota conversacional, establecer interacción con los oyentes. Es el espacio que ofrece algo diferente cada domingo, porque informamos y recreamos a una audiencia que se siente muy identificada con nosotros. Como revista de variedades tiene de todo y está muy bien estructurado. Pienso que para continuar brindando nuestra propuesta hay que seguir apostando por la interacción, la amabilidad, el profesionalismo, el conocimiento”, indica Morejón.

Arturo Expósito, realizador técnico del programa, insiste en que este es un espacio completo, divertido y dinámico, muy diferente a otros de la emisora.

“En un informativo suelo encerrarme en la cabina y el esquema está predeterminado, están las voces de los periodistas, grabadas o en vivo; pero en esta revista hay más vuelo creativo y eso me gusta. Puedo improvisar y hacer cosas distintas, es más abierto y el trabajo con la música, es muy divertido.

“Todos los espacios tiene sus características de realización, pero Sintonía Directa es la revista de variedades que me permite relajarme. Estoy seguro que logra entretenernos a nosotros, como miembros del colectivo, pero también divertir a los oyentes. Ese es su principal objetivo y lo hemos conseguido todo este tiempo”, concluye Expósito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 1 =

| Newsphere por AF themes.