envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La locución: un arte de la comunicación

El Sexto Taller Científico Nacional de la Locución sesionó en Camagüey

Elevar la ética y el nivel profesional de los especialistas, efectuar una adecuada selección del personal en los medios de comunicación, incrementar los intercambios académicos y crear nuevos espacios de superación sobresalieron como puntos fundamentales en los debates del Sexto Taller Científico Nacional de la Locución, que tuvo lugar en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, en Camagüey, entre el 17 y el 19 de marzo

Luego de colocar una ofrenda floral al Mayor General Ignacio Agramonte, en el parque dedicado al mambí a escasos metros de la Catedral Metropolitana de esa ciudad, delegados de casi todas las provincias del país, funcionarios del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt) y dirigentes políticos de Camagüey participaron en los intercambios derivados de un grupo de ponencias que trataron inquietudes latentes en torno a la locución cubana.

La presentación “El papel de la locución en la sociedad. La Voz, ¿pilar o escudo?”, de Jaime Massó Torres, locutor de Habana Radio, acercó al público a aspectos relacionados con la voz, los tonos y la entonación a la hora de escoger el personal para trabajar en los medios audiovisuales. El joven abordó hasta qué punto puede asumirse este aspecto como elemento esencial para definir quiénes pueden ser locutores de radio o televisión.

Por su parte, Lizandra Góngora, de Radio Cadena Agramonte, señaló en “Importancia del locutor radial en la conservación del patrimonio camagüeyano”, la manera en que el comportamiento pausado de las personas en esa provincia y sus giros lingüísticos pueden moldear la forma de hacer locución y crear una relación muy estrecha entre emisor-receptor.

En la exposición “Lenguaje y género en la comunicación masiva”, de Mayra González y Lourdes Mazorra, de TV Camagüey, se resaltó la forma en que muchas veces son manejados erróneamente los recursos gramaticales, de manera que se llega a subestimar el rol femenino y priorizar el carácter masculino de la comunicación. En este sentido, las locutoras llamaron la atención sobre la necesidad de “democratizar” los productos comunicativos en aras de potenciar la igualdad de género.

Daiteré de los Ángeles Valois, locutora de Radio Bayamo, abordó en la ponencia “El locutor como patrón del lenguaje y del comportamiento social”, las causas del mal uso del lenguaje, y exhortó a los colegas presentes a cuidar la manera de conducirse ante un micrófono y lograr una comunicación más efectiva.
En tanto, la joven María Karla Villar, locutora de Habana Radio, señaló en “Palabras que no son nuestras” las formas en que los medios de comunicación del país se apropian a veces de extranjerismos mientras pidió atender la necesidad del uso correcto de vocablos foráneos.

Jorge Luis Matos, realizador de Radio Arte, presentó la ponencia “Publicidad televisiva, diseñadores de voces”, en la cual estableció un nexo entre esta especialidad de la comunicación y la palabra hablada.
El programa del evento también incluyó las conferencias magistrales “Voces radioeufónicas”, de Arnaldo Coro, periodista, profesor e investigador de los medios de comunicación; “Voces nuevas en los medios de comunicación”, del escritor y comunicador Alberto Ajón León; así como la exposición de Luis Álvarez Álvarez, miembro de la Academia Cubana de la Lengua.

Después de las ponencias, los participantes debatieron acerca de la importancia de hacer una buena selección de las voces para la locución, tener en cuenta la habilidad y cultura de cada persona. Asimismo, plantearon el deseo de buscar la integralidad entre todos los medios de comunicación y atemperar la locución a los nuevos tiempos.

Los delegados coincidieron en la importancia de denunciar las malas prácticas que están dándose en el ejercicio de la profesión, como la poca calidad de algunos profesores, la presencia creciente de locutores con escasa preparación y el intrusismo profesional.

Algunos manifestaron que en ocasiones los directores de televisión prefieren escoger como locutor de un programa a periodistas poco capacitados para este oficio, o al artista de moda que sale en la telenovela del momento, en detrimento de profesionales formados en el ejercicio de la locución.

Por otra parte, apuntaron la relevancia de la cultura integral de los aspirantes a locutores, de manera que el mensaje pueda llegar exitosamente a los receptores, no solo a través de la voz, sino también de sólidos conocimientos generales.

Según Idania Martínez Grandales, locutora de la radio y la televisión nacional, es necesario vincular el lenguaje hablado con el escrito, pues esta relación es imprescindible para expresar las ideas de manera adecuada.

“Un locutor no puede hablar bien si no escribe bien. Hay que entender que existe una relación directa ente escritura y oralidad. Por ejemplo, el uso indiscriminado de las subordinadas está muy extendido y los signos de puntuación no se están empleando bien. Todo ello influye negativamente en la entonación y en el sentido del mensaje.

“Es importante no emplear palabras con significados desconocidos que obliguen al televidente a acudir a un diccionario. Además, se están empleando innecesariamente los tiempos compuestos y los gerundios. Yo creo, en suma, que la gramática correcta es necesaria para que la exposición tenga buena claridad. La locución es un arte de la comunicación”, destacó Martínez.
 
Los delegados analizaron la función de los consejos artísticos, pues no ocupan el lugar que merecen y una parte de los profesionales del medio no los tienen en cuenta ni los respetan. Subrayaron, además, que no siempre los mejores graduados de los cursos de locución ocupan los mejores puestos en los medios, y los exámenes deben hacerse en cabinas, frente a programas, como ocurre con los aspirantes a directores y asesores.

Casi al finalizar el evento se efectuó una ceremonia para premiar a las mejores ponencias y expositores. En este sentido, el Primer Premio correspondió al locutor y realizador Luis Hidalgo Ramos, de Tele Pinar, con su presentación “La investigación: ¿primera luz en el camino rumbo a la dirección de locutores?” El Gran Premio lo recibió Omar Lincoln George Carpi, de Perlavisión, con la ponencia “Algunas consideraciones sobre redacción y estilo en la elaboración de textos periodísticos”.

Según María Lina Grau Espinosa, presidenta de la sección de Locutores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y Secretaria General de la Federación Hispanoamericana de Locutores, este evento representó, una vez más, el espacio preciso para el intercambio necesario de ideas y experiencias en torno a una especialidad imprescindible en los medios de comunicación cubanos y del mundo.

“Este año las ponencias tuvieron una calidad extraordinaria y es muy bueno que el encuentro se haya desarrollado en Camagüey, una ciudad histórica de la locución cubana. En esta ocasión dedicamos el encuentro a José Luis Cadenas Arango, locutor insigne de esa tierra y Artista de Mérito del Icrt. Este evento será inolvidable y agradecemos el apoyo que recibimos en la provincia, tanto de la radio y de la televisión, como de las instituciones del gobierno”, precisó Grau.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − cinco =

| Newsphere por AF themes.