envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La radio del siglo XXI: un nuevo mundo

A propósito del Día Mundial de la Radio, a celebrarse cada 13 de febrero, entrevistamos a varios profesionales de este medio en Cuba para conocer sus experiencias y desafíos en el trabajo

“Nuevo mundo, nueva radio” es el tema escogido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, sus siglas en inglés) para celebrar el Día Mundial de la Radio en el 2021. En un contexto donde la información es el cuarto poder, este medio de comunicación, con más de 110 años de permanencia, representa una puerta de acceso al universo noticioso, así como un camino de conocimiento para la toma de decisiones, el bienestar individual y colectivo.

“El sonido siempre tiene una fuerza poderosa como la música, la voz, se puede decir que mueven el mundo. El sentido del oído capta una sensibilidad mayor”, nos dice el poeta y repentista Roly Ávalos Díaz, quien trabajó escribiendo décimas cantadas sobre al acontecer noticioso en el programa Haciendo Radio, de gran prestigio y audiencia en Radio Rebelde.

Su experiencia en ese espacio le permitió a Ávalos Díaz entender la valía de las transmisiones sonoras como plataforma abarcadora e inclusiva de saberes. “Aprendí someramente los lenguajes radiales, cierta terminología que se manejaba, un idioma en común que era íntimo y, al mismo tiempo, público. Aprendí cuál era el poder y el alcance de la voz, la responsabilidad que tienen los locutores, lo significativo que es amenizar un espacio como ese, sus códigos, la velocidad, el rigor, la audacia que se necesita para improvisar y no solo en décimas”.

Asimismo, una vivencia similar a nivel profesional tiene la periodista Ofelia Sandar Valles, de Habana Radio. Trabajar en la emisora conocida como La Voz del Patrimonio Cubano ha sido, desde su visión como reportera, un ejercicio de disciplina y constancia, con muchas satisfacciones.

“La radio para mí es todo”, confiesa, “es el medio de prensa donde me he desarrollado por 32 años. Estoy enamorada de la radio, a pesar de lo difícil que es, porque con la voz, los sonidos y hasta los silencios tienes que captar la atención de los oyentes. He trabajado en tres emisoras con diferentes estilos y perfiles, lo que me ha obligado a prepararme mejor en cualquier esfera de la vida”.

La obra colectiva

Desde el año 2011 se instituyó el Día Mundial de la Radio como una fecha a celebrar por la importancia de ese medio en las comunicaciones y su incidencia social. Para su debido éxito, en tiempos de extrema conectividad, es indispensable tener en cuenta aspectos como la evolución, la innovación y la conexión. Hablamos de tres pilares reconocidos por la Unesco con el propósito de mantener el alcance y la efectividad de las radiodifusoras en cualquier país.

Igualmente, la radio se ha convertido en una oportunidad de crecimiento para disímiles trabajadores. Así lo confirma Yanelys Despaigne, especialista en investigaciones sociales en Radio Taíno: “para mí ha sido una escuela formadora en muchos sentidos: en disciplina, en tiempos de entrega, porque hay necesidades que son urgentes, inmediatas, no están planificadas y hay que asumirlas.

“Trabajo en el área de investigaciones, pero he tenido que ser asistente, ayudar en la realización de una producción musical para una situación excepcional. Tengo una visión muy amplia de todas las profesiones que confluyen en la radio y, sobre todo, me ha dado una visión del trabajo en equipo. No hay una obra individual en la radio, todo es resultado del colectivo y eso es un aprendizaje, una enseñanza que siempre tengo presente”, reconoce Despaigne.

Escuela de periodismo

El periodismo, como ejercicio de compromiso con la verdad y el deber de informar desde varios soportes, incluye a la radio dentro de su perfil laboral. Desde la visión del reportero Yoel Almaguer, “cualquier estudiante de periodismo que se gradúe —y esto pudiera parecer un cliché— debe pasar por la radio. Te permite llegar a más público, pero, además, puedes hacer podcast. La radio te brinda lo que te puede brindar cualquier otro medio”, asegura.

Uno de los primeros trabajos de Almaguer siendo licenciado consistió en redactar y ser reportero del Noticiero Nacional de Radio. Se trata de una oportunidad de lujo para desarrollarse en su profesión. “Lo que aprendí allí me ha servido después en los lugares que he tenido que estar. Debido a esa misma inmediatez de la radio no tienes que esperar un horario para sacar la noticia, tienes espacios todo el tiempo para decir lo que está pasando al momento, en un lugar determinado”.

Por su parte, Ofelia Sandar Valles comenta que el periodismo radial le ha permitido conocer a destacadas personalidades de la cultura y otras esferas tanto nacionales como extranjeras. “Recuerdo con especial cariño la entrevista que realicé a Plácido Domingo cuando estuvo en Cuba para ofrecer un concierto, que por fuerza mayor no se pudo realizar”, afirma.

“Habana Radio, donde actualmente trabajo, me ha dado la oportunidad de conducir y dirigir, por primera vez en mi carrera, un programa semanal los jueves de 6:00 p.m. a 7:00 p.m., que me ha exigido mucho, porque es el programa de la parrilla de la emisora que se ajusta a cualquier tema y eso demanda una preparación extra”, añade la también promotora cultural.

Volver a la radio

Las jornadas satisfactorias de Roly Ávalos Díaz en Radio Rebelde hicieron posible su regreso a las transmisiones sonoras, esta vez en Radio Progreso. El actor, dramaturgo y locutor Maikel Chávez lo contactó para formar parte de una nueva iniciativa correspondiente al programa Siempre contigo, de La Onda de la Alegría. El trabajo del poeta consistió en escribir décimas dedicadas a Fidel y su relación con la cultura, el deporte, la medicina, los niños, entre otros temas.

“Se hizo de una forma menos directa para respetar los protocolos de la pandemia y los que participamos en ese proyecto lo hicimos a distancia, lo mandamos por WhatsApp. Un reto por muchas razones, al final acepté y no me arrepiento. Fue bastante intenso también. Me recordó un poco ese ritmo laboral en Radio Rebelde”, explicó Ávalos Díaz.

“He podido conocer el medio desde adentro y ha sido un gustazo siempre y me parece que se puede trabajar de muchas maneras y desarrollar este medio de formas inimaginables, súper creativas. Es un medio que sorprende y que no han podido derrotar pese a su apocalíptico augurio. La radio ha quedado, no importa que haya existido la televisión y el cine, la radio siempre ha estado ahí y seguirá”, precisa el joven intelectual.

Con una visión muy parecida, Yoel Almaguer asegura que, si le preguntaran cuál es su medio preferido, apostaría sin dudarlo ni un segundo por la radio. “Me hace sentir menos solo, me permite la imaginación, me deja el aquello de soñar también, de tener espacio, y la veo incluso hasta más cerca de mí, más asequible también”, asevera.

Los motivos para quedarse junto a los programas y espacios de este medio son más que suficientes: información novedosa, acompañamiento musical, entrevistas a personalidades, ritmos y conexiones que llegan como una fiel compañía para hacer más cortas las distancias desde la fuerza del sonido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 4 =

| Newsphere por AF themes.