envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La Radio Joven busca acercarse más a los públicos

Desde el intercambio teórico-práctico se busca la interacción de los programas con sus audiencias

Desde hace varios años se desarrolla en la ciudad de Pinar del Río el Encuentro y Concurso de Jóvenes Radialistas “La Vuelta Abajo”, cuya sexta edición realizada a finales de 2018 tuvo como tema central los programas juveniles y de participación. La cita que se dedicó al III Congreso de la Asociación Hermanos Saíz, constituye el espacio idóneo para mostrar la calidad de los productos radiofónicos. Con la premisa de estimular la excelencia y profesionalidad en la creación de las nuevas generaciones de realizadores, los participantes debatieron temas medulares para la radio joven hoy en Cuba.

En una entrevista concedida a En Vivo, Yusley Izquierdo Sierra, presidente del comité organizador, comentó sobre los objetivos de este tipo de eventos “La Vuelta analiza en esta ocasión la participación de las audiencias en la programación radial, a raíz de una sugerencia de la representante de la UNICEF en Cuba, quien participó en la quinta edición. Analizamos cómo lograr que nuestras audiencias tengan una participación más activa en nuestra programación radial pero también dentro de la sociedad, cómo lograr que nuestros jóvenes realizadores, hoy con una alta responsabilidad, hagan la radio más parecida a su tiempo”.

El también jefe del grupo de comunicación de Radio Guamá comentó sobre las categorías del concurso. “El evento se concentra es tres grandes categorías: programas informativos, programas destinados al público juvenil y propaganda directa. Los informativos son los que mayor representatividad tienen dentro del certamen, con temáticas diversas. Algo relevante en esta oportunidad es la osadía con la que los realizadores abordan temas sensibles de la sociedad. Tenemos programas que son muy conservadores en su manera de hacer y otros muy atrevidos, y es ese contraste lo que enriquece el concurso”.

Hacer la radio joven desde el análisis

Como parte de las actividades de “La Vuelta Abajo”, Jairo Alberto Pacheco Crespo (Sancti Spíritus) y Léster Rodríguez Arocha (Villa Clara) realizaron el taller “Programas para jóvenes y de participación. Aciertos y desaciertos”. Acerca de su presentación explicó Jairo: “La radio visual es muy importante, ya el locutor y los realizadores se acercan más al público usando las nuevas tecnologías, los sitios institucionales y las redes sociales, el mundo transmedia va ganando espacio, por lo que aunque seamos radio también tenemos que crear nuevos contenidos. Ya no somos el medio tradicional de escucha, pues los jóvenes utilizan todos los medios y así tenemos que ser nosotros”.

Además apuntó: “Hay que estudiar y aprender a utilizar las mediaciones. Un proceso en el que tienen que intervenir todos, hay que entender que los sitios web no son del Departamento Informativo, esto es algo que ha entendido la Radio Cubana y en ello está trabajando. Hay que segmentar al destinatario juvenil. Hay que hablarle desde todos los ámbitos, visitar las escuelas, hablarles y que participen los jóvenes. En ello juega un papel primordial el director del espacio. Tenemos que despojarnos de lo habitual, ya las audiencias no son las mismas”.

Para Manuel Alejandro (Holguín), “aún no tenemos la mentalidad abierta para crear nuestros espacios, por ejemplo los jóvenes están constantemente en la redes sociales son prosumidores y también productores de contenidos constantes. La mejor participación de un programa es contar con la opinión de los jóvenes, pero no la tradicional (vía telefónica), las emisiones radiales tienen que estar en las redes y en internet, falta la visión de pensar y hacer cosas diferentes que no son imposibles. Es fundamental contar con una estrategia de comunicación global pero particularizarla, pues hay que estar donde se están gestando las conversaciones juveniles”.

Indira Iglesias, delegada de Radio Taíno, brindó las experiencias de esta emisora en la generación de contenidos para la plataforma radial pero también para su marca en internet. “Es necesario socializar las ideas y las estrategias comunicacionales que hoy se están realizando en las emisoras, pues se está haciendo mucho pero no lo suficiente. Poco a poco hay que ir involucrando a los colectivos de programas, no pude ser una maratón de que todos nuestros programas estén en las redes, hoy están los de más audiencia para mantenerlos actualizados, pues en este mundo la constancia es muy importante y la idea es que nuestra radio ocupe todos los espacios posibles”.

Por su parte, Ángel Felipe Machín, de Radio Guamá, expuso cómo esta planta radial aborda temáticas importantes en los dramatizados Cito el ejemplo de la realización del seriado de seis capítulos sobre la historia constitucional, “muy gustada y lo novedoso está en la forma que se concibió el guion. Lo más importante es no estar ajenos al cambio”, subrayó.

A continuación aparece un resumen de las intervenciones acerca de varios temas analizados durante el encuentro de la radio joven.

Radio: participación y construcción social de la realidad. Apuntes para el debate

Léster Rodríguez Arocha: “La radio precisa de cambios en su programación y en sus realizadores. Uno de los peligros es que estamos reproduciendo los contenidos que radiamos en internet y esa no es la idea, hoy los cambios repercuten en todos para transformar los modos de la comunicación mediática, solo así podremos tener una radio más participativa. Se trata de pensar de otros modos para llegar a otro tipo de participación que aún considero está distante”.

Yaima Machado: “Existe aún una mentalidad muy esquemática, y es fundamental motivar, esa es la palabra: motivación, de nuestros realizadores junto al conocimiento y la creatividad. Nuestro objetivo es que nos escuchen y acompañar a la audiencia. Hay que pensar si entre nuestros decisores existe la voluntad de cambio”.

Indira Iglesias: “Hay que repensar la radio, es necesario salirnos de los dogmas tradicionales, la AHS nos puede ayudar pero lo más importante es estar cerca del público e insertarnos en todos los espacios en los que están”.

El debate se centró en la importancia de escuchar a las audiencias y realizar propuestas radiofónicas más creativas y parecidas a su gente. La directora de programas Ana Mary Miló, realizadora con más de 12 años de experiencia fundamentalmente en espacios juveniles explicó: “se han dejado de construir programas juveniles de utilidad. Dejamos de darles las noticias y la solución de los problema que hoy tienen; sus preocupaciones tienen que ser el hilo conductor del guionista y de quien dirige y para ello tenemos que tener presente los intereses y, muy importante, medir los impactos”.

La experiencia del programa Conéctate, de Radio Guamá de la emisora anfitriona, constituye un ejemplo vivo del interés de hacer una radio que se parezca cada vez más a sus públicos.

Integración entre decisores y artistas

El Msc. Otto Braña, director de Radio Taino, ofreció una conferencia como parte de la capacitación de los trabajadores del Instituto Cubano de Radio y Televisión para la gestión del patrimonio y la memoria histórica de la entidad a directivos, realizadores, especialistas y fonotecarios de Pinar del Río. Braña también intercambió con los jóvenes radialitas y aportó valiosos criterios desde su experiencia. “Trabajamos con el mismo Manual de calidad con que trabaja la Radio Cubana en general, existe una competencia real que desplaza a la que no gusta. El programa que pierda audiencia se analiza y, si no tiene que estar, pues no está. Cada emisión tiene que ser fruto del seguimiento, del análisis. Es cierto que a los realizadores no les gusta que los señales, pero el seguimiento e intercambio con el directivo del programa de manera sistemática te brinda la oportunidad de llevar a la audiencia una programación mejor. Hay que salir de la zona de confort, la vida nos llevará a ello, tendremos como impulso la nueva Ley de Comunicación”, resaltó.

Onelio Castillo, director general de la Radio Cubana, junto a Danay del Carmen Martínez, directora nacional de Programación, también intercambiaron con jóvenes radialitas del país asistentes a la sexta edición de “La Vuelta Abajo”.

Hacer la radio joven desde la práctica

Durante todo el evento, las frecuencias de FM de Radio Guamá y su señal de audio en internet transmitieron las obras en concurso. La novedad que trajo en 2018 el evento fue el cambio en el habitual ejercicio práctico que se realiza en cada edición. Esta vez los participantes se dividieron en dos equipos: el primero realizó un programa de participación dedicado a los adolescentes, en el IPVCE Federico Engels. El espacio, que fue transmitido por Radio Guamá dentro de la revista cultural Estamos Contigo, se llamó De Vuelta y Vuelta; contó con novedosas formas de participación como la utilización de la aplicación móvil Zapya. Pero esta vez, mientras un grupo de realizadores realizaron entrevistas a estudiantes de ese centro escolar, otros midieron el impacto de la producción de esta emisión de radio dirigida al público juvenil.

Entrega de reconocimientos

Con la gala de premiaciones, en el café literario La Esquinita, concluyó el VI Encuentro y Concurso de Jóvenes Radialistas, que unió a los protagonistas de la radio juvenil que se hace en Cuba. El jurado, presidido por Pedro Alfredo Castillo González e integrado por Ana María Miló González, Claudia Ledesma Hernández, Jorge Luis Ríos García, y Sándor Hernández Santoyo, sometió a debate las 38 obras presentadas.

El Gran Premio de Juveniles “Nicolás Martínez In Memoriam” fue entregado a Dial a full, de CMHW, de Villa Clara, por lograr un mensaje coherente al público adolescente, apelando a un empleo desenfadado de los recursos sonoros.

Esa misma emisora villaclareña recibió el Gran Premio de Informativos “Jorge López In Memoriam”, por “Martí, por los caminos oscuros”, por mostrar, a partir de la investigación, una arista poco explorada de la vida de nuestro Apóstol, mediante una adecuada selección de las fuentes, la música y otros recursos del lenguaje radiofónico.

Quedó desierto el Gran Premio de Propaganda “Juan Hernández In Memoriam”. No obstante, el jurado consideró otorgar el primer lugar a “Vaqueros del Oeste, dueños del diamante”, de la emisora Radio Juvenil, de Holguín, por narrar un suceso deportivo de significación popular, mediante el rescate del patrimonio sonoro del territorio, y un montaje que imprime ritmo al producto comunicativo.

El segundo lugar lo ocupó “Una golondrina en las escaleras de Jaruco”, de Radio Jaruco, en Mayabeque, por dar a conocer la obra de una artista que dejó su impronta en el paraje montañoso, con una correcta utilización de los recursos técnico-artísticos del medio. En tercer lugar quedó “Área restringida”, de Radio Angulo, de Holguín, por acercarse a una problemática de la comunidad LGBTI poco abordada en nuestros medios de comunicación y hacerlo mediante un montaje sugerente.

Asimismo el jurado decidió otorgar menciones a: “Eduardo Heras León, un simple testigo de su tiempo”, de Radio Sancti Spíritus; “Cuando la vida da otra oportunidad”, de Radio Jaruco; “Mi bisabuelo insurrecto”, de CMHS Radio Caibarién, de Villa Clara.

Los premios individuales correspondieron a: Iván Núñez Pérez (Mejor dirección), por “Martí, por los caminos oscuros”, de CMHW; Yanelis Martínez González (Mejor guión), por: “Vaqueros del Oeste, dueños del diamante”, de Radio Juvenil. El premio en la categoría Mejor locución femenina quedó desierto. Raudelis Martínez Mustelier alcanzó el lauro de Mejor locución masculina, por: “Lo experimental”, de CMKW Radio Mambí; en tanto Iván Núñez Pérez resultó el mejor operador de control maestro por: Dial a full, de CMHW. Anisley Arencibia Blanco destacó con la mejor grabación y edición por: “Una golondrina en las escaleras de Jaruco”, de Radio Jaruco.

El premio colateral Guamá correspondió a “¿Y hasta cuándo falta el agua en Montequín?”, trabajo de la periodista Zorileidys Pimentel, de Radio Guamá, por denunciar, de manera creativa, una situación que afecta a una comunidad pinareña, con acertada estrategia de fuentes y correcta utilización de los recursos técnico-artísticos.

El Premio Uneac, por mostrar una arista poco explorada de la vida de nuestro Apóstol, mediante una adecuada selección de las fuentes, la música y otros recursos del lenguaje radiofónico, lo recibió “Martí, por los caminos oscuros”, de CMHW. En las categorías especiales resultaron galardonados Canta conmigo, de Radio Sancti Spíritus. En tanto el programa infantil La Casa de Tomasa, de Radio Taíno, mereció una mención especial.

Por sensibilizar a la comunidad universitaria con el quehacer radial, el jurado le entregó premio en la categoría de radio universitaria a la crónica “La magia de la Radio”, de Elier Rodríguez Morales, de Radio Stereo Galenos, de la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 6 =

| Newsphere por AF themes.