1 de febrero de 2023

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La radio se suma al debate

El debate radial en Cuba es un texto de la Editorial EnVivo que se adentra en los aspectos funcionales, genéricos y estructurales de este modo de hacer en el medio.
El debate radial en Cuba

El debate radial en Cuba

El debate, como un género más dentro de los medios de difusión, aunque pareciera resultar muy abundante en los lares de la comunicación cubana, todavía no agota en verdad todas sus posibilidades. Aunque asistimos a múltiples programas con especialistas que abordan determinados temas, más el consabido reportaje con las opiniones del pueblo, tal estilo no logra abarcar aun los múltiples alcances y honduras de esta rama comunicativa.

Lo más parecido a un buen debate sería lograr que, sobre un asunto equis, se viertan determinadas opiniones, visiones diversas, contrapuestas y convergentes, especializadas y desde las personas más sencillas, desde perspectivas plurales en general. Quienes hayan sido televidentes de aquellos espacios de La esquina caliente (en un tema como el beisbol criollo siempre hay abundantes y hasta acalorados criterios y desacuerdos), tendrá una idea de cómo funciona lo difusivo.

Por supuesto, las unanimidades y acuerdos lapidarios no son objetivos a anotar, sino la reflexión, las diferencias de ángulos, las múltiples argumentaciones. De tales mareas confrontadas es que nacen las soluciones.
   Por supuesto, la radio es el medio por excelencia para programas de este corte. Así que la editorial En vivo hace un aporte desde su catálogo y suma el libro El debate radial en Cuba, de María de la Caridad Duranza Martínez y Mario Masvidal Saavedra.

Se trata de un material que se mueve por predios teóricos, metodológicos y de riguroso estudio. Desde una perspectiva multidisciplinaria, el volumen se adentra en los muchos aspectos funcionales, genéricos y estructurales de este modo de hacer en la radio y de sus matrices, formatos, posibilidades y variantes posibles en nuestro país.
   Anotemos algunas pautas de las autorías. María Caridad Duranza es graduada como profesora de la especialidad de Lengua Inglesa en la Universidad de La Habana, así como conductora y guionista de programas radiales. Como colaboradora, posee publicaciones en diversos medios especializados y en revistas como Temas y Somos Jóvenes.

Por su parte, Mario Masvidal, también es graduado de la especialidad de Lengua Inglesa en la Universidad de La Habana. Ejerce como profesor en la Facultad de Arte de los Medios Audiovisuales de Comunicación (FAMCA), del Instituto Superior de Arte (ISA). Además, es muy conocido como conductor de varios espacios en la televisión nacional.
   Este libro, como bien apunta en su prólogo Cari Rojas, Directora de Comunicación de la Televisión Cubana, es un estupendo compendio para estudiantes, investigadores, comunicadores y creativos interesados en estas materias. Además del resumen bibliográfico de los estudios sobre la radio cubana, destaca Rojas, en las páginas de la obra encontramos un valioso análisis que introduce una propuesta metodológica de mucho interés para quienes piensan y hacen la comunicación. Así mismo, resulta de gran valía la panorámica y sólida descripción de los programas radiales nacionales, y algunos de allende los mares, que se dedican al debate.
   El título se mueve en diversos aspectos del tema que estudia. Además de lo ya mencionado, hay interesantes abordajes sobre los antecedentes, cubanos y foráneos, de este tipo de espacios. Se desprenden de tal recorrido, el escrutinio sobre las necesarias definiciones, los ejemplos, las necesarias funciones y variantes del debate radial, su conducción, sus cualidades, objetivos y paradigmas ideales. Un muy valioso aporte del libro resulta ser la transcripción de los diálogos de uno de los paneles Último jueves, que por cortesía de la revista Temas se incluye en estas páginas.

Diversos especialistas y asistentes al encuentro (donde hay también opiniones muy autorizadas), analizan la radio, justo como un espacio de debate. Más allá de los acuerdos, resulta muy interesante y aportador adentrarse en el amplio espectro de criterios y argumentos manejados en ese bien nutrido intercambio.
   La necesidad de espacios de confrontación y diálogo en la radio, con amplia participación popular, es un tema que se suma a la obvia responsabilidad social y profesional de los medios de difusión.

En nuestro país, donde tanto hay todavía por hacer en disímiles terrenos del pensamiento y de la propia vida diaria, no huelga la pausa para pensar en tales asuntos. Un libro como este puede ser una muy válida y rigurosa herramienta para colaborar en acercarnos a dicho objetivo. Así pues, la invitación a la lectura de El debate radial en Cuba queda hecha.

error
fb-share-icon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =

| ENVIVO por EDITORIAL DEL ICRT.
EnglishSpanish