envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

“La Televisión y la Radio tienen que ser un espectáculo”

Entrevista con Alain Amador Pardo, merecedor del Premio Nueva Generación que otorga la Radio Cubana

“Desde 1997 hasta hoy, no ha habido un día que no haya tenido que hacer cosas frente al micrófono”. Así iniciaba la conversación que duró pocos más de veinte minutos, pero les confieso bastante entretenida.

Alain Amador, presentador de Radio y Televisión, recuerda que las primeras inclinaciones artísticas fueron escribiendo. “En la primaria, ya yo empezaba a tener la necesidad de escribir las ideas que estaba pensando, incluso en un lenguaje de ficción, le daba vida a animales y un poco movida por la influencia de la literatura que llegaba a mí en esa edad; donde había moralejas y una labor de comprensión de ciertos pasajes de la vida”.

Continúa diciendo el locutor que “es en cuarto grado específicamente que se crea un grupo de teatro en la primaria, cuando aquello había una formación de artistas aficionados muy fuerte y recuerdo que en ese grupo montamos una obra que se titulaba El conejito descontento, del dramaturgo, profesor e investigador Freddy Artiles Machado.

“Como éramos niños al fin, nos aprendimos todos los personajes. Y ese profesor de teatro me enseñó a modular la voz para diferenciar un personaje de otro. Yo creo que desde el empirismo fue la primera formación que tuve en el trabajo de voces”.

En la cabina de transmisión de Radio Taino conversamos sobre los primeros pasos en el mundo profesional de la Locución; trabajó como colaborador en Radio Metropolitana, como locutor de Cadena Habana, Radio Ciudad de La Habana entre otras emisora capitalinas.

También se dedicó a trabajar por 12 años en Radio Reloj. Al respecto comentó que “para muchos ese es el lugar donde uno va a retirarse, yo lo hice al revés, yo me curtí en la lectura a primera vista, en la intencionalidad, en la interpretación.

“En 1997 un grupo de jóvenes diseñamos un proyecto de programa para el Festival de la Juventud y los Estudiantes de ese mismo año. Yo era uno de los guionistas y el día que salió al aire por primera vez el programa con el perfil del Festival, me dice la directora que el locutor no podía venir y asumí el reto. Ese día salió por el éter La voz del Festival y fue mi primera experiencia en la locución, frente a un micrófono con un guion en la mano. A partir de ahí no he parado de hacer cosas”.

Alain Amador Pardo se desempeña como locutor de doblaje, radio, televisión, audiodescriptor del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Desde el 4 de noviembre del 2010 trabaja en el programa De Mañana, de Radio Taino. Realizó una Licenciatura en Historia, Historia del Arte, Crítica de Arte y Conservación del Patrimonio Artístico, así como un Máster en Realización Audiovisual, en el Instituto Superior de Arte de Cuba.

Nos confiesa que menos realizador de sonido, ha obtenido todas las habilitaciones y evaluaciones que tiene el sistema de la Radio, entiéndase asesoría, dirección de programas y locución. Para él “la Televisión y la Radio tienen que ser un espectáculo”.

Consejo siempre para los que se inician
“Yo creo que no deben encasillarse en ningún tipo de rol, de programa o género, aun cuando la especialización existe, creo que la versatilidad ayuda mucho a saber cuáles son tus barreras, tus limitaciones, incluso cuáles son tus cartas de triunfo a la hora de hacer un espacio de cualquier corte, informativo, cultural, musical, entre otros. Y esa manera de yo ver la vida tan ecléctica, de hacer varias cosas al mismo tiempo me ha dado garras, seguridad en mi trabajo profesional”.

Continúa diciendo este periodista, escritor y realizador que “el locutor es un actor, o sea, no es un lector de tabaquería; el locutor no es un decidor, es un intérprete de un contenido, de una ideología, de un recurso de comunicación, que puede ser efectivo o no en la medida en que seas capaz de aprovechar esas herramientas”.

Para Amador es ley un consejo que le brindara Roberto Fernández Sánchez, locutor que identificó durante muchos años Radio Cadena Habana: “para ser locutor y para hacer cualquier cosa en la vida, se necesitan dos cosas; primero mucha perseverancia y segundo, creértelo”.

Amador agradece mucho a grandes profesionales de la Comunicación que dejaron improntas en su vida como Ana Nora Calaza, Edwin Fernández, Nilda Collado, Nelson Moreno de Ayala, entre otros.

Premio Nueva Generación
Alain Amador, entre anécdotas y memorias de su trayectoria, comentó sobre su impresión al recibir el reconocimiento a su labor durante 20 años.

“Es bueno saber que desde la Radio también se hacen labores de reconocimiento a los artistas. Qué bueno ver que yo desde mi todavía juventud puedo ser capaz de respirar el mismo aire, de coexistir, de aprender de todas esas personas que también fueron agasajadas en el Estudio N. 1 de Radio Progreso.

“Nueva Generación es un compromiso con todas esas personas que trataron de visibilizar la radio, desde su pequeño rincón, desde esa frecuencia mínima que puede parecer un número frío, pero detrás hay un contenido enorme, y también saber que para aquellos que les corresponde hacer justicia tengan en cuenta la labor de los jóvenes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 2 =

| Newsphere por AF themes.