envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Los rostros de Verónica Lynn

La reconocida y aplaudida actriz Verónica Lynn celebra este 7 de mayo de 2021, 90 años de vida
Verónica Lynn

Verónica Lynn

Santa Camila de La Habana Vieja, Luz Marina en Aire Frío, ambas obras de teatro versionadas para televisión y radio, y por supuesto, Doña Teresa en Sol de Batey o la madre de Rachel en La Bella del Alhambra, la muestran única, exacta y orgánica, regalando, sin dudar, lo que el público espera encontrar en un artista: la verdad. Esa es Verónica Lynn, Premio Nacional de Teatro en 2003, de Televisión en 2005 y ganadora de otros tantos reconocimientos por regalarnos momentos inolvidables desde el cine y el teatro.

Nació con la primavera, el 7 de mayo de 1931, y fue bendecida por la propia sensibilidad de una estación que se vincula con las flores y el amor. La imprescindible actriz no gusta de los grandes calificativos por su auténtica sencillez, aun cuando resulta difícil hablar de ella sin recordar su inigualable talento para convencer en cualquiera de sus interpretaciones.

La vitalidad, empuje, capacidad de mirar hacia adelante y de crecerse ante cada proyecto, así como su poder de seducción en el momento de interpretar otras vidas resulta impresionante y conmovedor. Son nueve décadas las que cumple este 7 de mayo de 2021 y para ella la edad nunca ha sido impedimento, cuando se trata de crecer como actriz. En una entrevista ofrecida hace diez años atrás, la misma Verónica confiesa: “Los ochenta años no son para mí una carga, sino una edad que me parece bonita, porque tengo el cariño y ese respeto que ojalá sigan acompañándome. Y saberme querida y respetada me hace sentir una gran responsabilidad. Con mi trabajo y con mi público”.

Es la misma Verónica ante sus alumnos y ante la vida misma: su palabra de orden es hacer y hacer con excelencia cada empeño. Es la más genuina expresión de que actuar significa otro modo de vivir y trascender en plena capacidad de trabajo. Por eso ningún personaje suyo se parece a otro, cada uno explora zonas del sentimiento que la singularizan de manera personal.

Los cubanos se han apropiado de su propia Verónica Lynn y la recuerdan en aquellas escenas que más les hayan marcado, tal vez porque en todas parece como si actuara, especialmente, para cada espectador. Por esas razones sus seguidores volverán a aplaudirla desde casa, porque su cumpleaños 90 es también una fiesta para Cuba.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × dos =

| Newsphere por AF themes.