envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Lucho Bermúdez en la radio y la TV cubanas

El director e intérprete musical colombiano conoció La Habana en 1952
Lucho Bermúdez

Lucho Bermúdez

Al poco tiempo de creada la televisión en Cuba, vino a La Habana Lucho Bermúdez (Luis Eduardo Bermúdez Acosta). Llegó con 50 años, quería conocer de cerca la gran ciudad de la cual le habían hablado tanto.

Fue director e intérprete musical colombiano, considerado uno de los más representativos e insignes del país. Popularizó e internacionalizó ritmos como el bolero, la cumbia, el porro y el merecumbé.

El maestro era de Bogotá, en 1939 logró formar su Orquesta del Caribe. Se dedicó a conocer los ritmos de la música caribe colombiana, para adaptarlos a ese formato musical.

Apenas con cuatro años aprendió a tocar el flautín de la mano de su tío José María Montes, quien descubre el interés y capacidades innatas de Lucho y estimula su aspiración de ser músico.

Vivió en El Carmen de Bolívar hasta los nueve años, cuando su madre decide mudarse a la ciudad de Santa Marta, donde alrededor de 1920 perteneció a la banda militar del Regimiento Córdoba. Aprendió a tocar el trombón, el piccolo, la tuba, la trompeta, el saxofón y el clarinete. Se convirtió en el director musical de la Orquesta A Número Uno, cuyo propietario era José Pianetta Pitalúa.

Hacia 1948 se radica en Medellín, allí trabaja de planta en el Hotel Nutibara, en el Club Campestre y como Director artístico musical de la emisora “La Voz de Antioquia”.

En Medellín acompañó a Pedro Vargas, Eva Garza, Miguelito Valdés, Avelina García y Toña La Negra, entre otros artistas famosos de la época. La capital antioqueña se convirtió en la sede discográfica más importante del país y allí grabó el tema “Salsipuedes” que lo convirtió en un auténtico ídolo popular. En Medellín vivió 15 años.

Durante 1952 fue invitado a participar en el Festival de Música Latinoamericana de La Habana, organizado por el Maestro Ernesto Lecuona. En Cuba grabó cuatro temas con la RCA Víctor, dirigió en la RHC Cadena Azul la Orquesta de Bebo Valdés y en el Canal 4 de la Televisión, la banda de Ernesto Lecuona.

Entre 1952 y 1954 Bermúdez vivió en Cuba y México con su orquesta promocionando su música a nivel internacional. En México conoció a Dámaso Pérez Prado, a Celia Cruz. A Benny ya lo había conocido en La Habana y en México, el Bárbaro del Ritmo le grabó, en 1951, una versión del porro colombiano “San Fernando”.

Amistad con Benny Moré
Lucho Bermúdez y el Benny se conocieron en Cuba en 1952, exactamente en la RHC Cadena Azul con el estreno del ritmo “Batanga”, de Bebo Valdés. Luego, en 1955 vuelven a encontrarse en la visita del Benny a Colombia, el encuentro fue apoteósico, en el Club Campestre de Medellín, con botellas de ron cubano por medio.

El lunes 17 de agosto, se unieron en una presentación en el Club San Fernando, allí escuchó nuevamente el porro “San Fernando, homenaje de Lucho al Club”.

“Quiso la casualidad -reveló Lucho- que Benny y yo coincidiéramos tres veces en la vida, en momentos muy decisivos para ambos. Cuba y Colombia se unían a través de la música nuestra”.

El Ministerio de Cultura de Colombia, mediante decreto, declaró el año 2012 como como año «Lucho Bermúdez», con el fin de rendir homenaje a su vida y obra a través de diferentes expresiones culturales en todo el territorio nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + 16 =

| Newsphere por AF themes.