envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Luis Felipe Martínez: Una personalidad en el anonimato

Talentoso realizador de sonido que destacó por su trabajo en la radio y la televisión cubanas
realizador de sonido

realizador de sonido

La radio tiene el poder de ocultar a sus artífices, incluso a quienes cada día frente al micrófono esparcen su voz por toda Cuba y allende a los mares, haciéndose familiares a sus oyentes.

Luis Felipe Martínez Martínez,1 huérfano en la adolescencia y hermano mayor, trabajó incansablemente para procurar la subsistencia familiar. La tutela de una tía le permitió iniciar el bachillerato, mientras que su tránsito por la residencia de los dueños de El Encanto le puso en contacto con música diversa en una vasta discoteca.

El triunfo de la Revolución le abrió múltiples oportunidades, se incorpora a disímiles organizaciones sociales en tanto reinicia los estudios.

Desde 1960, era auxiliar en el Departamento de sonido de la extinta CMQ Radio, donde descubre los efectos sonoros, la edición de cintas y la musicalización de programas emitidos en vivo o grabados, labor que requiere una profusa cultura musical.

Pero este hombre humilde tenía más talento, sensiblidad y ansias de superación de las que mostraba y los directores Julio Lot, Odilia Romero, Isabel Aida Rodríguez, Gaspar Arias y González Gaspar descubrieron sus cualidades.

Al año siguiente compite con quince aspirantes a la plaza de musicalizador y la gana.  De inmediato recorre variados géneros: Noticiero Primera plana, variados, culturales, históricos; propuestas para niños, jóvenes o mujeres.2

Desde 1962 enfrenta las primeras radionovelas -de Ely Menéndez y Dora Alonso- en Radio Liberación3, mientras musicaliza en los canales 6 y CMBF TV: La novela de las 104, Tía tata cuenta cuentos, Amigo y sus amiguitos, Sombras chinescas y La mesa está servida.

Al dividirse las actividades de radio y televisión  permanece en Radio Liberación5, donde alterna los programas Cita romántica y Cocina al minuto6, con su trabajo en la Comisión de análisis de la programación y entre 1973-1976 la de Calidad.

Entre 1976 y 1985 recibe, uno tras otro, diecisiete premios en los Festivales de la Radio y la Televisión cubanas y en el Premio Caracol, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

En los años ochenta, cuando Radio Arte reedita El derecho de nacer,7 Luis Felipe la musicaliza, labor que asume como un reto y un honor. Su hermoso resultado fue premiado.

Recorrió el país con las Comisiones de Evaluación, impartió clases,8 colaboró en puestas teatrales,9 ballets,10 tesis universitarias; integró jurados,11 musicalizó menciones radiales-televisivas y hasta ganó una competencia de habilidades en  musicalización. Mientras, preside la Sección de sonidistas y editores de Cine, Radio y Televisión en la Uneac.

Para 1980 posee el mayor nivel de su especialidad y pertenece a la Unión de Mimos de Cuba, donde musicaliza La carpa azul, de Erdwin Fernández.

Así, quien parecía destinado al anonimato, logró notoriedad pública y engrandeció su experiencia en los programas donde participaba incesantemente. Por ello, en 1982 fue delegado al III Congreso de la Uneac.
En 1988 establece un hito con la radionovela La parranda.12

Se jubila en 1990 y, en sus últimos años, le vimos junto a Lizett Vila en la Sección de Cine, Radio y Televisión de la Uneac; gentil, humilde, presto a solucionar las necesidades de los asociados. Ya atesoraba el cariño y la admiración de los profesionales más diversos que conocían su historia13.

Con su partida perdimos, por añadidura, un amigo. Hombres y mujeres de su estirpe han forjado la radio cubana.

Notas:
1 La Habana, 4 de abril de 1925 – ¿?.
2 El mundo de la mujer, dirigido por Sol Pinelli.
3 Denominación ulterior de CMQ Radio.
4 Hizo suplencia en ¿Por quién doblan las campanas?
5 A ella sumó: Radio Progreso, Radio Rebelde y Radio Arte.
6 Ambos dirigidos por Sol Pinelli.
7 Luis Felipe se forma en la misma planta donde Félix B. Caignet estrena esta obra en 1948. Se difundió en el 2009 por Radio Metropolitana.
8 Consejo Nacional de Espectáculos: Maestro de oficios y de superación técnica a cubanos y extranjeros.
9 Movimiento de aficionados de las Fuerzas Armadas: Musicaliza la puesta en escena de El torturador, luego premiada.
10 Teatro Nacional: Musicaliza el ballet Huapango.
11 Premio Caracol Uneac. Desde su fundación en 1979, antes de crearse el Festival.
12 Junto a Ana Nora Calaza musicaliza en estudios con instrumentos y en la calle. Hasta entonces toda la música era grabada. Ambos dictan conferencia en Casa de Las Américas.
13 Ejemplos: Distinción por la Cultura Nacional, Diploma Nicolás Guillén. Fue integrante del Consejo artístico de Radio Arte y Premio Nacional de la Radio Cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco + diecisiete =

| Newsphere por AF themes.