envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Marta del Río o Finita

Recuento de la vida profesional de la destacada actriz cubana
Marta del Río

Marta del Río

Cuando la llamamos para concretar una entrevista para el sitio En Vivo, se sorprendió, pero enseguida aceptó, y dijo que para ella era un honor que la entrevistaran.

El día acordado nos presentamos en su acogedora casa; allí también se encontraba el actor Norberto Blanco, a quien también habíamos contactado y nos dijo que lo viéramos en la casa de Marta, pues son vecinos.

La primera conversación, por supuesto, fue con Martica. Ella, gustosa, contó que desde pequeña se disfrazaba, improvisaba personajes y se confeccionaba sombreros para sus actuaciones. Estaba en la escuela primaria y participaba en todos los eventos artísticos que había en su amada escuela en 10 de Octubre, barriada de La Habana.

Su primer mentor en la formación artística fue Santiago García Ortega, un actor de la época. Luego ella se presentó en la Asociación de actores y matriculó el curso de actuación; no olvida a su maestro, el excelente actor Ángel Espasande.

Menciona que en ese momento, constituía requisito indispensable en el paso a profesional, acumular 42 actuaciones en un año en cualquier medio: radio, teatro, televisión y hasta en circos.

Debuta en la sala Hubert de Blanck con la obra “Un cuarto lleno de rosas”, bajo la dirección de Cuqui Ponce de León, y ya en la televisión lo hace en un programa humorístico que tenía un elenco de primera, con actores ya consagrados como Julito Díaz y Agustín Campos.

A partir de entonces, tuvo en televisión una carrera vertiginosa, pues la llamaban para varios programas entre los que destacan: Conflictos humanos, Sueños de mujer (que compartía con la inolvidable Gina Cabrera) y Esta es tu vida (con Lilia Lazo, muy reconocida en los espacios televisivos).

Trabajó en varios unitarios como Una luz en el camino, que escribía Iris Dávila y dirigía Vázquez Gallo. En el primer programa de este estilo debutó con un personaje que todavía recuerda con mucho cariño, llamada Rosa María.

Además, interpretó varios roles en La Comedia del Domingo, y debuta en un programa que hizo época en la televisión: Casos y cosas de casa, con Jorge Félix y Normita Suárez. Esa aparición en la pequeña pantalla, como apunta Josefa Bracero en su libro sobre la televisión, les cambió el nombre, pues para los televidentes era el espacio de Finita y Jorge (Guardiola, personaje que luego encarnó José Antonio Rivero.

De sus memorables apariciones en la televisión durante el espacio Grandes Novelas, destacan sus interpretaciones en Fortunata y Jacinta, Doña Perfecta, y Yerma. Igualmente recuerda con amor y nostalgia su personaje en Si no fuera por mamá y asegura que marcaron su vida actoral los roles en los dramatizados: Algo más que soñar, Julito el pescador, En defensa propia y Rosas a crédito.

Participó en varios cursos de superación dentro del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

De igual forma, Marta del Río trabajó en emisiones de Radio Progreso: La novela de las dos y Estudio cuatro, que escribía Alberto Luberta; así como en el dedicado a las mujeres que se tituló Nosotras, ella compartía la conducción con Pastor Felipe.

Igualmente incursionó en el teatro, específicamente en la Sala Talía participó en varias obras del teatro universal dirigida por Cuqui Ponce de León y Adolfo de Luis. Y después de muchos años de no aparecer en las tablas protagonizó El premio Flaco, notable obra de quien fue un mago de la escena, el actor y dramaturgo Héctor Quintero.

En el cine trabajó con el multilaureado director Fernando Pérez en el filme “Hello Hemingway”, estrenado en 1990, donde interpreta a la Doctora Martínez; luego, intervino en el largometraje de ficción “Tres veces dos”.

Encarna a Lila, en la segunda historia, dirigida por Lester Hamlet, que compone la cinta, que fue presentada en el 2003.

Ha recibido distintos reconocimientos, entre ellos: Vanguardia Nacional, el Premio Nacional de Televisión, Fundadora de la televisión, varios premios de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y Caricato, la réplica del Machete Mambí de Máximo Gómez y muchos más.

Esta es Marta del Río: actriz, esposa y madre ejemplar y realizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + diez =

| Newsphere por AF themes.