envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Mi esposo favorito, de Joaquín Condall

El genial director de TV creó uno de los programas de mayor rating en su época

Solo unos pocos creadores pueden prodigarse con el mismo talento en diversos escenarios, géneros y formatos de las Artes Escénicas.

Entre esos privilegiados, estuvo Joaquín Melgarejo Condall, quien fuera actor, guionista televisivo y director-productor de propuestas dramáticas, humorísticas y musicales y durante muchos años, director artístico del más renombrado cabaret cubano: Tropicana (1).

En febrero de 1953 comienza sus transmisiones el canal 2 (Telemundo). Desde agosto siguiente, en esta televisora, Condall se estrena como guionista y productor-director de la comedia de situaciones Mi esposo favorito (martes, 8:30 p.m.) donde sus protagonistas también interpretaban números musicales que alternaban con algunos personajes  secundarios (2).

Ellos eran: La vedette cubana Rosa Fornés, que debutaba en nuestra televisión con este rol, tras una fecunda trayectoria cantando, actuando y bailando en numerosos filmes aztecas y contrajo matrimonio.

El actor y cantante lírico Armando Bianchi, quien había recorrido el teatro en América Latina.

El programa fue patrocinado en un inicio por la transnacional norteña General Motors y, finalmente, por la cervecera cubana Cristal.

Como entonces la empresa Telemundo S.A. aglutinaba el canal 4 (Televisión Nacional), muy pronto este espacio habitual se difundió por sus frecuencias.

Desde el principio se le señalaron semejanzas con la serie norteamericana patrocinada en ese país por la cigarrera Phillips Morris, el espacio de mayor rating en esa nación (3).

En 1953, la Fornés y Bianchi fueron electos “Miss y Mr. TV” en el Festival televisivo habanero y el programa fue seleccionado por la crítica como mejor programa cómico del año.

Para el 14 de noviembre de 1954, sus libretos se orientaron hacia el telemaratón destinado a los niños pobres, organizado por el Canal 4, donde lideraba el rating.

El 28 de diciembre de ese año —Día de los Inocentes— Condall crea una gigantesca inocentada: en el terreno que actualmente ocupa el Coliseo de la Ciudad Deportiva, en el Cerro, apareció un platillo volador construido en una noche.

En el clímax de la aglomeración popular y de fuerzas policiales se abrieron sus escotillas dando paso a los protagonistas de Mi esposo favorito disfrazados de extraterrestres, cantando el cha cha chá “Los marcianos llegaron ya”, de la orquesta América (4).

La broma culminó con la detención de artistas y creadores por algunas horas. Ello no impidió que el rating llegara a 60 puntos (record en la época).

En mayo de 1955, Condall intentó vender los libretos de Mi esposo favorito en Los Ángeles, California, Estados Unidos.
Durante su segundo aniversario lideraba la programación del Canal 4, pese a sus recesos en un trimestre anual, ya que la Fornés y Bianchi cumplían compromisos internacionales.

Para enero de 1956, realiza un control remoto desde el cabaret Montmatre, donde se eligen las modelos del programa quienes también participan en los carnavales. Aunque pretendía emitirse hasta septiembre (5), culmina su difusión en la televisión cubana en el mes de junio. Posteriormente inicia una gira por México, patrocinada por anunciantes de ese país.

Desde enero de 1975, en su espacio habitual se difunde Cuquita, la secretaria, protagonizada por Lilia Lazo, con guión y dirección de Condall.

Así culmina la primera y exitosa experiencia televisiva de este creador que se destaca de igual manera en la televisión comercial como en la de servicio público que comienza en 1960.

Fueron tantos sus aportes, que en el 2003, cuando se realiza la primera edición del Premio Nacional de Televisión en Cuba, entre los elegidos se encuentran Joaquín M. Condall y Rosa Fornés.

Pero esa es otra historia…

Notas:

(1) En Tropicana estuvo por más de 15 años continuos, desde 1970. A mediados de los años 80 del pasado siglo, dirigió allí, entre otros espectáculos, Sabor a Cuba.
(2) Ejemplos: Concepción Papa, Rogelio Hernández y Herminia de la Fuente. Armando Bianchi debutó en la televisión cubana como el primer galán de nuestras telenovelas en La novela de TV (CMQ TV), desde octubre de 1952.
(3) Protagonizada por Lucille Ball y Desi Arnaz, quienes en 1955 fueron condecoradas por el Estado cubano con la Orden Carlos Manuel de Céspedes. Desde enero de 1958 se difundió subtitulada en español por CMBF TV (entonces canal 4) revelando las diferencias entre su argumento y el de la serie cubana.
(4) Entre ellos: Rosa Fornés, Armando Bianchi, Rogelio Hernández y Marta Veliz —modelo de la cerveza Cristal— a quien llamaban “La mujer del meneíto”.
(5) Cuando la Fornés y Bianchi viajaron a España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once + 18 =

| Newsphere por AF themes.