envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Molina en alguna parte

Las redes sociales desbordan de fotos y palabras de quienes compartieron con él. Un actor cuya obra bien pudiera resumir parte de la historia del cine cubano y la televisión

La cultura cubana sigue de luto. No han pasado dos días de la partida física de Adalberto Álvarez y amanecimos con otra impactante noticia, el fallecimiento del destacado actor Enrique Molina. Una vez más la Covid-19 arrebata otra vida. Sin distinción ni rostro, el fatídico virus nos obliga a enfrentar momentos muy crudos y conmovedores.

La ausencia del hombre recio se siente en la pantalla. Las redes sociales desbordan de fotos y palabras de quienes compartieron con él. Un actor cuya obra bien pudiera resumir parte de la historia del cine cubano y la televisión.

Enrique Molina, con 78 años de edad al momento de su fallecimiento, cosechó un vasto desempeño como actor en el teatro, el cine y la televisión.

En la memoria de los cubanos persisten sus actuaciones magistrales en el espacio del dramatizado con telenovelas como Tierra BravaLa Cara Oculta de la Luna, En silencio ha tenido que ser, entre otras producciones.

Por su parte, el teatro rememora puestas en escena como El Carrillón del Kremlin, mientras que en el cine destacan sus papeles en largometrajes como Contigo Pan y Cebolla, El hombre de MaisinicúUn Paraíso bajo las EstrellasBarrio CubaEsther en alguna parte, por solo mencionar algunas de sus interpretaciones.

Por su labor actoral fue merecedor del Premio Nacional de Televisión 2020, Premio ACTUAR por la Obra de la Vida (2018) y el Título Honorífico en la primera edición del Premio Enrique Almirante en el 2015. También obtuvo en el 2014 El Gallo de Oro y las Cien Flores, en China (el equivalente al Oscar en Asia), en la categoría de mejor actor extranjero en el filme Esther en alguna parte, dirigida por Gerardo Chijona.

Molina pasó a nuestros ojos a través de personajes con carácter bravío, soberbio y hasta áspero. Cada uno lo encarnaba como si fuera el último, modificaba su alma y su cuerpo. Logró que los papeles mas insignificantes traspasaran la pantalla y eclipsaran a muchos personajes.

Tanto la televisión como el cine cubano sienten su partida. No es para menos. El Silvestre Cañizo de Tierra Brava y sus tantos personajes en teleseries cubanas, dejaron una impronta en la cultura popular. El actor tiene más que ganado el corazón del pueblo, no solo por su talento actoral, sino por su personalidad carismática y humilde.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + uno =

| Newsphere por AF themes.