14 de julio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Palabras, palabras, palabras

No hay afirmación más errónea que aquella que asegura que una letrica no cambia nada, que no importa.
el español

el español

La palabra etario, ria es un adjetivo proveniente del latín aetas que significa edad. En español esa palabra significa perteneciente o relativo a la edad de una persona y así decimos período etario, franja etaria y dicho de varias personas que tienen la misma edad, o sea, grupo etario.

La palabra erario que solo tiene una letrica diferente es un sustantivo masculino que no tiene relación alguna con la edad y que significa hacienda, en su acepción de conjunto de las rentas, impuestos y demás bienes de cualquier índole regidos por el Estado o por otros entes públicos. Se usa también como sustantivo para referirnos al lugar donde se guardan dichas rentas y como adjetivo y ya en desuso significó contribuyente o tributario.

Para seguir con las afirmaciones erróneas, hace unos días mientras conversaba con algunos amigos se escuchaba tenuemente esta canción: miro la garúa y mientras miro, gira la cuchara de café, en la bella voz de Rocío Durcal. Uno de los presentes aseguró que la garúa era una palabra inventada por los argentinos para esa canción. Por supuesto, esa afirmación es un error.

Garúa entra en el español de América del portugués dialectal caruja que significa niebla. En el español americano es un sustantivo femenino que significa llovizna y garuar es el verbo intransitivo e impersonal que significa lloviznar, se conjuga como actuar y se usa en Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Ni garúa, ni garuar son usados en Cuba, pero tenemos una forma bella y metafórica para designar la manera fina y suave de llover que es el verbo cerner. Este proviene del latín cernere que en esta lengua significa separar. Este verbo entre otras acepciones tiene la de separar con el cedazo la harina del salvado o cualquier otra materia reducida a polvo, de manera que lo más grueso quede sobre la tela y lo más fino caiga al sitio destinado para recogerlo. Esa lluvia muy fina parece esa sustancia cernida, por ello, también cerner significa como verbo intransitivo e impersonal llover suave y menudo.

Por último, quiero referirme a los términos médicos traqueotomía y traqueostomía y que designan dos procedimientos quirúrgicos diferentes y que en apariencia solo se diferencian por una letrica. El primero designa una incisión quirúrgica de la pared de la tráquea para extraer un cuerpo extraño o para intervenir en el interior de la tráquea. Al final de la intervención el cirujano cierra el orificio, a menos que el propósito de la intervención sea la traqueostomía que es la operación quirúrgica que consiste en la apertura permanente de la tráquea mediante la incisión de su pared anterior, seguida de la colocación de una cánula en su interior, a fin de garantizar la ventilación pulmonar.

Esta distinción entre estos dos términos aparece en el diccionario de la Real Academia Española a partir de su última edición en papel del año 2014.

Cuidemos siempre esas letricas que sobran, faltan, se cambian o se omiten y de esta forma ayudaremos a conservar la limpieza de nuestro idioma.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =