22 de julio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Palabras, palabras, palabras

La gramática española ha clasificado los verbos en transitivos, reflexivos, copulativos, predicativos, irregulares; pero existen también el grupo de aquellos que se las trae y son los que tienen características tan especiales que son difíciles de conjugar.
La gramática española

La gramática española

La gramática española, muy acertadamente, ha clasificado los verbos en transitivos, reflexivos, copulativos, predicativos, irregulares, según el criterio que se siga, la significación del verbo, la estructura morfológica de este u otras características de esta clase de palabra.

Seguramente ustedes incluirán algunos de estos verbos en una nueva clasificación, el grupo de se las trae. Son verbos que tienen características tan especiales que se las trae conjugarlos.

En este grupo ocupa el primer lugar el verbo satisfacer y hace unos días leí:

Estas medidas no satisfacerán a todos.

Aquí hay un error en la conjugación del verbo satisfacer. Este es un verbo de  irregularidad muy específica y por esta razón las gramáticas lo consideran de irregularidad especial. Para conjugarlo debemos usar todo su morfema lexical, o sea, hasta la f, satisf, y los morfemas constitutivos del verbo hacer.

Entonces, el futuro de indicativo de satisfacer no es satisfacerán, sino satisfarán. Así será en toda la conjugación. En presente de indicativo será: satisfago, satisfaces, satisface, satisfacemos, satisfacen o satisfacéis y satisfacen. Y así con este método de morfema lexical de él y constitutivos de hacer conjugaremos todos los tiempos simples de indicativo y subjuntivo.

Por supuesto, como este verbo está en el grupo de se las trae, hay que estar a la viva en el pretérito de indicativo que se conjuga así: satisfice, satisficiste, satisfizo, satisficimos, satisficieron o satisficisteis y satisficieron.

En los tiempos compuestos se usa el participio irregular satisfecho y el verbo haber como auxiliar conjugado en el tiempo que necesitemos: hemos satisfecho, hubo satisfecho, hayamos satisfecho y así en indicativo o subjuntivo.

En imperativo tiene dos formas en singular que son: satisface o satisfaz y mucho cuidado con la z final, al igual que en haz, imperativo de hacer. En plural es satisfaced o satisfagan para nuestra norma.

Como pudimos comprobar no es un verbo fácil de conjugar, pero con empeño y mucho cuidado podemos hacerlo bien.

Hay además otro grupo de verbos que se clasifican como de irregularidades especiales. Entre ellos aparecen: hacer, caber, ser, ver, ir, estar, venir, yacer entre otros.

Quiero referirme también al verbo roer que es de irregularidad mixta y presenta tres formas distintas en la primera persona del singular del presente de indicativo y en todo el presente de subjuntivo, de las cuales es regular la primera e irregulares las otras dos. Entonces este verbo también puede incluirse en el grupo de se las trae.

En presente de indicativo se conjuga así: roo, roigo o royo todos para la primera persona y luego de la segunda en adelante singular y plural, roes, roe, roemos, roéis o roen y roen.

En subjuntivo presente es aún más complicado pues se conjuga así: roa, roiga o roya; roas, roigas o royas; roa, roiga o roya; roamos, roigamos o royamos; roáis, roigáis o royáis y roan, roigan o royan.

Satisfacer y roer son verbos muy difíciles de conjugar, pero nosotros podemos hacerlo bien porque los estudiaremos cuidadosamente.

Utilizar correctamente nuestra lengua nos distingue y es un deber que nos complace.

Autor

1 comentario en «Palabras, palabras, palabras»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 5 =