18 de julio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Pasión por el cruce

Hay en nuestra lengua una clase de palabras invariables que conocemos como preposiciones y que se caracterizan por introducir un término, generalmente nominal u oracional, con el que forman grupo sintáctico.
Pasión por el cruce

Hay en nuestra lengua una clase de palabras invariables que conocemos como preposiciones y que se caracterizan por introducir un término, generalmente nominal u oracional, con el que forman grupo sintáctico.

El uso de las preposiciones como el de otra clase cualquiera de palabras está sometido a reglas que no debemos olvidar. Esto nos exige usar la preposición adecuada en cada caso y no omitirla o sustituirla por otra, porque se afectaría o se cambiaría la significación de lo que queremos expresar. Sin embargo, en muchas ocasiones escuchamos o leemos: Marta Álvarez se peleó de Andrés Oviedo en agosto de este año.

Esta elección de la preposición de en el ejemplo anterior es un error que quizás se deba a un cruce entre los verbos pelearse y divorciarse. Cuando se trata de divorciarse, sí usamos la preposición de y decimos o escribimos: Marta Álvarez se divorció de Andrés Oviedo en agosto de este año, pero si usamos el verbo pelearse debemos emplear la preposición con. Entonces, el ejemplo inicial debe ser: Marta Álvarez se peleó con Andrés Oviedo en agosto de este año. Esta sustitución de una preposición por otra pudiera estar relacionada con la significación cercana de ambos verbos, porque divorciarse es una manera de separarse, apartarse y pelearse es enemistarse o separarse en discordia y aunque no siempre, el divorcio genera enemistad o discordia siempre constituye una separación, pero son verbos diferentes y las preposiciones que debemos colocar después de ellos lo son también. Lo correcto es pelearse con y divorciarse de.

Otro cruce que resulta más alarmante aún es entre el adverbio mientras y la preposición entre. En ocasiones escuchamos o leemos: Entre más miro, menos veo. En este caso en lugar de la preposición entre debemos usar el adverbio mientras, porque este significa durante el tiempo en que. Lo correcto aquí hubiera sido escribir o leer: Mientras más miro, menos veo.

La preposición entre denota estado intermedio. Entre dulce y agrio. Denota también como uno de y decimos o escribimos: La cuento entre mis amigas. Puede además expresar idea de reciprocidad: Hablaron entre ellos o cooperación de dos o más personas: Entre tres mujeres cargaron al hombre.

Como podemos apreciar no hay razón alguna para cruzar entre con mientras y lo correcto es: Mientras más miro, menos veo.

Quiero referirme también a las locuciones de balde y en balde. En el español de Cuba usamos en balde que significa gratis, inútil, innecesario o en vano, pero es importante señalar que la locución de balde también es correcta, por lo tanto, aquí no se trata de un cruce entre preposiciones, sino de dos formas del mismo contenido igualmente válidas.

En importante también destacar que este balde no tiene relación alguna con cubo para cargar líquidos o áridos, como bien señala la página del idioma español. Las locuciones en balde y de balde provienen del árabe hispánico y balde en el sentido de cubo es de origen desconocido.

El buen uso del idioma nos identifica y nos distingue. Es por ello que nos esforzamos por hablar y escribir correctamente.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =