13 de abril de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Rafael Amador,  para quien el reconociendo es también compromiso

Rafael Amador Díaz Pérez, Artista de Mérito de la Radio y la Televisión Cubanas, ofrece detalles sobre sus inicios en los medios y quehaceres como asesor, ensayista, poeta e investigador.
Rafael Amador

Rafael Amador

Reconocer el talento y la entrega sin límites, es objetivo del Instituto Cubano de Radio y Televisión, que el pasado dos de junio entregó la Condición Artistas de Mérito de la Radio y la Televisión Cubanas, a una docena de destacados realizadores de diferentes canales y emisoras de la radio y la televisión del país, en gala que tuvo lugar  en la Sala Rubén Martínez Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Uno de los reconocidos, fue Rafael Amador Díaz Pérez, quien se desempeñó como asesor y escritor de programas de Radio Rebelde, y asesor de espacios como “Pasaje a lo desconocido”  y “Al sur del rio Bravo”.

 El radialista aprovechó el momento para entrar en complicidad con su pasado y ofrecer detalles reveladores de  su trayectoria  profesional,  a la Revista En Vivo.

“Fui miembro de la Asociación Hermanos Saiz,  grupo que me permitió intercambiar  inquietudes con otros jóvenes holguineros que como yo llevaban dentro el bichito de la creación y la sensibilidad artística.

Como uno de sus miembros, participé en el taller literario Pablo de Torriente Brau,  y tuve la oportunidad de publicar mis dos primeros poemas de manera muy sencilla, y encontrar  la puerta  a mi verdadera vocación.

Esto es bastante común en los jóvenes que forman parte del gremio, sobre todo,  porque la AHS, representa el primer peldaño para quienes aspiran algún día  pertenecer a la Uneac”, dijo el también acreedor de la Medalla Raúl Gómez García.

¿Cuántas satisfacciones le trae el mundo de la poesía?

Muchísimas, para mí la poesía es una aliada perfecta, una cómplice en todos mis momentos, buenos y malos. Te pongo un ejemplo: en mi juventud me tocó uno de esos zarpazos que te da la vida y fue la poesía de Gabriela Mistral, mi tabla de salvación.

Su libro Desolación, me hizo encontrar resignación a mi sufrimiento,  al saber cómo ella enfrentó su propio dolor. Pero eso no es todo, al mismo tiempo tuvo una influencia directa en mi vocación poética, tanto a la hora de hacer versos, como para lograr mi propio estilo..

Es decir que la poesía como lector me ayudó, pero como aspirante a poeta también me enseñó. En mi caso se cumplió, aquello de que  “la mejor escuela para hacer poesía, es leer mucha poesía”.

¿Cuando presenta sus credenciales lo hace como poeta, narrador, crítico, o investigador?

Lo que más me enorgullece, si bien trabajo diferentes géneros literarios, es dar el crédito  de poeta, aunque la narrativa, el ensayo y la investigación tienen una jerarquía inigualable.

La condición  de poeta para mi es una mezcla de sencillez y misterio, es hacer lo que emana en un cincuenta  por ciento del cerebro y otro cincuenta del corazón, es unir la inteligencia con la sensibilidad, los dos componentes de una poesía lograda, es la combinación de la fortaleza del tronco y las ramas, con la belleza de las flores y los frutos. Es un don misterioso que habita en la propia poesía.

¿Cuándo se inició en los medios?

Aún era estudiante del preuniversitario, fue a través de un curso de redacción periodística, una especie de círculo de interés donde se nos permitía redactar algunas noticias del universo estudiantil. 

Luego hice un curso de guionista de televisión en la televisora de Holguín, Tele Cristal,  y en mil 995, cuando vine a vivir a La Habana, empecé en Radio Enciclopedia y Radio Rebelde. En este último me mantengo como colaborador.

¿Llega a la asesoría por casualidad o placer?

Siempre fue mi deseo ser asesor en los medios, por la similitud de este ejercicio con el de escritor, tanto en la labor perfeccionista, como en su lucha con la palabra, el lenguaje y con la aspiración por pulir al máximo su texto en bruto.

Pero hay más, el asesor como el escritor tiene la responsabilidad de lograr una comunicación verídica, fiable, no exenta de estilo, de lenguaje radial, belleza y armonía en su forma.

Acumula múltiples distinciones y su labor de asesor por más de veinte años es muy reconocida.  ¿En qué medida cada uno de estas distinciones lo impulsa a perfeccionar su labor?

Cuando se te agasaja con un premio o reconocimiento tu colectivo confía más en ti y en el momento de evacuar una duda, van contigo. De maneta que el reconociendo es también compromiso a ser ese profesional que debe ir un poquito más adelante en conocimiento, para no defraudar a otras generaciones de quienes eres referente. También es felicidad porque somos humanos.

El pasado dos de junio recibió la Distinción Artista de Mérito de la radio y la televisión cubanas. ¿Quiénes considera que coadyuvaron al lauro, en el ámbito familiar y laboral?

Todo lo que he sido como persona y profesional se lo debo a mi familia, en especial a mis padres. De ellos aprendí que las personas deben tener aspiraciones, luchar por alcanzar metas y convertirse en un ser dingo socialmente, portadores de valores constructivos y nunca de destrucción, y aunque mis padres ya no están, sus voces me siguen de cerca.

También agradezco a aquellos compañeros de trabajo que me retribuyen con su solidaridad, compañerismo y con el día a día en que nos gestamos como seres sociales.

Conozco de su jubilación, no obstante  sigue ligado a los quehaceres de la radio.

Actualmente mi trabajo es de colaboraciones periodísticas, para las revistas, Así y Estaciones ambas de Radio Rebelde, porque después de asesorar durante muchos años programas variados, en 2mil 22 me jubilé, pero determiné continuar vinculado al medio.

¿Tiene nuevos proyectos literarios?

Trabajo en un poemario, en una novela y en un ensayo, todos ellos inéditos.

Vivimos tiempos difíciles...¿Qué ángel lo acompaña para seguir ofreciendo lo mejor de su intelecto?

Me acompañan en estos tiempos difíciles ángeles y también demonios como a todo el mundo. Por tanto debemos dar espacio a unos y a otros, pues el mundo repartido así, es más armónico

Recuerda que la negación total, como la afirmación gratuita terminan haciéndonos ciegos, como todo lo absoluto, Objetivamente mi ángel es todo lo positivo de la existencia humana y creo también en un lugar sagrado, acogedor  y un tanto infranqueable que me ayuda a dar espacio a ángeles y demonios.

¿Algún mensaje para quienes se inician tanto en la televisión como en la radio? Que no aplacen sus proyectos, ni pospongan sus ideas, porque nunca en los medios estará todo dicho o hecho. Deben saber ponerle el traje nuevo al cuerpo tradicional de la comunicación, como herramienta para triunfar

Reconocer el talento y la entrega sin límites, es objetivo del Instituto Cubano de Radio y Televisión, que el pasado dos de junio entregó la Condición Artistas de Mérito de la Radio y la Televisión Cubanas, a una docena de destacados realizadores de diferentes canales y emisoras de la radio y la televisión del país, en gala que tuvo lugar  en la Sala Rubén Martínez Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Uno de los reconocidos, fue Rafael Amador Díaz Pérez, quien se desempeñó como asesor y escritor de programas de Radio Rebelde, y asesor de espacios como “Pasaje a lo desconocido”  y “Al sur del rio Bravo”.

 El radialista aprovechó el momento para entrar en complicidad con su pasado y ofrecer detalles reveladores de  su trayectoria  profesional,  a la Revista En Vivo.

“Fui miembro de la Asociación Hermanos Saiz,  grupo que me permitió intercambiar  inquietudes con otros jóvenes holguineros que como yo llevaban dentro el bichito de la creación y la sensibilidad artística.

Como uno de sus miembros, participé en el taller literario Pablo de Torriente Brau,  y tuve la oportunidad de publicar mis dos primeros poemas de manera muy sencilla, y encontrar  la puerta  a mi verdadera vocación.

Esto es bastante común en los jóvenes que forman parte del gremio, sobre todo,  porque la AHS, representa el primer peldaño para quienes aspiran algún día  pertenecer a la Uneac”, dijo el también acreedor de la Medalla Raúl Gómez García.

¿Cuántas satisfacciones le trae el mundo de la poesía?

Muchísimas, para mí la poesía es una aliada perfecta, una cómplice en todos mis momentos, buenos y malos. Te pongo un ejemplo: en mi juventud me tocó uno de esos zarpazos que te da la vida y fue la poesía de Gabriela Mistral, mi tabla de salvación.

Su libro Desolación, me hizo encontrar resignación a mi sufrimiento,  al saber cómo ella enfrentó su propio dolor. Pero eso no es todo, al mismo tiempo tuvo una influencia directa en mi vocación poética, tanto a la hora de hacer versos, como para lograr mi propio estilo..

Es decir que la poesía como lector me ayudó, pero como aspirante a poeta también me enseñó. En mi caso se cumplió, aquello de que  “la mejor escuela para hacer poesía, es leer mucha poesía”.

¿Cuando presenta sus credenciales lo hace como poeta, narrador, crítico, o investigador?

Lo que más me enorgullece, si bien trabajo diferentes géneros literarios, es dar el crédito  de poeta, aunque la narrativa, el ensayo y la investigación tienen una jerarquía inigualable.

La condición  de poeta para mi es una mezcla de sencillez y misterio, es hacer lo que emana en un cincuenta  por ciento del cerebro y otro cincuenta del corazón, es unir la inteligencia con la sensibilidad, los dos componentes de una poesía lograda, es la combinación de la fortaleza del tronco y las ramas, con la belleza de las flores y los frutos. Es un don misterioso que habita en la propia poesía.

¿Cuándo se inició en los medios?

Aún era estudiante del preuniversitario, fue a través de un curso de redacción periodística, una especie de círculo de interés donde se nos permitía redactar algunas noticias del universo estudiantil. 

Luego hice un curso de guionista de televisión en la televisora de Holguín, Tele Cristal,  y en mil 995, cuando vine a vivir a La Habana, empecé en Radio Enciclopedia y Radio Rebelde. En este último me mantengo como colaborador.

¿Llega a la asesoría por casualidad o placer?

Siempre fue mi deseo ser asesor en los medios, por la similitud de este ejercicio con el de escritor, tanto en la labor perfeccionista, como en su lucha con la palabra, el lenguaje y con la aspiración por pulir al máximo su texto en bruto.

Pero hay más, el asesor como el escritor tiene la responsabilidad de lograr una comunicación verídica, fiable, no exenta de estilo, de lenguaje radial, belleza y armonía en su forma.

Acumula múltiples distinciones y su labor de asesor por más de veinte años es muy reconocida.  ¿En qué medida cada uno de estas distinciones lo impulsa a perfeccionar su labor?

Cuando se te agasaja con un premio o reconocimiento tu colectivo confía más en ti y en el momento de evacuar una duda, van contigo. De maneta que el reconociendo es también compromiso a ser ese profesional que debe ir un poquito más adelante en conocimiento, para no defraudar a otras generaciones de quienes eres referente. También es felicidad porque somos humanos.

El pasado dos de junio recibió la Distinción Artista de Mérito de la radio y la televisión cubanas. ¿Quiénes considera que coadyuvaron al lauro, en el ámbito familiar y laboral?

Todo lo que he sido como persona y profesional se lo debo a mi familia, en especial a mis padres. De ellos aprendí que las personas deben tener aspiraciones, luchar por alcanzar metas y convertirse en un ser dingo socialmente, portadores de valores constructivos y nunca de destrucción, y aunque mis padres ya no están, sus voces me siguen de cerca.

También agradezco a aquellos compañeros de trabajo que me retribuyen con su solidaridad, compañerismo y con el día a día en que nos gestamos como seres sociales.

Conozco de su jubilación, no obstante  sigue ligado a los quehaceres de la radio.

Actualmente mi trabajo es de colaboraciones periodísticas, para las revistas, Así y Estaciones ambas de Radio Rebelde, porque después de asesorar durante muchos años programas variados, en 2mil 22 me jubilé, pero determiné continuar vinculado al medio.

¿Tiene nuevos proyectos literarios?

Trabajo en un poemario, en una novela y en un ensayo, todos ellos inéditos.

Vivimos tiempos difíciles...¿Qué ángel lo acompaña para seguir ofreciendo lo mejor de su intelecto?

Me acompañan en estos tiempos difíciles ángeles y también demonios como a todo el mundo. Por tanto debemos dar espacio a unos y a otros, pues el mundo repartido así, es más armónico

Recuerda que la negación total, como la afirmación gratuita terminan haciéndonos ciegos, como todo lo absoluto, Objetivamente mi ángel es todo lo positivo de la existencia humana y creo también en un lugar sagrado, acogedor  y un tanto infranqueable que me ayuda a dar espacio a ángeles y demonios.

¿Algún mensaje para quienes se inician tanto en la televisión como en la radio? Que no aplacen sus proyectos, ni pospongan sus ideas, porque nunca en los medios estará todo dicho o hecho. Deben saber ponerle el traje nuevo al cuerpo tradicional de la comunicación, como herramienta para triunfar.

error
fb-share-icon

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 10 =