envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Renaldo Infante Uribazo: Maestro de Radialistas

El reconocimiento le fue entregado en el contexto del aniversario 95 de la Radio Cubana

Por su ejemplo y entrega pedagógica en la formación de las nuevas generaciones, Renaldo Infante Uribazo recibió en días recientes la Distinción “Maestro de Radialistas”, por acuerdo del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt) en el contexto de la celebración de los 95 años de la Radio en Cuba.

Este reconocimiento honra las enseñanzas y dedicación a los medios de un hombre sencillo, comprometido con su labor profesional y con la Revolución cubana.

Sus amigos lo llamamos “La Enciclopedia”, pues cuando tenemos alguna duda, ya sea gramatical o histórica, siempre tenemos que acudir a él. Su vida larga y prolífica en el periodismo comenzó cuando siendo alumno de la Escuela Normal de Santiago de Cuba, escribió para las revistas Hossana y Simientes.

Posteriormente colabora con la emisora CMKR, en el espacio Periodismo Estudiantil. Ya graduado de maestro, comienza a trabajar en una escuela privada, pero continúa con el deseo de escribir y logra que le publiquen algunos trabajos en los periódicos locales: Diario de Cuba y Oriente, sus trabajos siempre eran de crítica. También colabora con la revista Liberad y la emisora de igual nombre, pero deja de hacerlo cuando se produce el golpe de estado de Fulgencio Batista.

En 1953 escribe un programa en la emisora CMKW relacionado con el centenario de José Martí. Era un programa dramatizado y sus protagonistas eran: Enrique Almirante, Magali Alou, Mercy Lara y Raúl Pomares.

Desde 1952 Renaldo denuncia los crímenes de Batista y forma parte de un grupo clandestino en el que se agrupaban: María Antonia Figueroa, Enrique Soto y Eloína Miyares. Entre todos editaron un periódico que se tituló Sin prisa pero sin tregua, el cual enviaban por correo.

En esos momentos Frank País había comenzado a organizar la lucha clandestina en Santiago de Cuba e integra a Renaldo porque sabe que es capaz de escribir lo que está sucediendo en el país.

Durante 1956, después del desembarco del Granma, Infante escribe mensajes entre la sierra y el llano, trabajo que tituló Últimas Noticias.

Frank logra un equipamiento y monta una emisora clandestina en la que trabajan: Renaldo Infante, su hermano Enzo, Miguel Deulofeo y la manejaba el negro Benigno. Se trasmitía a las doce del día. Ya en esa época Renaldo es nombrado jefe de propaganda del Movimiento 26 de julio, junto a Pura del Prado.

Cuando ocurre el asesinato de Frank País, Renaldo escribe sobre este crimen y otros, así como sobre el fracaso de la Huelga del 9 Abril, en el periódico Sierra Maestra.

Infante comienza a ser perseguido por la tiranía y tiene que trasladarse para La Habana, donde su amigo, el famoso escritor Félix B. Caignet, le consigue trabajo como actor en un programa titulado La Novela FAB, patrocinado por Crusellas y Cia.

Pero de nuevo tiene que pasar a la clandestinidad hasta el triunfo de la Revolución. A partir de enero de 1959 escribe en el periódico Revolución, luego regresa a Santiago y lo nombran director y editorialista del periódico Sierra Maestra. Ocupa varios cargos en Santiago de Cuba, sin embargo lo reclaman en La Habana. Aquí trabaja en las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), como redactor del boletín El orientador revolucionario.

Cuando ocurre la Crisis de los Misiles lo nombran Comisario político del otrora Instituto Cubano de Radiodifusión (ICR). En ese momento funda el Noticiero Nacional de Televisión (NTV) y se hace cargo de toda la información. Trabajan con él en este empeño: José Rodríguez Méndez, Néstor Santamarina y Julio Fernández Reyes, entre otros. Los locutores eran: Manolo Ortega, Antonio Pera. En el segmento deportivo estaban Eddy Martin y Rubén Rodríguez. Posteriormente se unieron los compañeros Freddy Moros, Julio Martínez y Roberto Pavón.

El Noticiero contaba con dos emisiones, a la una de la tarde y el estelar a las ocho de la noche. El espacio informativo se diversificó con La Revista del Domingo.

Infante recuerda con especial admiración a Eduardo Mesa, quien estuvo diez años dirigiendo el NTV.

Tiempo después Renaldo pasa trabajar en el Comité Central y posteriormente es nombrado vice presidente del Icrt, también funge como asesor del presidente Nivaldo Herrera.

Su vida se ha mantenido unida a los medios de comunicación. Trabajó en la productora Mundo Latino y en los programas radiales dedicados a temas educativos.

Se jubiló en el 2008 por problemas de salud. Posee varias condecoraciones, otorgadas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias, la Unión de Periodistas de Cuba y del Icrt, así como el diploma aniversario 75 de la Central de Trabajadores de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + 11 =

| Newsphere por AF themes.