envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Rolando Chiong sigue al compás del son

Reseña sobre el actor, guionista y director de televisión

A Rolando Chiong Rivero lo encontramos en el intermedio de una reunión que se realizaba en la Casa del Creador. Se trata de un director en continuo movimiento, como su abanico de guano, prolongación de su mano derecha, y es porque siempre tiene en mente algo dándole vueltas en su cabeza, algo más que hacer, al igual que su hermana, también actriz y escritora para los medios, Lucía Chiong.

 

Son una familia donde el arte corre por las venas, pues de los tres hijos de Rolando, dos de ellos: Sian y Rolandito se han dedicado a la actuación.

Recuento

Rolando hizo sus primeras apariciones en las tablas con pocos años de experiencia y edad, en la década de los ochenta, apadrinado por la Asociación Hermanos Saiz y por ese gran director teatral que fue Tony Díaz.

Nos dice sonriente que había momentos en que no le alcanzaban las horas del día. Trabajó con varios directores, era un actor que se dedicaba a obtener información de todos, los menos y los más experimentados. Posteriormente se fue interesando en la dirección para la televisión, el teatro y el cine.

También se graduó en el Instituto Superior de Arte en la especialidad de Dirección y cursó un postgrado: “El guión: estructuras de superficie y dinámica de contrarios”, impartido en la Uneac.

Estuvo entre los fundadores del primer grupo de teatro profesional en la Isla de la Juventud “TIJO”, en 1976, y bajo la dirección de Tony Díaz; luego pasó al Conjunto Artístico de las FAR, de ahí al grupo teatral de Arte Popular y desde el 2004 está representado por la Agencia ACTUAR.

Trabajó como actor durante todo el tiempo que estuvo en estos colectivos. En 1976 participó en el primer Panorama de Teatro Cubano de Santiago de Cuba y en los Festivales de Teatro de La Habana y Camagüey. Ha trabajado como actor en televisión en series, aventuras y unitarios.

Resulta inolvidable para nuestros televidentes, aficionados o no a las novelas, la puesta en pantalla de la telenovela Al compás del son, escrita por Mayté Vera, en conjunto con Rolando y también con el apoyo de su hermana Lucía.

Esta obra dirigida por Chiong es destacable porque por vez primera en este género se otorga un rol privilegiado a la música tradicional cubana, el son y la trova tradicional. De esta manera se rinde homenaje a los grandes exponentes de la música cubana y a orquestas tan populares que como Anacaona fueron y serán una verdadera institución en nuestro pentagrama musical.

También sobresale en esta puesta en pantalla que actores cantan, bailan o tocan algún instrumento musical, mientras que bailarines actúan y cantan, todos con un gran nivel profesional y con calidad excepcional.

Recordemos a: Vladimir Villar, Félix Beatón, Coralita Veloz, Fernando Echevarría, María Eugenia García, Yoraisi Gómez, Bárbaro Marín, Edith Massola y tantos otros que se crecieron en sus actuaciones. Quedó manifiesta la importancia en la dirección de actores, el guion, el diseño de vestuario, la escenografía y otras especialidades que contribuyeron al alto nivel de la propuesta televisiva que salió en la pequeña pantalla en 2004.  

Rolando en la Dirección de televisión

En los telefilmes de la Asociación Hermanos Saiz: “Amándonos” (1988) y “SOS Rockers” (1989). Dirigió los cortos de ficción: “Vasos comunicantes” (1994), “Cita en la eternidad” (1991), “Astuto como un lobo” (1992); la teleserie “Retablo personal” (1993).

Trabajó en el programa de participación “En Familia” (1998).

Comenzó en el 2000 la dirección y actuación en los dramatizados del programa informativo La vida y sus retos y participó en el teleteatro “Recuerdos de Tulipa”. En 2001 hizo el teleteatro “El Veneno del Teatro” y “Blues Azul”, telefilme de ficción.

Luego dirigió en 2002 los tele cuentos: “Asalto en la noche”, “Sonata para un niño extraviado”, y los telefilmes “Soy tu-yo” y “Blues Azul II”. En 2003, los telefilmes  “Blues Azul” y “Aplausos” y el tele-cuento “El diecinueve”.

En 2004 salió al aire la popular telenovela Al compás del son. Durante 2008 y 2009 fue director de varios episodios de la serie Tras la Huella: “Cabaret”, “Operación Victoria” y “Torres”. Además, en 2009 dirigió el telefilme “Apuntaladas”.

Entre 2011 y 2012 fue coguionista y director de la telenovela Santa María del Porvenir. En el 2013 escribió los guiones de los largometrajes “1, 2, 3, 4… 5” y “Violetas”.

Asimismo en 2014 fue coguionista de la serie Rompiendo el silencio. En 2015 colaboró con la dramaturgia de la película “Bailando con Margot”. En este propio año ejerció como Profesor del Instituto Superior de arte. Actuación en los medios audiovisuales.

Premios y reconocimientos

En reconocimiento a su trabajo ininterrumpido en el Sector Cultural recibió diplomas en 1981 y 1986. También obtuvo el Premio Caracol de actuación por el personaje el Alacrán en la obra “Ruandi”; el Premio Especial de Dirección por el corto ficción “Vasos Comunicantes” y Mención por guión en 1994.

Además, por el teleteatro “Recuerdos de Tulipa”, “El Veneno del Teatro” y “Sonata para un niño extraviado” recibió los Premios Caracol por guión y dirección.

Le fue otorgado el Premio Mariposa por el telefilme “Blues Azul” (2002), el Premio ACLIFIM por el telefilme “Aplausos” (2003), y por la telenovela Al compás del son recibió los Premios Mariposa y Caracol.

Ganó el Primer Premio de dramatizados en el II Festival Nacional de Televisión y el Premio de la Popularidad Entre tú y yo (2005). En el año 2006 recibe el Diploma “Fundador del teatro profesional en la Isla de la Juventud en 1976 y por ser Fundador de la Asociación Hermanos Saíz, además de la Medalla 20 Aniversario, también en este año.

Estuvo entre los finalistas del Festival de Cine Pobre de Gibara con el guión “El Ángel de la Guarda”, y más tarde por el largometraje “Adolescencia de Géminis”.

Mereció el Premio de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica por el telefilme “Apuntaladas”. Recibió el Diploma por 35 años de vida profesional. En 2013 quedó entre los finalistas del 35 Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, con el guión inédito “1, 2, 3, 4… 5”.

Para terminar esta reseña utilizamos la frase con que Rolando Chiong nos sintetizara la dinámica de vida profesional, que a su juicio la lleva “al compás del son”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cinco =

| Newsphere por AF themes.