envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Repercusión internacional de la radionovela cubana El derecho de nacer

Mientras en Cuba rompía records de audiencia, este producto comunicativo no tardó en expandirse y ganar popularidad en países como Ecuador, Colombia, Estados Unidos, México, Perú, República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, Nicaragua, Brasil, entre otros

Si hablamos de éxito en la historia de las transmisiones mediáticas en Cuba, un lugar meritorio tiene la emisión de la radionovela que conmocionó al público más allá de nuestras fronteras: El derecho de nacer. Escrita por el gran Félix B. Caignet1, la misma se pudo escuchar a través del Circuito CMQ durante el año 1948. La historia, que giraba alrededor de temas bien polémicos para la época, como la maternidad fuera del matrimonio, la posibilidad del aborto o los prejuicios sociales y raciales en la Cuba Republicana, obtuvo desde sus inicios una alta atención mediática.

La historia de Mamá Dolores y Albertico Limonta paralizó de tal forma la vida cotidiana del país que, según registran las publicaciones periódicas de la época, se retrasaron exhibiciones de cine, juegos de béisbol, e incluso se desató una amplia polémica por los temas que a través de la novela se llevaban a la radio.

La fiebre del éxito desatado por la radionovela, la misma que en nuestra Isla rompía records de audiencia2, no tardó en expandirse y ganar popularidad en países como Ecuador, Colombia, Estados Unidos, México, Perú, República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, Nicaragua, Brasil, entre otros. En dichos países, los medios no tardaron en hacerse eco del fenómeno conocido como El derecho de nacer, lo que posibilitó que aumentara la popularidad de la radionovela cubana.

En Ecuador, la transmisión de la telenovela estuvo a punto de suspenderse, debido a que los altos directivos de Radio Espejo, emisora donde se transmitía la obra, no habían solicitado debidamente a la Coca Cola, dueña de los derechos para su transmisión en toda Latinoamérica, el autorizo requerido para la emisión. Al anunciarse la suspensión de la obra, una multitud se situó alrededor de la emisora amenazando con incendiar la Coca Cola si las transmisiones de la radionovela no continuaban. Dicho episodio aumentó considerablemente el éxito de esa producción, tanto así que el capítulo final fue presentado en varias funciones de gala en el mismísimo Teatro Nacional Sucre.

En Caracas, la obra también conmocionó el país, de manera que durante los episodios donde la madre daba a luz en el campo y no tenía ropa para abrigar al recién nacido Albertico Limonta, se cuenta que horas después de emitido este capítulo, llegaban a la emisora bultos de canastillas.

En Colombia el aborto era considerado en la sociedad como un tema tabú, del que prácticamente no se hablaba. Tal fue así que cuando los asombrados colombianos se quejaron al gobierno del detalle que se sostenía en los primeros capítulos de la serie sobre el aborto o el nacimiento de Albertico, el presidente Gómez dio la orden siguiente: “Qué nazca ese niño”. El director del programa tuvo que suprimir siete capítulos trayendo a Albertico al mundo con una semana de anticipación3.

Sin dudas, El derecho de nacer, gracias a su gran fondo social, donde convergían situaciones polémicas contemporáneas de la época como la desigualdad clasista, el racismo y hasta el aborto obtuvo una inmensa popularidad, lo que la convirtió en un gran éxito radiofónico. No solo sobrevivió el tránsito de la radionovela al melodrama de la pantalla, sino que se convirtió en referente para múltiples versiones que adocenaron el tema de la maternidad con el dogma religioso y el imaginario clasista, por lo que marcó como ninguna otra novela las características del género.

* Estudiante de cuarto año de Licenciatura en Historia en la Universidad de La Habana

** Presidenta de la delegación de la Asociación de Comunicadores Sociales de la TV Cubana

Notas y referencias:

1 Félix Benjamín Caignet Salomón fue un escritor y autor cubano. Contribuyó con la música, la pintura, la narrativa y la literatura, aunque la mayor parte de su legado alcanzó gran realce en puestas radiales, aportando parte de su identidad cubana a cada una de sus creaciones.

2 Para la época superó los récords de audiencia con los que contaba la serie Chang Li Po, el gran éxito inicial de Caignet.

3 Reynaldo González (2009). “Lágrimas negras para un niño blanco”. En El más humano de los autores. La Habana: Ediciones UNIÓN.

La actriz Lupe Suárez en su papel de Mamá Dolores. Ante la popularidad de la radionovela, comenzó a difundir fotos de los personajes para su público.
Los actores Xiomara Fernández, Carlos Badías y Minín Bujones durante una transmisión de El derecho de nacer.
Representación fotográfica de Mamá Dolores y el niño Albertico Limonta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × uno =

| Newsphere por AF themes.