envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Rita Montaner en el cine cubano-mexicano

Durante la década del 50 del siglo XX la artista cubana participó en los más importantes filmes grabados en Cuba y México

Al paso del tiempo, generalmente solo recordamos el impacto que importantes artistas cubanos tuvieron en nuestra radio y televisión de las primeras décadas del siglo XX. Al hacerlo, olvidamos sus aportes significativos al cine, la radio, la televisión, el espectáculo y el teatro en Las Américas.

Como muchos otros de su época, el Cine de Oro mexicano se nutrió de nuestras historias, guionistas, realizadores, músicos y locaciones, aunque lo más notorio fueron las importantes intérpretes que por su talento y versatilidad devinieron pilares de esas producciones donde muchas derrocharon similar calidad en la actuación, la canción, la danza o el modelaje para dibujos que sustentaban las fotonovelas impresas aztecas.

Los primeros dramatizados radiofónicos cubanos de los años 30 del siglo pasado se conocieron de inmediato en la región por la escucha directa de nuestras señales1, por las grabaciones en discos de baquelita o por las versiones impresas de los guiones cubanos. Muy pronto, actores y actrices cubanas actuaban o cantaban en importantes emisoras aztecas como XEW y XEQ. La práctica posterior de adaptar allí nuestras radionovelas potenció este proceso.

El intercambio artístico entre México, Cuba, Argentina y España devino una tradición cultural gracias a la comunión de raíces históricas-culturales. La mayoría de las películas cubanas de la época se realizaban en coproducción con México, usando locaciones, músicos y elenco de la Isla.

Tal vez el ejemplo cimero lo encontremos en Rita Montaner Facenda, La Única. Con una sólida formación académica como cantante lírica, egresada con Medalla de Oro del conservatorio, y como pianista laureada devino cantante de géneros populares, actriz versátil y promotora cultural solidaria con sus colegas:

En 1922 canta en la inauguración oficial de la radio cubana. Para 1927 se convierte en la primera cantante femenina del teatro lírico-costumbrista y actriz en diversos espectáculos mundiales. Viaja con el compositor e interprete Sindo Garay a París, y actúa, canta y baila en óperas, zarzuelas y otros géneros musicales en teatros y espectáculos nocturnos de España y EE.UU.

Ya en 1933 se consagra como estrella del espectáculo iberoamericano y comienza su largo periplo por más de 15 filmes mexicanos y cubanos. Ese año debuta en el cine azteca con La noche del pecado –breve intervención protagónica en escenas musicales– dirigida por Manuel Contreras Torres. Luego interviene en los filmes El bastardo y No basta ser madre.

En 1938 es dirigida por el cubano Ramón Peón para protagonizar el largometraje Sucedió en La Habana, con guion de Agustín Rodríguez y música de Gonzalo Roig. Rita comparte elenco con Luana de Alcaniz, Juan Lorena y Eduardo Muñoz (estos tres españoles), Enriqueta Sierra, María de los Ángeles Santana, Julito Díaz, Julio Gallo, Arnaldo W. Sevilla, Lolita Berrío, Alberto Garrido, Federico Piñeiro y José Sánchez Arcilla. Y en el famoso Romance del palmar trabaja junto a Alicia Rico, Alberto Garrido y Federico Piñeiro, Julito Diaz, Lolita Berrio, José Manuel Linares Rivas, Carlos Badias, Marta Elba Fombellida, Margot Alvariño, Consuelo Novoa y María de los Ángeles Santana.

Luego, en 1947 protagoniza la puesta cinematográfica de María la O interpretando el personaje de Caridad Almenares, dirigida por Ángel Fernández Bustamante, con la fotografía de Gabriel Figueroa. En esta producción también actúan Issac Morante y Emilio Tuero. Oscar Luis López interpreta a José Inocente, mientras que Armando Borroto fue el Negro brujo.

Dirigida por Joselito Rodríguez, La Montaner protagoniza Angelitos negros en 1948 en México, Junto a Pedro Infante, Emilia Guiu, Chela Castro y Titina Romay. En el país azteca también filma en 1950 Negro es mi color, igualmente acompañada por figuras prestigiosas del cine y el espectáculo regional. Por estos dos filmes fue nominada mejor actriz para el Premio Ariel, de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas mexicana.

Otros filmes en que participó en ese país fueron: Al son el mambo (actuación especial junto a Amalia Aguilar, Resortes, Joan Page y la Orquesta del cubano Dámaso Pérez Prado); Anacleto se divorcia (junto a Andrés Soler, Carlos Orellana y Bobby Capó), ambas dirigidas por Joselito Rodríguez; Coqueta, bajo la dirección de Fernando A. Rivero; Burlada (con Jorge Mistral), del director Fernando A. Rivero.

También la vedette cubana hace una actuación especial en Pobre corazón, dirigida por José Díaz Morales, junto a Jorge Mistral, Guillermina Grin, Pedro Vargas, Tito Guizar y Andrea Palma. Igualmente, La Montaner forma parte del elenco de Ritmos del Caribe, filme de Juan José Ortega, donde intervienen Rafael Baledón, Susana Guizar, Rosendo Rosell y Amalia Aguilar.

En Víctimas deI pecado, dirigida por Emilio “El Indio” Fernández y con la fotografía de Gabriel Figueroa, Rita reiteró actuaciones con Ninón Sevilla, Tito Junco, Rodolfo Acosta, Pedro Vargas y la Orquesta de Pérez Prado. Durante 1952 grabó La renegada y La única, colosal comedia con argumento de Amado Luis Elizardo, producida por Salvador Fernández y dirigida por Ramón Peón. Actuaron en este filme Rafael Correa, Maritza Rosales, José Sanabria, Ángel Espasande, Josefina Henríquez, Ada Bejar, Miguel del Castillo, entre otros.

Más tarde, en 1954, también en México la cubana actuó en Píntame angelitos blancos, dirigida por Joselito Rodríguez, junto con Julio Villareal, Emilia Guiu, Piporro, Titina y Pepito Romay. Por su actuación, Rita obtuvo el Premio Ariel en la categoría de actuación femenina. En lo adelante, grabó discos e hizo mucha radio y televisión en Cuba hasta su lamentable fallecimiento en 1958.

Nota:

1 Las señales directas de las emisoras de onda corta en la Isla aumentaron progresivamente con el incremento de potencia de los transmisores de las cadenas nacionales cubanas. Un cable de la Agencia United Press, fechado el 21 de octubre de 1956, registra la protesta de los radioemisores mexicanos a sus homólogos cubanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + diecinueve =

| Newsphere por AF themes.