envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Roque Moreno habla de “Norberto”

El médico devenido excelente actor, Juan Carlos Roque Moreno nos comenta acerca de una de sus mayores satisfacciones de vida: la actuación.

Juan Carlos Roque Moreno

Sencillo, de fácil acceso y una manera muy particular de abordar los aspectos más diversos desde una posición muy mesurada, Roque Moreno es hoy uno de los actores más queridos por el público.

Ha tenido que transitar por una amplia variedad de psicologías y en todas se advierte un denominador común:  la sinceridad de su entrega. Desde el médico que en sus momentos libres se convertía en payaso y no necesitó de una palabra para entregar todo su mundo interior; pasando por un “Peter Pan”, con toda la carga emocional que eso significa, o un alcohólico, hasta llegar en televisión al “Norberto” que, lunes, miércoles y viernes, no deja de hacer de las suyas, Moreno afirma una credibilidad absoluta.

Roque Moreno actúa como si viviera, y así mismo pone a dialogar a sus personajes, los pone con el espectador en una misma cuerda de intención y emociones. Luego de una carrera reconocida en el teatro, cine y televisión, nos comenta sobre esas otras vidas a las que ha dado voz y prestado su piel:

“Todos los personajes que he interpretado me han marcado y de la misma forma que en ellos hay una gran parte de mí, algo queda de cada uno en mi vida para siempre. Es el público quien se apropia de algunos más que de otros; pero yo prefiero no “traicionar” a ninguno y agradecerles a todos por igual, por lo que me han aportado y me han hecho crecer como actor y persona”.

Luego de esta convicción, definitivamente la otra reflexión tenía que ver con el acto de aceptar uno u otro personaje, y en ese sentido afirma que solo necesita que lo atrape la historia que se narra y que el personaje sea lo más alejado de él, de modo que lo rete y lo haga arriesgarse en todo.

Y por ahí andan las coordenadas conductuales del personaje de “Norberto”, en la actual telenovela cubana. Al respecto dice: “Vuelve a mirar llegó por invitación de Ernesto Fiallo, su director, con quien tengo una excelente relación de trabajo.

“A Fiallo le debo haber trabajado, por primera vez, con esa excelente actriz que es Paula Alí en La otra esquina. En esa novela era mi madre y que ahora en esta telenovela que fuera mi suegra, fue un factor importante para que me decidiera a interpretar a “Norberto”, un personaje que abunda en nuestra idiosincrasia cubana y latina.

“Estoy feliz de haber sumado a “Norberto” a mi galería de personajes, compartimos un amor incondicional por los hijos y alguna que otra equivocación en la vida y aunque diste mucho de quien soy, le agradezco exponerlo a la familia cubana y al resto de los “Norbertos” que todos conocemos. Ojalá al verse reflejados tengan tiempo de valorar a quienes los quieren y acompañan, sobre todo a sus hijos”.

A partir de esta experiencia, ¿qué lugar ocupa la televisión dentro de la carrera de Roque Moreno?

“Ocupa un lugar fundamental en mi carrera porque me ha puesto en la sala de la familia cubana y del mundo durante muchos años. La inmediatez y la velocidad que conlleva hacer televisión es un buen reto para cualquier actor. Ahora te confieso que como buen “Norberto” le soy infiel con frecuencia y con muy buenas ganas con el teatro”.

Hay en Roque Moreno una cierta vis cómica, ¿apostaría también por ese género?

“Gracias por ver cierta vis cómica en mí. Creo que hacer reír me da muchísima satisfacción y, por supuesto, que apuesto también por ese género. En teatro la experiencia más satisfactoria ha sido Desnudas, una obra del grupo “Aire Frío”, al que pertenezco y con la magistral dirección de Eduardo Eimil.

“En televisión, he tenido la suerte de haber colaborado varias veces con “Vivir del cuento”, un espacio de trabajo donde la libertad de creación y el espíritu de grupo casi roza la dinámica de una familia de las buenas”.

De esa manera el actor que hoy es “Norberto”, mientras otro personaje vaya preparándose para caer en su regazo, se despide esta vez de sus lectores-televidentes, quienes siempre ávidos esperarán por su pronta aparición, seguros de que, como siempre, convence.

| Newsphere por AF themes.