envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

“Soy un radialista frustrado”

Ideas y aspiraciones del joven artista Maikel Moret

Suele tener muchas ideas en la cabeza, cuando las concreta en objetos e imágenes, “me siento muy feliz”. Maikel Moret (La Habana, 1977) se distingue por su capacidad de ver; suele redescubrir en la realidad lo no percibido por otros humanos. Su pupila entrenada en la fotografía le permite captar atmósferas, rostros, artefactos disímiles.

En especial, lo cautiva la comunicación mediante palabras y sonidos. Se siente entusiasmado por las exposiciones Tránsito y Entelequias que realizó en Radio Enciclopedia. Ambas incluyeron imágenes a color y en blanco negro captadas en diferentes lugares y circunstancias.

Otras satisfacciones recientes le propiciaron unir lazos con ese indispensable medio de comunicación.

Según refiere, “a solicitud de la dirección de la Radio Cubana reproduje un micrófono por el cual se comunicaba Fidel con el pueblo cubano, en la emisora COCO, en 1947; y la fotografía que testimonia ese momento crucial. Junto al líder de la Revolución Cubana aparece el periodista Guido García Inclán. En la pieza se incluyó la dedicatoria: A Fidel, un radialista ejemplar, en su cumpleaños 90.

“Disfruté mucho ese trabajo que requirió de maderas preciosas, acrílicos y diodos LED.

“En un acto público recibió la obra el compañero Alberto Alvariño, funcionario del Comité Central del Partido, para que la hiciera llegar a nuestro Comandante en Jefe. La pieza tiene un alto valor simbólico de total permanencia en la historia de la radiodifusión cubana”.

Según reconoce, su obra “está intrínsecamente ligada a la tecnología, sin ella no puedo concebirla. No soy una excepción, pues cada vez son más los artistas que incorporan esa herramienta a la creación. Si se utiliza con gusto y pericia, la tecnología aporta movimiento, sonoridad, colorido; el proceso depende del trabajo humano, de las vivencias del creador.”

“También en fecha reciente realicé 40 micrófonos, los cuales fueron entregados a personalidades destacadas de la Radio Cubana.

“Acepto con placer los desafíos del trabajo por encargo. Uno tiene que pensar rápido, concretar ideas en objetos, los cuales deben responder a requerimientos y objetivos determinados por el cliente”.

Moret estudió electrónica e informática, acumuló fructíferas experiencias como luthier en la Orquesta Sinfónica Nacional y ha participado en talleres en la Escuela de Fotografía Experimental de La Habana.

“Aprovecho elementos y componentes que las personas consideran inservibles, todo puede ser útil para construir algo nuevo, bello, útil. Si uno mantiene la vista y el olfato atentos siempre encontrará, incluso en sitios insospechados. Lo fundamental es ver donde otros, aunque miraron, no vieron.

“Me declaro un martiano convencido. La lectura de textos de José Martí siempre abre cauces al conocimiento. Sus saberes y apreciaciones sirven para cada momento de la existencia; cuando uno cree que una puerta se cierra, el pensamiento del Apóstol, ilumina.

“He leído sobre el profundo y constante interés de Martí por los caminos de la ciencia, tuvo motivaciones gnoseológica relacionadas con la educación y las innovaciones.

“Cuando trabajo disfruto escuchar Radio Enciclopedia. Valoro los espacios de esa emisora, la música, los consejos, la voz melodiosa de la locutora Mirtha Aleida. Ese colectivo difunde valores de las culturas cubana y universal. Creo que soy un radialista frustrado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 11 =

| Newsphere por AF themes.