envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

TV Cubana rompe barreras entre sordos y oyentes

Con el programa Enseñarte, que forma parte de los cursos de Universidad para Todos, emitido por el Canal Educativo

A eliminar las barreras de comunicación entre sordos y oyentes en Cuba se enfoca el programa Enseñarte, que forma parte de los cursos de Universidad para Todos, emitido por el Canal Educativo los lunes y jueves, de 8:00 a 9:00 de la mañana, y con retransmisión los sábados, a través de la propia señal, desde las 12:00 del mediodía.

Este espacio que dirige la periodista y realizadora Dayamí Toledano constituye una importante iniciativa que desde el medio televisivo permite estrechar más los nexos comunicativos entre oyentes y sordos, así como a legitimar la lengua de señas y la cultura de la comunidad sorda en Cuba.

En tal sentido, Yoel Moya, profesor de la especialidad de Lenguaje de señas, valoró que el espacio Enseñarte “es una oportunidad única que desde la televisión brinda la posibilidad de entender las formas de comunicación de las personas sordas y así contribuir a los procesos de integración e inclusión social”.

Al promocionar la propuesta del Canal Educativo en el programa Al Mediodía, el especialista apuntó que “durante muchos años, a nivel mundial, las personas sordas  han tenido que subordinarse a los oyentes, aprender nuestra lengua. Con este curso estamos tratando de favorecer un nivel de conciencia, de sensibilización de los oyentes para que nos pongamos en el lugar de los sordos y tratemos de aprender su lengua, a fin de romper barreras comunicativas y lograr procesos de integración y verdadera inclusión social”.

Estas teleclases devienen herramientas para los familiares y amigos de personas sordas que deseen interactuar mejor con ellos y apreciarlos a partir de conocerlos ampliamente.

Sobre la experiencia de impartir conferencias ante las cámaras, el docente estimó que se trata de un trabajo difícil el debutar en el medio televisivo. Sin embargo, estos profesores han logrado muy buenos resultados gracias a la ayuda de la directora Dayamí Toledano y del equipo técnico que labora en el espacio. “Nos orientan sobre cómo proyectarnos y hablar ante cámara”, destacó Moya.

Leovel Fernández, profesor de la especialidad Lenguaje de Señas, precisó que este curso, ya comenzado, consta de 40 clases, divididas en dos etapas, de 20 cada una. Han sido transmitidas  conferencias teóricas que explican las características de la lengua de señas, de las personas sordas, por qué estas constituyen una comunidad lingüística y abordan la cultura de los sordos en general.

En sus venideras transmisiones, Enseñarte incluirá las clases prácticas para aprender la lengua de señas junto a la profesora Yalilí Matos, mientras Fernández brindará información teórica sobre Gramática y Lingüística de la lengua de señas y sus características, entre ellas las diferencias con el idioma español empleado en Cuba.

“Esto aporta un estatus a la lengua de señas para que al final sea reconocida como otro idioma en la nación cubana, puesto que cada país posee su propia lengua de señas. Las personas que la aprendan podrían considerarse bilingües y contribuirán al desarrollo de la comunidad cubana de sordos”, subrayó Fernández.

Según Yalilí Matos, muchos miembros de la comunidad sorda se encuentran muy entusiasmados al disfrutar del curso. Han considerado que se trata de un trabajo muy bonito, que recoge sinceramente la esencia de la comunidad y contribuye precisamente a romper las barreras comunicativas.

La experta valora sobremanera que la lengua de señas sea tratada dentro de los programas de Universidad para Todos, “porque lo que importa es que las personas, sean sordas u oyentes, puedan comunicarse. Lo que más queremos es que la lengua de señas sea reconocida a nivel social”.  

Existen experiencias de programas similares, dedicados a los sordos, en países, sobre todo latinoamericanos como Brasil, Argentina y Chile, pero son pocos los que potencian como en Cuba la posibilidad de realizar un curso como este del Canal Educativo, pues recoge la información relacionada con la lengua de señas y los elementos que forman parte de la identidad y la cultura de la comunidad sorda.  

Al decir del profesor Leovel Fernández, el cubano “es uno de los cursos más completos en Latinoamérica”.

Expuso el especialista que por un factor puramente sociocultural en cada país, aunque sea de habla hispana, se emplea un lenguaje de señas propio. Este tipo de lengua ha surgido a partir de la necesidad de las diversas comunidades sordas de poder comunicarse entre sí. Cada comunidad tiene su propio código de señales. Todas las lenguas de señas tienen la característica de ser visogestuales, espaciales, pero el vocabulario que las conforma es totalmente diferente en cada país, independientemente de que sean de habla hispana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 11 =

| Newsphere por AF themes.