envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Una presencia femenina imprescindible de la radio cubana

Orieta Cordeiro ha nutrido, con su desempeño profesional, la historia de la radio en Cuba

Como “especialista en radio y tv, escritora de libretos hace más de 45 años en Radio Progreso y profesora del ISA en la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual” se presenta Orieta Cordeiro González en su página personal de facebook.


Esta reconocida asesora llegó a la radio, según ella misma expresa, “de casualidad”, luego de terminar su licenciatura en Historia en el Instituto Pedagógico Enrique José Varona, y por la necesidad que había de especialistas que escribieran programas históricos para la radio.

Su rostro quizás no goza de la popularidad que otorga la pantalla televisiva. Sin embargo, con su nombre se identifican los oyentes de Radio Progreso, quienes la asocian a rigor profesional y fidelidad al medio.

Su primer seriado fue La conspiración de Aponte, para el espacio Así se forjó la Patria, experiencia compartida con Carmen Puga, otra figura icónica de la historia radial en la Isla.

Desde 1984 hasta 2010 asesoró uno de los programas de mayor aceptación entre el público: La novela de las dos que, junto a La gran aventura de la Humanidad y Caminos de Libertad, forma parte de sus experiencias profesionales más entrañables.

En 1985 Cordeiro creó una revista a la que considera su hija radial: Nosotras, que se mantiene hasta el día de hoy indagando en temas sensibles y de interés no solo para las mujeres cubanas sino para la familia en general.

Muchos han sido los espacios que esta destacada profesora universitaria ha escrito, asesorado y dirigido en Radio Progreso, cuyos espacios dramatizados tienen, ineludiblemente, su impronta creativa.

Esta profesional, multipremiada en los Festivales de la Radio y merecedora de la condición Maestra de Radialistas en el 2017, defiende el ejercicio de la escritura como un credo que debe practicarse diariamente.
Para ella escribir es “crear mi obra, escenarios diversos, personajes que me hablan al oído mientras duermo y me tiran de la cama para que los desarrolle. Adoro dirigir, me encanta, porque el libreto, proyecto de programa, se vuelve acción, vida, obra terminada”.

A su pasión y rigor investigativo se debe la génesis de muchas de las mejores radionovelas que ha transmitido Radio Progreso, como Naná, Como agua para chocolate, Memorias de una geisha y El ángel azul, entre otras muchas, que han llevado hasta los más recónditos hogares cubanos los conflictos y pasiones mejor retratados de la literatura cubana y universal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 1 =

| Newsphere por AF themes.