envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Virgilio Diago: un periodista formado en la TV Cubana

Especializado en el periodismo cultural, este profesional de la comunicación posee una extensa obra vinculada a la música nacional

Virgilio Diago Urfé nació en La Habana el 16 de enero de 1950, a la edad de cinco años fue a residir en la ciudad de Matanzas y, más tarde, en el municipio de Madruga (en la actual provincia de Mayabeque). Allí estudió en un entorno rodeado de músicos y pintores. Su padre, Roberto Diago Querol, fue artista de la plástica, y su abuelo José Urfé, músico al igual que la madre. Tiempo después, Virgilio retornó a la capital cubana, y se instaló en el municipio Marianao.

Una vez terminado el Servicio Militar, realizó una prueba de aptitud en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), como técnico de cámara para trabajar en el Noticiero Nacional de Televisión. Los conocimientos adquiridos en un curso de fotografía, que anteriormente había aprobado, y su vínculo a este tipo de técnica en la vida militar, le permitió ser aceptado.

En sus inicios dentro de la Televisión Cubana se desempeñó como asistente de cámara y, a la vez, grababa algunos trabajos de interés personal. En ese periodo, asumió también labores como técnico de equipo. En 1978, en ocasión de efectuarse en nuestro país el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en el instante de la inauguración y coincidiendo con la llegada del Comandante Fidel Castro, no se encontraba en el lugar de la cobertura el periodista del equipo del Sistema Informativo que debía hacer el trabajo. Por ese motivo Diago realizó la entrevista al máximo líder de la Revolución, la primera que realizara sin ser reportero.

Al respecto ha comentado Diago: “Al terminar la actividad, el Comandante en Jefe se sentó conmigo, el director del noticiero en aquel momento y dos compañeros más, y dijo refiriéndose a mí: ‘Vieron, este muchacho qué preparado está, y mirándome entonces agregó: ‘Mijo, tienes un gran futuro. De aquí saldrá un excelente periodista’.

“Al día siguiente, cuando llegué al noticiero, el director me esperaba con el expediente en la mano. Mandó a buscar al administrador y le dijo en tono de risa: ¡Ponle ahí que con fecha de ayer él es periodista del Noticiero Nacional de Televisión y, con la de hoy, una amonestación por llegar tarde luego de haberle hecho una entrevista a nuestro máximo líder”!

Así narró sus inicios en la TV Cubana Virgilio Diago, en entrevista concedida a la joven Nailey Vecino Pérez, estudiante de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Sin lugar a dudas, esta simpática anécdota demuestra que desde su comienzo en el trabajo periodístico Diago poseía la tenacidad inherente a un buen especialista de los medios de comunicación. Sus primeros pasos en el periodismo cultural fueron en Pentagrama 4, sección cultural de la Revista de la Mañana; luego de casi 10 años realizando esta sección, fue designado jefe de Redacción. Ya cuenta con más de 4 décadas enfocado en la defensa de la música cubana desde el periodismo televisivo. Hoy podemos afirmar que Virgilio Diago es uno de los periodistas referentes de la redacción cultural del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Para él ser periodista “es muy difícil y complicado. Se necesita amar la profesión, es un mundo inmenso en el que se deben dominar correctamente los diversos géneros que abarca, entre ellos, la entrevista, el artículo, la crónica, la nota informativa y la crítica, algo muy especializado, y hasta el duro bregar de la corresponsalía de guerra. En fin, creo que la televisión me atrapó; la radio es una gran escuela, para mí es más difícil, aunque son primos hermanos, tienen similitudes y también particularidades, lo cual no quiere decir que no haga programas radiales”. Por más de 15 años Diago ha tenido a su cargo la sección De aquellos tiempos, dedicada a la música popular cubana en el espacio Musicales Habana, dirigido por Justino Díaz en la emisora Radio Cadena Habana.

Dentro de su quehacer en la televisión, incluidas coberturas para Cubavisión Internacional, Diago ha transmitido las incidencias de relevantes eventos musicales en Cuba, como el Festival Internacional Benny Moré, Matamoros Son, Barbarito Diez In Memorian y de Música Contemporánea. A ello se suman los certámenes Adolfo Guzmán, Juan Arrondo, Cubadisco y el JoJazz, entre otros.

También atesora diversos trabajos publicados sobre la vida y la obra musical de notables agrupaciones y compositores musicales, así como intérpretes, musicólogos e instrumentistas, tanto cubanos como extranjeros. Varios textos con la firma de Virgilio Diago aparecen en publicaciones como La Corchea, revista del Instituto Cubano de la Música; y otras especializadas como Tropicana Internacional, Salsa Cubana, Opina, además del diario Tribuna de La Habana y la Revista En Vivo, del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Siendo periodista del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, Diago viajó como corresponsal de guerra a la República Popular de Angola, a Libia y Etiopia, desde donde realizó crónicas, notas, informativas, reportajes y significativos trabajos sobre la vida y obra de nuestros combatientes internacionalistas.

Para este profesional constituye un orgullo encontrarse entre los fundadores de la Revista de la Mañana, “junto al distinguido maestro del periodismo Freddy Moros, a quien debo mucho de mi carrera, gracias a sus enseñanzas”. Por otro lado ha reconocido: “en el noticiero no puedo decir que todo ha sido color de rosa, pero aprendí a sobrellevar los problemas como una barrera más que derribar (…) Llegué al noticiero como asistente de cámara y me formé como periodista. Debo señalar que siempre he sentido mucho respeto y admiración por las compañeras Clotilde Serrano, Paula Pina y Roberto Agudo, entre otros.

Heredero de genes artísticos

La afición de Diago por la música siempre ha estado presente en su quehacer periodístico y cultural. Es descendiente de una dinastía familiar de músicos y pintores, a la que hace justo reconocimiento en su legado. Entre los precursores de la obra de Virgilio figura, en primer lugar, su progenitor, Roberto Diago Querol (profesor de pintura, dibujo y escultura en la Academia de San Alejandro), también recibió la influencia del abuelo José Urfé González (clarinetista y compositor, innovador del danzón, autor de “El Bombín de Barreto”), el tío Odilio Urfé González (musicólogo, pianista, profesor y director de orquesta). El hecho de haber crecido en una familia de artistas, el haberse vinculado desde el inicio al sector de la cultura, le condicionó a Virgilio Diago Urfé la posibilidad de convertirse en un buen compositor musical; así, ha realizado algunos trabajos vinculados con la orquesta del destacado músico guantanamero Elio Revé Matos, agrupación con la cual el público comenzó a identificar a Diago por el tema “Gente chévere, incluido en uno de los fonogramas de La Revé. Asimismo, la orquesta Ritmo Oriental ha grabado los temas musicales de este creador.

Diago atesora disimiles anécdotas sobre talentos artísticos considerados verdaderos sellos distintivos de nuestra identidad nacional en un libro titulado Que baile y que suene la orquesta, el cual se encuentra en proceso de producción. Considera ese uno de los sueños que no ha podido realizar, pero piensa que será publicado en este año 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 4 =

| Newsphere por AF themes.