vie. Ene 17th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Ecos del Concurso Adolfo Guzmán acompañan a Camila Inclán

La intérprete comenta su experiencia en el certamen de interpretación y composición musical

“Creo que soy una cantante del corazón», así se define la joven intérprete Camila Inclán, que defendió en la actual edición del Concurso Adolfo Guzmán un bello tema de amor de la autoría de Karel García, titulado “Sin aire ni bolero”

A las puertas de graduarse en la Universidad de las Artes en la especialidad de violín, ella fue uno de los nuevos rostros que se dio a conocer en este concurso. Defendió una canción melódicamente compleja, que le cedió con toda confianza el cantautor Karel García para que fuera ella depositaria de todo el desgarramiento interior que guarda la letra.

Lamentablemente Camila quedó fuera de la competencia por la dinámica de las votaciones y justamente en el momento en que le era anunciada la puntuación, a la par recibía la feliz noticia de haber ganado la beca Elena Burke en su primera edición, proyecto que auspicia la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Este premio consiste en la grabación de un disco producido por Bis music, con la AHS como coproductor; incluye además la realización de un concierto de presentación del fonograma y la filmación del mismo o de un videoclip, de acuerdo con los términos del contrato.

Y qué excelente noticia saber que el premio lleve el nombre de Elena Burke, esa Señora Sentimiento que fue la expresión misma de la canción cubana, y que se produzca en tiempos en que para la canción auténtica a veces se tuerce el camino. No obstante, Camila Inclán como otros nombres que intervienen en esta edición del Adolfo Guzmán, han decidido regalarle al género todo su empeño. De hecho, al optar por la beca tuvo que presentar un demo con cinco temas de autores cubanos menores de 50 años. Para Camila, la elección de los autores ya define el rumbo que quiere tome su carrera en torno a la canción, pues no podía faltar Karel García, y se suman, entre otros, Leonardo García, Lien Rodríguez, Descemer Bueno y el dúo Iris, estos últimos también actuales concursantes del Concurso Adolfo Guzmán.

La joven, que apuesta por la canción de autor, sueña con que su producción fonográfica en vías de nacer cuente, además, con temas valiosos que ha escuchado pero no son todo lo mediáticos que merecerían. Por lo pronto, aspira a que la producción quede en manos de Wilian Rivero, hoy productor también de Ivette Cepeda, y que la ayudó en la selección de temas y en la grabación del demo presentado para la beca.

Al respecto la joven intérprete afirma: “Willian me conoce muy bien, sabe lo que me gusta y cómo me gusta decir, y sé que puede guiarme muy bien; el arreglista sería Ernesto Roble y quiero que participe también Pablo Cruz en el disco. Si bien sé que aún falta por elegir muchos textos, en principio creo que podría estar “Sin aire ni bolero”, el tema que interpreté en el Concurso Adolfo Guzmán, con una nueva versión, con otro formato. Estoy segura de que habrá otra canción de Karel, además de “Lo sensible se renueva”, que fue el tema que presenté en el demo”.

Camila termina su paso por el concurso y los días intensos de trabajo, jornadas que parecen interminables junto a arreglistas, orquesta acompañante, equipo de maquillistas, vestuario… Se marcha muy agradecida. “Estar en el Concurso Adolfo Guzmán ha sido algo maravilloso, tanto para Karel como para mí; hemos tenido una visibilidad en los medios que nunca imaginé; ahora mismo cuento con muchas solicitudes de amistad en Facebook y otras tantas personas interesadas en mi trabajo. Eso es excelente. Ya es una puerta gigantesca hacia lo que es el presente que estoy viviendo y para el futuro que anhelo lograr”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos