mar. Feb 25th, 2020

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Entre intrigas y amores: Mi razón de vivir, en Radio Progreso (II)

Los actores Jorge Luis Sopo y Eudis Espinosa hablan sobre la novela de 45 capítulos que recrea las interioridades de la emisora a lo largo de sus 90 años

Entre intrigas y amores: Mi razón de vivir, en Radio Progreso (II)


Por primera vez, Radio Progreso decide contar buena parte de las historias sucedidas en 90 años. Como emisora de radio al fin, lo han hecho de la mejor manera que se puede realizar, a través de una novela titulada Mi razón de vivir, dirigida por Alfredo Fuentes, que tuvo su fin en diciembre del 2019.

Con 45 capítulos de duración, el dramatizado se retransmite, en estos momentos, en el horario de la madrugada. Buena parte de los actores se interpretan a sí mismos, otros encarnan personajes de ficción, pero una realidad los entrelaza: sus argumentos de vida en la ficción radial son muy parecidos a los personales.

En entrevista exclusiva con la revista En Vivo, el narrador del dramatizado, Jorge Luis Sopo, comenta sobre lo que ha significado para él, en condición de observador y comunicador, describir las situaciones de Mi razón de vivir.

“La novela está basada en rupturas dentro de la emisora. A veces tengo que asumir mi propio personaje y como soy actor, también, eso me ayuda. Ha sido una iniciativa digna para celebrar los 90 de Progreso, porque muestra lo difícil que hay detrás de la obra. El radioyente recibe el producto terminado y no sabe lo que subyace debajo de las vidas de las personas que hacen radio. A veces nos tienen en un pedestal y piensan que somos seres sobrenaturales, sin conflictos. Esta novela reflexiona sobre eso, somos de carne y hueso como los demás. Vivimos, sufrimos, gozamos y nos divertimos como todo el mundo”, afirma.

¿Cómo has asumido verte representado en la novela?

-Muy cómodo. Conozco el estilo del espacio y, desde que entré, he tratado de ponerle mi propio sello. La actriz escritora de Mi razón de vivir, Rita Bedíaz, conoce cómo me desenvuelvo, cuáles son mis potencialidades, mis características.

“Voy a confesarte algo: muchas veces no siento que estoy leyendo un libreto, sino que digo lo que debía decir en ese momento. Tengo delante una guía para que todo salga planificado, más nada. Rita ha logrado copiar la forma de hablar y de ser de nosotros. Aunque las personas interpreten un personaje que no sean ellos, saben de quien se trata. Es fácil afrontarlo”.

El personaje del director

En la entrega radial, el director Alfredo Fuentes no está exento de aparecer en escena. Su personaje cobra vida, con sus aciertos y equívocos, en la voz del actor Eudis Espinosa. “Desde el primer momento que me dijeron que iba a ser el personaje de Alfredo sentí un poco de temor. Es mejor que la persona no esté porque uno tiene sus truquitos y puede darle la vuelta si no está presente. Busco otros elementos, pero en este caso yo lo tengo delante del cristal todo el tiempo”, explica Espinosa.

“Una vez le dije que necesitaba pasar a cabina, para ver cómo dirige y da las voces de mando. Él tiene otro tono, al igual que cuando conversa con las personalidades de la emisora como, por ejemplo, Iván Pérez, Caridad Martínez, Albertico Luberta. Son muy amigos”, agrega el actor.

¿Cómo ha sido la relación entre ustedes, antes y después de la novela?

-Llevo poco tiempo en Radio Progreso, cerca de dos años. Alfredo fue uno de los primeros directores que me llamó para hacer la sustitución de un personaje, confió en mí. Ahí empezó una química buena.

¿No se le ha quedado ninguna frase de Alfredo?

El director Alfredo Fuentes durante la grabación de la novela.

-La actuación en la radio es efímera. En un día puedes interpretar cuatro o cinco personajes. A veces hasta en una sola hora puedes interpretar dos. La habilidad de entrar y salir del personaje es grande. Por eso nos resulta fácil entre comillas. Nadie sabe el sacrificio que hay que hacer para lograrlo. Respeto mucho a los actores de radio por su resistencia y capacidad de cambio. En teatro necesitas seis meses, a veces hasta un año, para perfeccionar una interpretación.

Breve invitación

La Onda de la Alegría ofrece otra oportunidad de volver a escuchar Mi razón de vivir, ahora en las madrugadas. Si eres de los que se resiste al sueño, la 90.3 FM promete una historia llena de matices, como resulta la propia vida.

El actor Jorge Luis Sopo, narrador de Mi razón de vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos