vie. Oct 30th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Entretenimiento y saberes

Desde los medios de comunicación audiovisuales se nutre el bagaje cultural de los públicos interesados en el disfrute y la ampliación del universo cognoscitivo desde edades tempranas

comunicación audiovisuales


La obligada permanencia en el hogar debido a la covid-19 motiva a pensar en la dinámica relación mantenida por la radio, el cine y la literatura desde el pasado siglo XX. Estos medios de comunicación propician el entretenimiento y amplían el conocimiento sin distinciones de edades o secos. Como sabemos, desde los años 50 las radionovelas cubanas eran transmitidas en México, donde tenían el mismo impacto positivo que en nuestro país.

Con frecuencia los directores de filmes, en lugar de crear argumentos originales o nutrirse de la literatura, acudían a la radio y aprovechaban los textos de este medio para la realización de películas, de esta manera revertían en ganancias lo que ya había sido aprobado con éxito. Como resultado de ello se fortaleció el vínculo entre la radio, la radio y el cine, en consecuencia, los radioteatros aparecían de manera más frecuente en las producciones fílmicas.

Félix B. Caignet, quien desde los orígenes de la radio había sentado precedentes al contar historias, en la década del 50 era considerado el escritor de este medio más conocido en Cuba y otros países. Según reconoció: “Nunca pretendí ser Shakespeare, ni Salgari, ni Víctor Hugo, pero sí puedo asegurar que soy uno de los precursores de la literatura radial de la época”.

En 1959, con el triunfo de la Revolución, el cine cubano se nutrió de nuevos conceptos y estéticas creativas en documentales, noticieros, ficciones, los realizadores no renunciaron a la adaptación de obras literarias para la gran pantalla.

En opinión de la destacada actriz Mirtha Ibarra: “cada medio tiene su lenguaje, hay que interpretarlo. Los personajes siempre son un desafío, no importa que expreses sentimientos con la voz, el gesto, el silencio. Desde la actuación tenemos que llegar a las personas, al fondo del alma, al intelecto”.

Sin duda, preocupaciones éticas, sociales y políticas, dilemas del ser humano en los laberintos de la existencia alimentan la discursividad artística. Relatos concebidos para las recreaciones en las pantallas se multiplican en la sociedad interconectada, forman parte de la cultura en comunidades. De una manera u otra el televidente espera exploraciones honestas de la vida privada para que en cualquier latitud la historia sea instructiva, fascinante.

Por supuesto, la emoción no es una fuerza estática, sino un movimiento in crescendo que impulsa la fuerza del deseo y las acciones de los intérpretes. Cada detalle es determinante en la ficción. Stendhal lo llamó “el pequeño hecho verdadero”. Pasarlo por alto afecta nexos que establecemos para incorporar a nuestra vida las vivencias del intérprete-personaje. En el siglo XXI el canon griego sigue vigente, demuestra que el logro de la perfección se expresa mediante la unidad de las partes; para todo guionista trabajar con una buena premisa garantiza la unidad de acción y la integridad de las partes en función del punto de partida de la historia.

Aunque en ocasiones se olvida, la TV media entre la elaboración del conocimiento de la realidad y la valoración de los sujetos de esa realidad reafirma la dimensión antropológica de la cultura, que es un ente híbrido, heterogéneo, donde confluyen repertorios populares, cultos y masivos.

Cuando comprendemos mejor una obra audiovisual descubrimos en ella luces y sombras, verdades artísticas y puntos de vista que provocan desazón o felicidad, sorpresa o rechazo, pero lo cierto es que nos hace reflexionar junto a la familia, compartir ideas diferentes y pensamientos el beneficio del saber que nunca se agota cuando lo compartimos sabiamente con inteligencia y disfrute.

La destacada actriz Mirtha Ibarra ha sido reconocida en eventos y festivales por su calidad artística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos