vie. Sep 18th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La radio siempre fue mi gran pasión


El locutor Magdiel Pérez comenta detalles sobre sus inicios en la radio y su trabajo en la televisión

Magdiel Pérez es uno de los presentadores más simpáticos de la televisión cubana. El público cubano se siente familiarizado y a gusto con la siempre afable conversación de este presentador.

Licenciado en la carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información, en 1999, este locutor tunero, afirma que la radio siempre fue su gran pasión.

Acerca de los inicios en ese medio comenta:  «Fue en un círculo de interés de Periodismo, en la secundaria básica. A partir de ahí pude acceder a la emisora Radio Victoria, de Las Tunas.

«Con el paso del tiempo, pude convertirme en reportero pioneril, luego pasé un curso de locución e hice un programa semanal dedicado a los jóvenes. Se llamaba Comando y salía los sábados durante una hora en vivo. Solo eso pude hacer en mi provincia. Jamás pasó por mi cabeza hacer televisión».

Sin embargo, actualmente trabaja en varios programas televisivos como En Clave de excelencia (Canal Educativo 2), Megasábado (Cubavisión) y el la revista vespertina  Hola Habana (Canal Habana).

En honor a su gran pasión, de lunes a sábado lo podemos escuchar por Radio Rebelde en el espacio Haciendo Radio.

Sobre un fenómeno mediático actual: que las mismas voces y rostros se convierten en figuras representativas de varios programas, Pérez señala: «pueden encontrarse diversas las razones que lo explican: baja remuneración salarial por la conducción de espacios radiales y televisivos, lo que implica que cada profesional, para poder elevar sus ingresos, deba aceptar todas o casi todas las propuestas que le hagan.

«Es posible que los directores encargados de seleccionar al conductor o conductora apropiados, prefiera uno ya formado, antes que preparar a alguien para asumir un proyecto, ya sea radial o televisivo.

«Quizás sea deficiente la formación y/o preparación de nuevos talentos para la locución y la conducción de espacios en los medios.

«Darle la posibilidad al director y únicamente al director de los espacios a que decida quién será su  conductor, limita la eficacia de la decisión. Debe existir una comisión que evalúe, integralmente, cuál es la mejor opción.

«Los locutores, en su derecho de indagar dónde están sus mejores habilidades, van probando en la medida de lo posible, en todas las oportunidades que les ofrecen, hasta tanto encuentren su especialización.

«El sistema de formación de locutores en Cuba, al no contar con una carrera universitaria, no da la posibilidad de que los nuevos profesionales encuentren inmediatamente oportunidades de empleo y superación. Se forman  y quedan al amparo de la suerte y/o el empuje de algún amigo o conocido que le resuelva cómo trabajar en la locución. Y esta, como tantas otras profesiones, se aprende en el ejercicio continuo y pleno».

Al final de la entrevista Magdiel respondió a mi interrogante sobre sus proyectos futuros: espero seguir divirtiéndome con responsabilidad. O sea, seguir trabajando en lo que me gusta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos