vie. Sep 18th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Los Tres Grandes en la radio cubana


Acerca del éxito radial de los conjuntos de Antonio Arcaño, Arsenio Rodríguez y Félix Chapotín

Desde los inicios de los años cuarenta y  durante prolongado período de los cincuenta del pasado siglo, la mayoría de las emisoras radiales del país  destacaron tres orquestas que los bailadores identificaron como “Los Tres Grandes”.

   
Insertada en el formato charanguero,La Orquesta de Arcaño y sus Maravillas conquistó un espacio diario en la emisora Mil Diez. Esto propició  al público señalar al colectivo con el sobrenombre “La Radiofónica deArcaño”.

La Orquesta de Arcaño fue la primera agrupación que introdujo la tumbadora entre sus instrumentos sonoros. Antonio Arcaño Betancourt falleció en su natal Habana el 18 de junio de 1994.

En 1940 el pianista y creador Regino Frontera Fraga formó una orquesta charanguera que atrapó el gusto de los seguidores de la música cubana.

 Cuando sus instrumentistas se disponían a realizar su debut, la agrupación aún carecía de identificación. Integrantes del colectivo artístico transitaban por las calles habaneras y se detuvieron ante la fachada de un cine que anunciaba el filme norteamericano “Melodías del Cuarenta” y por  unanimidad los jóvenes músicos acordaron nombrar a la charanga con el título de la película.

Las emisoras radiales cubanas, a solicitud de los radioescuchas, promovieron los títulos que integraron el repertorio de la orquesta.

Ignacio Loyola  Rodríguez, identificado por Arsenio Rodríguez, a los 13 años de edad perdió la visión debido al ataque de unequino. Pese a su limitación se convirtió en intérprete del tres y compuso innumerables boleros, sones y guarachas, entre otras obras de variados géneros.

Arsenio fundó y  dirigió  el conjunto que señalizó con  su nombre. A mediados de los años cuarenta,“El Ciego Maravilloso”, como le nombró el público, viajó a Estados Unidos con el propósito de afrontar una operación que le permitiera recuperar su visión, empeño que los galenos decidieron no realizar puesto que durante las investigaciones pertinentescomprobaron que nunca recuperaría su visión.

El suceso aportó uno de los boleros demayor demanda por los seguidores de nuestra música, “La Vida es un Sueño”.

Antes de su partida a Estados Unidos, Arsenio decidió dejar al frente de su orquesta al joven trompetista Félix Chapotín.
Luego de varios meses, regresó Arsenio a La Habana en compañía de una orquesta que fundó en Estados Unidos.  
 
Cuando Chapotín acudió a su encuentro, el trompetista inmediatamente le preguntópor qué regresaba con un colectivo artístico cuando el suyo estaba en Cuba, a lo que El Ciego Maravilloso contestó: “Yo Soy Arsenio y tú eres Chapotín, el grupo que dejé en Cuba es tuyo y el mío es el que traje de Nueva York.

Tal suceso propició el surgimiento del conjunto Chapotín y sus Estrellas.

Dado el auge y la demanda del público por estos colectivos sonoros, de forma espontánea se les conoció popularmente con el identificativo “Los Tres Grandes”.

Los directores de las orquestas: el flautista y compositor Antonio Arcaño, el compositor y tresero Arsenio Rodríguez, y el pianista y creador Regino Frontera Fraga, decidieron mantener el eslogan que el pueblo les otorgó y acordaron realizar presentaciones conjuntas.    

Esa decisión causó algarabía entre los bailadores de la época que tuvieron la posibilidad de disfrutar de los tres colectivos musicales más demandados del país. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos