vie. Sep 18th, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Luis Ríos Vega: un militar devenido en escritor y director de radio y TV


Con una prolífica trayectoria en los medios, destaca por su especial dedicación al trabajo

Después de muchas llamadas y recados, pudimos contactar con este inquieto que se mueve por la Radio y la Televisión; persona agradable y conversadora, que tiene la facultad de atender más de un problema a la vez, pues lo llaman constantemente de todos los medios.

Nos cuenta que fue llamado al Servicio Militar y llegó a su unidad una convocatoria del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt) para formar escritores y directores de ambos medios. Se anotó, pues sentía la curiosidad de saber cómo se formaban las personas en aquella especialidad.

Recuerda con alegría y nostalgia a su profesora, esa escritora grande e inolvidable que fue Iris Dávila, de quien aprendió todo lo que sabe; ella le dijo que él tenía posibilidades y que no tuviera miedo y se lanzara a escribir.

En aquella época, para trabajar en el Icrt tenía que ser por un traslado y cómo él carecía de eso porque las Fuerzas Armadas no daban traslado sino baja, comenzó a laborar en el Instituto sin salario durante nueve meses, hasta que aprobaron una plaza de jefe personal, pero él seguía escribiendo.

Hacía adaptaciones de cuentos para Radio Liberación y para el programa Tensión, de la propia emisora. Y se estrenó con diez capítulos en una seria famosa que se llamó Nguyen Sun, el guerrillero, todo esto siempre en la Radio. Fue asimismo el escritor de Mellizos y 7 X 13. Luego pasó a “la Radio Rebelde”, como él le llama, donde permanece hasta la actualidad.

Realizó programas de corte campesino como Canciones de monte adentro, con Ramón Veloz,  otro con Carlos Puebla y Amanecer cubano, con el dúo Los Compadres. La banda sonora de este programa sirvió por algún tiempo para despertar a los alumnos de la Escuela Vocacional Lenin.

Después realizó Música y Juventud, con  Sarita Reyes y Orestes Martell; Fiesta en el Aire, y otros muy bien acogidos por el público como Sorpresa  Musical, con Franco Carbón.

Además, realizó dos documentales de corte histórico para la radio que le valieron dos Premios Caracol, otorgados por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Uno de ellos lo grabó en Ecuador, cuando fue por asuntos de trabajo y vio la miseria en que vivían los niños, de esa triste realidad surge “Niños en la Calle”.

En su prolífica trayectoria en el medio cuentan programas conjuntos con España en la madrugada de Radio internacional. Realizó el espacio Al Sur del Río Bravo, con música de los países de América Latina y fue editorialista del Noticiero de la Mañana. En esa época también estuvo en Angola como militar.

En 1970 llega a la televisión porque lo llaman para realizar un programa de participación; posteriormente realiza uno dedicado al extinto campo socialista, donde se promocionaba la obra de artistas de todos los países que integraban ese bloque; así se escuchaban las voces de Bissel Kirok, Yordanska Krístova, de Bulgaria; Karel Gott, de Checoslovaquia, y Edita Pieja, de la desaparecida URSS. Todos ellos después visitaron nuestro país.

Ha trabajado en programas de todo tipo. Pero recuerda especialmente su participación en los equipos dirigidos por Gloria Torres para entregas como: A moverse,  Rompiendo la Rutina  y A Puro Corazón, entre otros. Ahora está enfrascado en Sorpresa XL.  

Asegura que entre sus realizaciones prefiere sobre todo a Visión, de su querida Radio Rebelde y que durante varios años condujo la excepcional Gladys Goizueta. Reconoce Ríos Vega que este programa le despierta cada día la creatividad y eso es muy importante para un director. Sabe que es escuchado por miles de  personas que llaman continuamente para saludar o preguntar cosas interesantes.

Este creador multifacético ha recibido distintos premios y distinciones otorgadas por la Uneac, la Unión de Jóvenes Comunistas, la Unión de Periodistas de Cuba, como la Orden Félix Elmuza, el Premio Nacional de la Radio, el Micrófono de la Radio y la Distinción por la Cultura Nacional.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos