mié. Sep 23rd, 2020

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Un acercamiento a Universidad para todos


Un acercamiento a Universidad para todos

Un acercamiento a Universidad para todos

Por Elina M. Yon Thompson

A sus once años de existencia Universidad para todos precisa de cambios estructurales definitorios y estrategias de programación más atractivas y convenientes.

En el contexto social, la Televisión puede solucionar muchos problemas  de carácter educacional y cultural, como garantizar a las grandes masas el acceso y la actualización de los conocimientos científicos, contribuir a formar en la población buenos hábitos de vida y fortalecer convicciones morales.

La Televisión Educativa adquiere en estos días una importancia creciente en la vida cotidiana al desarrollar una nueva manera de aprender, vivir, trabajar, divertirse, en fin, consumir Televisión. Cuando se habla de Televisión Educativa en Cuba, la mayoría piensa en Universidad para todos, un exponente connotado, un medio de enseñanza masivo, surgido con el auge de la revolución audiovisual nacional en el año 2000. Este es un proyecto que trasciende por la gran oportunidad de aprendizaje para todos y la multiplicidad de disciplinas.

Cientos de profesores y especialistas muy calificados ofrecen sus saberes en distintos canales y horarios de la Televisión Cubana. El Sistema Nacional de Enseñanza ha puesto a disposición del público tabloides y otros materiales didácticos producidos exclusivamente para los cursos. Esos elementos distinguen a esta propuesta educativa cubana, muestra de la voluntad política de la nación para que cada ciudadano tenga la posibilidad de acceder a niveles superiores de educación. Universidad para todos no tiene similar, hasta el momento, en otros países del mundo.

El Canal Educativo, que produce este espacio, es uno de los de menor audiencia de la Televisión Cubana y, según los criterios del público “un canal tradicional y aburrido”. Este Canal ha enfrentado dificultades en cuanto a cubrir todo el país con su señal. Por ello las transmisiones de Universidad para todos se realizan también por Cubavisión, Tele Rebelde y el Canal Educativo 2, con el propósito de lograr una cobertura más amplia y mayor calidad en la señal. Realmente es difícil ubicar en la parrilla espacios como este, por sus particularidades didácticas.

Afortunadamente, las valoraciones emitidas por el auditorio sobre el espacio específico de Universidad para todos son generalmente positivas. Este espacio se ha ganado el reconocimiento del público telespectador. Le ha permitido disponer de gran variedad de contextos discursivos que amplían los lenguajes y fórmulas de estudio. Ha propiciado alternativas para satisfacer diversos gustos e intereses.

Los cursos más gustados, de mayor interés por la población y los más seguidos hasta el final son los de idiomas, ort ografía y los de temas científicos, hecho que demuestra que la audiencia reconoce la necesidad y validez de estos tópicos en el contexto actual. En cuanto a los horarios, los de mayor aceptación son los de lunes a viernes a las 7 a.m. por Cubavisión, y las retransmisiones por Tele Rebelde a las 10 p.m.


El horario y la competencia con otros canales son dos de las debilidades que más afectan el incremento de la audiencia de Universidad para todos.

Igualmente inciden en este aspecto otros factores: la diseminación de múltiples espacios didácticos por canales de la Televisión Nacional repercute en la indefinición de los perfiles de los Canales Educativos, los cursos impartidos provienen generalmente de las necesidades y prioridades establecidas por el emisor, el equipo de profesionales de alta calificación no cuenta con el entrenamiento necesario en relación con el lenguaje audiovisual, los productos carecen de una estrategia de promoción sistemática; por último, la clase televisiva en este espacio no alcanza matices diversos como las clases en el aula. Los productos de comunicación, aun los de corte pedagógico, deben recrear.

A sus once años de existencia Universidad para todos precisa de cambios estructurales definitorios y estrategias de programación más atractivas, convenientes, que ayuden a potenciar su creatividad y calidad en materia televisiva, hasta que esta última se convierta en un elemento identitario de su realización. La calidad vinculada al servicio público en la Televisión, en este caso Educativa, es un elemento básico que debe concentrar profesionalidad, motivación y acceso a recursos materiales.

La realización de productos didácticos de este tipo constituye un proceso complejo, dados los factores que entran en juego, sobre todo el estilo y la estructura del espacio, entre otros también vitales. El acierto de cada curso de Universidad para todos dependerá del tema y su tratamiento, del guión, el lenguaje audiovisual, y de los profesionales a su cargo, en especial, los profesores y especialistas.

Los estudios de audiencia y las investigaciones  sociales de carácter sistemático podrán servir para conocer y dilucidar las aspiraciones y expectativas del auditorio que se expone a cada uno de los cursos. La inserción de secciones atractivas y curiosidades en los cursos también pueden ser una herramienta decisiva para captar audiencias.

La divulgación de espacios de reflexión sobre los contenidos de los cursos desde Universidad para todos ampliarán y profundizarán las opiniones y criterios más heterogéneos, lo cual contribuirá a disolver el grado de autosuficiencia del espacio. Esto tributará definitivamente a lo que se desea: una  educación con entretenimiento.

Lo más importante es que los cursos respondan a un nivel televisivo adecuado y atraigan, no solo por lo que se comunique, sino por lo que se visualice.

Por otra parte, deben tenerse en cuenta también el control o evaluación de los cursos. Esa herramienta pudiera establecer el nivel y la capacidad de aprendizaje de los públicos y la utilidad y provecho de los cursos. Los receptores son en definitiva quienes determinan el interés práctico que predomina en cada uno.

Son precisas nuevas estrategias que propicien el fortalecimiento técnico artístico de los productos educativos, en el caso de Universidad para todos, para fomentar  los niveles de audiencia en función del objetivo fundamental de este espacio: extender la masificación de la educación y la cultura.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos