envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Anthuanet Duquesne, un rostro del Canal Habana

Entrevista exclusiva a la joven periodista del telecentro capitalino

El Canal Habana está celebrando once años de vida, una corta existencia con reconocidos logros y una imagen fresca y diferente, en correspondencia con la mayoría del equipo de periodistas y realizadores que lo componen.

Uno de los rostros más populares de ese canal televisivo es el de Anthuanet Duquesne, joven periodista que ha logrado imprimir su sello personal a las transmisiones que protagoniza y ya gana adeptos en los espacios dedicados a la creación artística y literaria.

Vinculada a la teletransmisora desde el 2010, cuando cursaba el segundo año de la carrera de Periodismo, reconoce al lugar como su segunda casa, allí ha aprendido de los mecanismos del medio, la manera en que se debe trabajar para ser cada día mejor profesional.

“Cuando entré a hacer las prácticas fue pura casualidad, prefería la prensa escrita, pero me motivó un proyecto que tenía el Web Master para hacer videos de la Ciudad de La Habana para el sitio web del canal. A esa convocatoria acudimos cinco estudiantes.

“Cuando terminé el período de entrenamiento pedí conocer interioridades del medio y cómo se hacía la televisión, porque era algo que desconocía, fue entonces cuando conocí a Maylín Legañoa, a quien  acompañé en una cobertura a la Feria del Libro, esa resultó mi primera experiencia en una entrevista”.

Sus prácticas anteriores en el diario Juventud Rebelde (JR) y en Radio Taíno aportaron a la carismática profesional habilidades para abordar los temas artísticos, a los cuales se dedica habitualmente, dando riendas sueltas a su imaginación  a partir de la predisposición para el tema.

“Mis colaboraciones con Canal Habana fueron esporádicas al principio, pero luego se hicieron habituales y me quedé como alumna-colaboradora, desde ese momento no me he podido desprender de la magia de la TV”, puntualizó.

A la interrogante sobre lo que más la atrapa de la televisión contestó: “De la TV y del Periodismo Cultural lo que más me atrapa es la capacidad que ofrece de decirle al público en imágenes lo que uno siente, lo que vives en el lugar.

“Además de sentirme más cerca del público por la ventaja que ofrece la pantalla, intermediario que me hace sentir que estoy hablándole directamente a los televidentes”.

Compartiendo otras vivencias dentro de la profesión, la entrevistada recuerda con agrado la revista Temprano, de Radio Taíno, donde laboró durante el primer año posterior a su graduación. Agradece a Félix León, que le dio la oportunidad de salir en vivo en la sección dedicada a las noticias de la Web.

“El primer día fue fatal, porque era muy diferente al entrenamiento que tenía de mi paso por el proyecto de Canal Habana, la primera vez que me vi en una cabina ante un micrófono temblé como una hoja de papel, pero a León le debo mucho en esta profesión”.

En otro momento de la entrevista valoró los aportes de otros medios, sobre el particular comentó: “La prensa escrita me aportó la manera de contar historias, en JR aprendí muchísimo, por ejemplo Yelanys Hernández, Kaloian y José Luis Estrada me enseñaron mucho cómo contar las historias.

“En el caso de la radio el mayor aporte está en las habilidades que desarrollé para lograr comunicarme con el público. En la televisión, el hecho de tener la pantalla te acomoda un poco, pero la radio exige más profesionalidad, mejor manera de hablar y mayores perfecciones al leer.

“La cadencia, la dicción y la intencionalidad al hablar son aspectos que los periodistas de televisión no cuidamos mucho”.

De las manifestaciones del arte prefiere la música, el cine y las artes visuales, pero no es extraño verla cubriendo eventos deportivos o sociales, con lo que se crece desde la profesión y amplía sus horizontes.

“Un periodista tiene que hacer de todo, y que me desarrolle en la cultura no significa un encasillamiento o rezago en otros temas que también me llaman la atención, por ejemplo los sociales.

“Tuve la oportunidad de trabajar en el espacio Libre Acceso con la periodista Bárbara Doval y me apasioné, te das cuenta que son aspectos que el público agradece y en los que se ve reflejado, además de que me da la posibilidad de contar una historia que “enganche”.

“Incursionar en el periodismo deportivo también ha sido una casualidad, la periodista titular tenía otros compromisos de trabajo y me pidió que la cubriera en una transmisión de pelota (en vivo) para el espacio La jugada perfecta, y no me fue muy difícil porque en casa todos amamos ese deporte. Esa fue la primera vez que estuve en el Estadio Latinoamericano.

“Son experiencias que siempre aportan mucho y tributan al resultado de tu trabajo, en cualquier esfera que sea, y te da la posibilidad de moverte en varios temas, puedo hacer un comentario de una temática social con más seguridad”.

¿En qué medida el Canal Habana cumple su propósito social?, fue otra de las interrogantes que enriquecieron el diálogo, y la respuesta no se hizo esperar: “Pudiera cumplirlo mucho más, y aunque hemos crecido y logrado ahora, con la nueva dirección nos acercarnos más a la teleaudiencia, me parece que estamos un poco acomodados.

“Específicamente en las temáticas sociales, creo que seguimos respondiendo al público que acude a nosotros en busca de un consuelo en nuestro canal, el buzón de quejas siempre está repleto y eso es una señal de credibilidad.

“En el sentido de acercarnos al habanero y ser vía para que refleje su cotidianidad, creo que logramos el propósito, pero nos falta mucho para lograr ser reflejo de la realidad del habanero, porque aún somos un canal muy joven, son solo once años y estamos aprendiendo de la generación que inició este telecentro”.

La conformación de la fuerza profesional de Canal Habana es mayoritariamente joven: otra de las fortalezas del medio, reconoció la periodista, quien agregó que los puntos de vista de la mayoría de los que allí laboran están en consonancia con los del público joven de la capital, la manera de decir y los intereses.

“La manera de llevar el periodismo a la pantalla y las ideas para materializarlo también tienen mucho de lo que el joven televidente espera de nosotros, tratamos de mantener un diálogo más cercano y no tan denso, que reflejamos en el tratamiento a las temáticas.

“El acercamiento que hemos logrado con muchos coetáneos, el hecho de que se sienten ante el televisor a consumir nuestras propuestas es un paso de avance, eso también se refleja en el amplio número de recién graduados que integra la nómina del canal”, comentó.

Un momento de especial satisfacción para Anthuanet Duquesne fue el contacto directo con el maestro Juan Formell, a quien entrevistó y con lo que logró hacer realidad un anhelo de la infancia. Mientras que el peor momento que recuerda dentro de su labor periodística fue la única vez que no salió la transmisión del segmento cultural en el Noticiero.

A modo de resumen, la alegre joven, a quien le gusta la fiesta, la playa y la lectura y se declara apasionada del baile, comentó: “la televisión exige mucho respeto, si queremos hacer un periodismo responsable debemos sentir respeto por nosotros mismos, por el medio y, sobre todo, por el televidente”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + 18 =

| Newsphere por AF themes.