18 de junio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Artífices de Asuntos Pendientes

Felo Ruíz, director de la telenovela cubana Asuntos Pendientes, señaló la ausencia de promoción televisiva respecto a la producción y destacó el hecho de que el audiovisual, por sí mismo, halla atraído la atención de los televidentes.
Felo Ruíz

Felo Ruíz

La telenovela Asuntos Pendientes ha logrado ser uno de los cinco programas más vistos de la televisión nacional: crece en aprobación, genera interés acerca del desarrollo profesional de la mujer y los tipos de violencia a que se ve expuesta; además de mostrar el mestizaje de la nación cubana, aspecto demandado por los televidentes en no pocas ocasiones.

El guión es resultado de la pluma de Yamila Suárez, la cual tuvo experiencias anteriores en el audiovisual por medio del documental Tango Habana, las telenovelas Vidas cruzadas, La otra esquina, y obras de ficción como: Ay, mi amor, Las cuatro estaciones. Invierno y Desirée.

Sus libretos pasaron a manos del director Felo Ruíz, quien señala la manera en que su creación busca alejarse del melodrama y propone desenlaces inesperados. Aunque reconoce que la puesta en pantalla no es perfecta, fue su intención el que cada personaje tuviera una identidad sin fisuras y la introducción de elementos que aportaran fortaleza a la trama.

Valora como acápites logrados: la calidad interpretativa a nivel coral y la utilización de temas musicales compuestos por: Teresa Yanet, David Álvarez, Alexander Díaz, Manuel Suárez, Ray Fundora, Norge Batista y Andy Oramas, los cuales establecen diálogo con el espectador y ofrecen otros colores a la banda sonora predominante en nuestros medios.

El director general de Asuntos Pendientes llamó primeramente a Tamara Castellanos para asumir la dirección de actores y, más tarde, la co-dirección del dramatizado. Ambos, acompañados por el productor general Alexander Alfonso y el equipo de la Casa Productora de Telenovelas, enrumbaron la realización que enfrentó no pocos tropiezos debido a la pandemia.

Inmerso aún en la etapa de postproducción, Ruíz declaró que la historia del personaje de Rebeca se inspiró en la vida de una dirigente que logró el apoyo de los trabajadores de la construcción y sufrió también las consecuencias de la consagración al trabajo en su vida familiar. Según dijo, la protagonista real del conflicto compartió con Yía Caamaño las circunstancias complejas que debió superar. El director definió que la caracterización de la actriz debía contener la feminidad y el atractivo capaz de cautivar a Cosme, Tony y a la audiencia masculina en la que quería incidir.

Felo Ruíz señaló la ausencia de promoción televisiva respecto a la telenovela y el hecho de que el audiovisual, por sí mismo, halla atraído la atención de los televidentes. Aunque radialistas como Toni Daniel Acevedo de CMHS Radio Caibarién, la prensa, medios digitales y algunos espacios de televisión han entrevistado a sus intérpretes y comentado Asuntos Pendientes, el creador halló una solución para llenar el vacío informativo y dar a conocer detalles significativos de la producción.

 Se trata de Zun2, un canal de YouTube en el que, habilidosamente, el director entrevista a miembros del staff, actores, técnicos y especialistas, e inserta imágenes del proceso de grabación detrás de cámara. El inquieto realizador ha concluido ocho capítulos de Zun2 y desea, al terminar la telenovela en el mes de julio, invitar a su canal a investigadores de la violencia de género, además de continuar la realización de las cápsulas de nueve a diez minutos orientadas hacia la fotografía audiovisual facturada con pocos recursos, tal y como hizo posible en Asuntos Pendientes.

 El artista se siente satisfecho por la polémica que suscita la obra porque, aunque no brinda soluciones definitivas a problemas actuales, visibiliza y genera debate respecto a dificultades que ocurren en el entorno laboral e intrafamiliar. Entre las opiniones recibidas, agradece los criterios de la directora feminista, Marilyn Solaya y el cineasta Fernando Pérez, quien lo instó a continuar dirigiendo.

En cuanto al proceso productivo, Ruíz defiende la necesidad de una pre-filmación más extensa que permita un dialogo mayor con el texto y la preparación de los actores. El director general contó con una segunda unidad de grabación. Sobre su incorporación al frente de ese equipo como directora, declara Tamara Castellanos:

Ante la propuesta, me sentí halagada y una vez más reapareció el reto, al cual siempre me he impuesto con miedos e incertidumbres, por supuesto, pero con la fe y la confianza por delante. Los desafíos me incentivan, son los que me han proyectado.

Continúa la directora y actriz:

Cuando leí el guión supe que agarraría al público, a pesar de que la temática sobre la mujer directiva se alejaba de las telenovelas anteriores y no incluía en sus inicios los ingredientes típicos del género. Sentí que contaba con ese ardid de proponer al televidente un tema actual, sustancioso, profundo, que nos permitiría adentrarnos también en lo que atrapa y espera el televidente: los conflictos amorosos, el salpique humorístico, los antagonistas, las heroínas y villanos. Eso es lo que más me interesó y lo he constatado en la recepción de la audiencia.

Acerca de su participación en Asuntos Pendientes, comenta la también presentadora del espacio Cuando una mujer:

Fueron dos años de una experiencia que me hizo crecer profesional y personalmente. Aprendí a controlar las emociones, a pesar de vivir momentos familiares muy difíciles. En medio de una grabación supe que mi papá, paciente con Alzheimer, se había perdido y permanecí en mi puesto hasta el final del rodaje sin que nadie se enterase; pude encontrarlo muy tarde en la noche. La responsabilidad del trabajo me hizo actuar fríamente, mesurarme y encontrar una solución.

Por otra parte, los procesos de pre y filmación son largos y lo que comienza bien, con el agotamiento, las presiones personales y el contexto económico, desgasta las relaciones, pero aprendí también a controlar esas circunstancias y a valorar al equipo donde todos aportamos y disfrutamos.

Lo más gratificante es que los televidentes han reconocido la idea central, el mensaje propuesto. Nuestro interés es revisar las manifestaciones de violencia en todas sus formas, imponerse a pesar de los obstáculos y reinsertarse en la sociedad borrando estigmas y tabúes. El acoso laboral y psicológico son muy comunes, están en nuestro entorno y hay que aprender a identificarlos para superar esos comportamientos.

Quiero agradecer al equipo, a mi familia por el apoyo, por perdonarme la ausencia y a los televidentes, que son el incentivo que nos hace superar las dificultades y las carencias que afrontamos. A pesar de ellas y por ellos seguimos, sin perder la ternura.

error
fb-share-icon

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 12 =