envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Celebra 62 años la Orquesta del ICRT

La Orquesta del ICRT la integran músicos de mucho oficio. Montan con rapidez cualquier tema musical y acompañan a los intérpretes, tanto del patio como foráneos
Miguel Patterson

Miguel Patterson

La Orquesta del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) tiene su base en 1922, cuando Luis Casas Romero hizo la primera transmisión radial apoyada en un pequeño grupo de músicos, según comentó a la Revista En Vivo Miguel Patterson, su director.

Indicó que en Cuba hubo en lo fundamental cinco orquestas para la programación televisiva. Con el aumento de programas grabados, se hizo una reunificación orquestal y quedaron tres: La jazz band de CMQ, ICR y Radio Progreso.

“Los cambios continuaron y en 1960 las agrupaciones se fusionaron para convertirse en la célula que originó la actual agrupación: La gran orquesta de cuerdas con formato sinfónico y una jazz band incluido, que le permitió abordar cualquier género sonoro y que todos conocen como Orquesta ICRT”, acotó el también clarinetista.

Como consecuencia de los cambios en la programación televisiva en los últimos años, y la no existencia de grandes estudios donde se pueda trabajar con 60 o 70 músicos en espectáculos de elevadas dimensiones, la orquesta adquirió vida propia.

Preparan conciertos individuales en los teatros de la capital, participan en los Festivales Boleros de Oro nacionales e internacionales, así como en el Festival Juan Arrondo, y en el Internacional del Habano.

Asumen también el Festival Barbarito Diez en Las Tunas, en fin, todos los eventos a que se les convoque.

La Orquesta la integran músicos de mucho oficio. Montan con rapidez cualquier tema musical y acompañan a los intérpretes, tanto del patio como foráneos. Son capaces de acompañar a cantantes de ópera como de chachachá.

Participan en la realización de discos con los sellos del país, en los festivales de música instrumental de Radio Enciclopedia y en los eventos de la televisión.

Acerca de otras faenas creativas Patterson indicó: “Haremos casi por costumbre este año los programas televisivos de fin de año. A ello se suma que, en el último lustro, estrenamos en el teatro Martí casi todas las obras usadas en el mundo del espectáculo de variedades”.

“En ellos se incluyen operetas y óperas, la más reciente fue Santa Camila de La Habana Vieja estrenada en el teatro Nacional”, reconoció Patterson.

En la actualidad la orquesta la componen entre 75 y 80 músicos distribuidos en 14 violines primeros, 10 segundos, seis violas y cinco chellos y contrabajos.

Se incluyen las maderas a dos, como en las orquestas sinfónicas, más el jazz band con cinco trompetas e igual número de trompones y saxofones.

La base se encuentra conformada por la percusión cubana, batería, bajo eléctrico, guitarra, piano y teclado.

En lo relacionado con el nivel profesional de la orquesta el músico acotó: “La agrupación cuenta con muchos egresados de la Escuela Nacional de Arte (ENA) y de la Universidad de las Artes, todos poseen primer nivel, al igual que la orquesta, recién evaluada”.

“La distingue un serio empoderamiento femenino, el sesenta por ciento de su nómina la integran féminas con un elevado protagonismo en las maderas, los violines y los instrumentos de viento”.

En su rol como líder de la orquesta Miguel Patterson habla sobre el binomio establecido entre experimentados y jóvenes: “Lograr armonía entre jóvenes y no tan jóvenes en la orquesta es una tarea que no ha sido difícil, quizás por mi carácter, además traigo algunas experiencias alcanzadas como dirigente juvenil”.

“Fui presidente del jurado en los primeros Festivales de la Canción Adolfo Guzmán. Por una parte estaban César Portillo, Marta Valdés, y José Antonio Méndez y por la otra Pablito Milanés, Silvio Rodríguez y Sara González, el equilibrio no podía faltar, la comprensión y sobre todo el respeto mutuo. Esas experiencias se aplican en la orquesta hoy dirigida por mí”.

La Orquesta continúa sus empeños encaminados a divulgar la buena música en cualquier escenario: “En estos momentos se prepara para participar en el Festival de Raíces Africanas Wemilere en Guanabacoa, un evento fabuloso donde se expresan los ritmos cubanos, y ritos a las deidades del panteón Yoruba”.

“Siempre se hace con tambores batá y otros instrumentos propios para la ocasión. En la próxima emisión, la Orquesta quiere vestir de largo el Festival, ponerle cuerdas al sonido con majestuosidad y un concepto armónico contemporáneo, sin perder los orígenes de la música yoruba”.

“Se pretende que sea la Orquesta del ICRT quien haga la clausura, prevista para el mes de noviembre”, añadió el Premio Nacional de Televisión.

Otros proyectos a corto plazo son los conciertos de fin de año con realización en el cine Astral y el encuentro de música instrumental auspiciado por Radio Enciclopedia, concluyó Patterson Meriño.

Fotos de la autora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + diecinueve =

| Newsphere por AF themes.
Telegram
Correo