envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

¿Cómo suena la audiencia radiofónica cubana?

Radio Cubana

Radio Cubana

Resultados de investigaciones sobre el consumo de la producción radial en Cuba

La Segunda Convención Internacional de Radio y Televisión Cuba 2015 planteó interrogantes en varias direcciones, siempre con la mirada puesta en la polémica constructiva, renovadora.

El taller “Patrimonio cultural en la radio”, moderado por el director de Radio Taino, Otto Braña, ahondó en la necesidad de preservar y conservar todos aquellos paisajes sonoros que forman parte de la identidad cultural de los pueblos.

También ahondó en la mirada precisa que requieren las audiencias para lograr revertir sus insatisfacciones con la programación radial. En este sentido, fue presentada la ponencia “La audiencia radiofónica cubana… ¿cómo suena?”
Las investigadoras Dra. Ana Teresa Badia Valdés y Dra. Zenaida Costales Pérez sistematizan varias investigaciones en torno al consumo de la radio, el cual proyecta a la audiencia cubana en un contexto de trasmutaciones que van desde la emisión hasta la recepción.

Algunos de esos hallazgos coinciden con tendencias internacionales, mientras que otros confirman la urgencia de reconquistar a los públicos, por lo cual el medio debe reconfigurar un nuevo modo programático y pensar en una renovación de su discurso.

Según las periodistas, “el 80 por ciento de las personas mayores de 15 años escucha radio todos los días de la semana. Ese hallazgo confirma que los medios de comunicación resultan aún la práctica principal de la población cubana.

“Es significativo que en el caso de los jóvenes se relaciona el consumo mediático con el uso de las nuevas tecnologías. En ese segmento poblacional, la música y los audiovisuales marcan las preferencias, y existe un alto consumo en el ámbito privado y a través de dispositivos como la computadora y los reproductores, entre otros.

“Los jóvenes sintonizan la radio esencialmente para escuchar música, y en el caso de los adolescentes este propósito es más marcado. En la actualidad ninguna emisora radial goza de una preferencia mayoritaria entre ellos. Y las más atractivas (Radio Taíno, Radio Rebelde y la COCO) fueron mencionadas únicamente por alrededor de un tercio de los encuestados.

Estudios citados por las investigadoras apuntan que la tendencia actual en ese grupo es sintonizar con mayor frecuencia los programas dirigidos a los adultos o al destinatario general.

De igual modo, señalan que en los hogares cubanos, quienes escuchan la radio y deciden sobre la sintonía son los adultos. Entonces, desde edades tempranas se produce un consumo indirecto de lo que sintonizan otros (padres o abuelos, por ejemplo) en función de sus intereses y preferencias. Es decir, la prevalencia de las generaciones mayores en la socialización también se manifiesta en cuanto a la conformación de los estilos en el empleo del medio.

Una investigación realizada en 2014 revela que al igual que en otras naciones latinoamericanas, las mujeres cubanas escuchan más la radio que los hombres. Y en las zonas rurales es más frecuente el consumo que en las urbanas.

Por ejemplo, en un diagnóstico reciente en el capitalino municipio Plaza de la Revolución, la radio alcanzó un sexto lugar de preferencia entre las artes, preferida por el 30 por ciento de toda la población municipal. El medio fue antecedido por la literatura (31,33 por ciento) y teatro (30,66 por ciento). La preferencia por la radio disminuyó notablemente con respecto al 51,16 por ciento que en el 2010 la había ubicado en el quinto lugar.

Otra de las investigaciones mencionadas fue “¿Música o programas radiales? Elige tú que viajo yo”, que estudió los hábitos de consumo de la radio y la música por parte de los conductores del transporte público en la capital durante 2014. La mayoría de los encuestados (77,2 por ciento) dijo escuchar música o radio durante su jornada laboral.

Entre las funciones del medio, los encuestados declararon en un 13,8 por ciento que la sintonizaban “para informarme”, “me entretiene”, “para instruirme”, “para tener una compañía”, “me actualiza”, “porque tiene programas de participación”, “para variar”, “me actualiza musicalmente”.

En el caso de las radionovelas, en Cuba es muy demandada su producción. De acuerdo con un estudio realizado en 2015, en la oriental provincia de Santiago de Cuba, quienes refieren escucharlas poseen predominantemente nivel de escolaridad secundario (30,7 por ciento), preuniversitario (28,4 por ciento) y superior (22,7 por ciento); el técnico medio (14,8 por ciento) y el primario (3,4 por ciento) son los de menor porcentaje.

Por ocupaciones, son principalmente las amas de casa (32,8 por ciento) las que más prefieren el género, seguidas por los jubilados (28,3 por ciento) y los desocupados (18,2 por ciento); y con un índice inferior los trabajadores (7,9 por ciento), cuentapropistas (6,2 por ciento) y estudiantes (5,4 por ciento).

La web también ha estudiado el comportamiento de sus oyentes por audio real en Internet, en este caso en la emisora Radio Rebelde. El 95 por ciento de los sujetos entrevistados asegura escuchar radio por Internet a pesar de ciertas deficiencias de transmisión.

La información en general es consumida por el 90 por ciento de los oyentes. En esta tendencia ha de tenerse en cuenta que en la evolución de la radio en la web, el género informativo ha sido el de mayor crecimiento. No obstante, gustan más las entrevistas (87 porciento) y los reportajes (80 porciento).

Algo ha dejado en claro esta ponencia, “la radio en Cuba deberá constituirse en un medio con más espacios de encuentros, intercambios, socialización, crecimiento y búsqueda que permita re/pensar cada proyecto desde el punto de vista de la experimentación sonora y performática… Para reconquistar cada vez más a su público, nuestra radio ha de constituirse en una auténtica reivindicadora del uso de las sonoridades cotidianas en pos de urgentes reconfiguraciones”, aseguraron sus autoras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =

| Newsphere por AF themes.