envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Cuando una mujer se llama Tamara Castellanos

Siempre se agradece ver a esta actriz en la pequeña pantalla por el profesionalismo con que asume sus personajes
Tamara Castellanos

Tamara Castellanos

En sus distintos roles en telenovelas cubanas, la actriz Tamara Castellanos ha sido víctima de la crueldad de sus antagonistas, encarnando desde esclava ultrajada en Las huérfanas de la Obra Pía, pasando por la mujer severamente golpeada en estos tiempos por su esposo en Bajo el mismo sol (que ahora retransmite Cubavisión), hasta llegar a la tierna y digna Grisel, personaje que aún es muy bien recordado de El rostro de los días.

Lo plausible de su presencia escénica es que no se repite en gestos o modulaciones verbales o gestuales, aun cuando situaciones de sus personajes por momentos en algunas situaciones parezcan repetirse. Bajo la máxima de hacer creer que está viviendo esos mundos de ilusión, Tamara Castellanos es de las actrices que “arrastra” al espectador y este se deja llevar sin hacer muchas preguntas, casi convencido de que al final de ese camino hay una verdad que la actriz ha hecho suya, por tanto, el reto está en acompañarla para conocer el destino final de sus personajes.

Recuerdo ahora que lejos de las lágrimas, el Chino Chiong la sacó de lo intensamente dramático en la telenovela Al compás del son, donde Tamara sustituyó en algún momento a la mujer de una pareja bailadora de sones. También en Historias de fuego se agradeció que ella hurgara con acierto lo hilarante, pero fuera de lo propiamente actoral y de pensar en ella para roles en su mayoría demasiado dramáticos. Este hecho debería pensarse para dejarla asumir roles de otras dimensiones.

Hay una Tamara Castellanos conductora del espacio televisivo Cuando una mujer, donde ella se mueve con suavidad, perfecta dicción y un ritmo acorde a las exigencias del programa. Sin dejar de ser la reconocida actriz logra la comunicación con el televidente, sin grandes pretensiones de convertir su discurso en una mirada llena de didactismo, aunque sí lo suficientemente profundo para propiciar el diálogo.

Esperemos ver lo más pronto posible a Tamara Castellanos en nuevos roles; de hecho, nos advierte que conoceremos en la televisión a Rita, personaje de la novela Vida de mi vida, escrita por Amílcar Salatti y Yoel Infante, con la dirección de Ernesto Fiallo. Al respecto comenta la actriz: “Rita es un personaje muy singular, que respeto mucho. Es toda una guerrera que me ha exigido repensar muchos aspectos de la vida, solo deseo que la entiendan como yo lo hice para interpretarla y se convierta, como hasta hoy, en un vínculo sólido entre ese público a quien tanto agradezco y yo”.

De Tamara Castellanos aún queda mucho por descubrir en materia actoral. Por lo pronto, en medio de esta reflexión, la felicitamos por su cumpleaños este 8 de octubre, excelente pretexto para desearle nuevos éxitos como actriz y que sobrevenga una historia interesante que le haga ir detrás de la cámara una vez más como directora audiovisual: retos que llevan un sello de sensibilidad y buen gusto, cuando una mujer se llama Tamara Castellanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + 17 =

| Newsphere por AF themes.