envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Cultura sin compartimentos

Acercamiento a formas creativas que enriquecen las programaciones radiales y televisivas
Acercamiento a formas creativas que enriquecen las programaciones radiales y televisivas

Acercamiento a formas creativas que enriquecen las programaciones radiales y televisivas

Redes, contaminaciones estéticas, tecnologías, pantallas, transforman el panorama audiovisual dado el impacto de nuevos medios o experiencias interactivas que satisfacen las necesidades comunicativas y del entretenimiento.

Sensibilizar a las mayorías con las problemáticas más complejas es uno de los desafíos que afrontan la Radio y la TV, en tanto escenarios de producción y apropiación de significados, construcciones de imaginarios e identidades; en ellos, lo educativo es una dimensión enaltecedora.

Las transformaciones del sentido de la comunicación crean espacios; unos plurales, diversos, otros banales, el flujo de programas requiere ser pensado desde consumos participativos y nuevos lenguajes.

Los valores culturales, estéticos, no son contenidos a diseminar en espacios u emisiones sino una práctica vital que debe perdurar en ambos medios. Merecen mayor atención los mensajes de bien público que se insertan en la programación. Estas cápsulas orientan actitudes, presupuestos éticos, jerarquías bien pensadas.

En la antigüedad los griegos no conocían el término creación, ni el de creador, les bastaba con hacer. En la era de la comunicación cultural se transmiten innovaciones, rupturas, apropiaciones e invenciones de códigos y mensajes significantes para espectadores diversos, nunca pasivos.

El director José Ramón Artigas, Premio Nacional de Televisión, considera que se deben difundir todas las manifestaciones artísticas, lo culto y lo popular, establecer vínculos con un mundo hecho de naturaleza, cultura, sociedad.

Lo propician las 97 emisoras del país en espacios musicales, informativos, dramatizados, sin establecer fronteras, ni estancos, lo esencial es al articular un proyecto integral de desarrollo humano.

Sin duda, en el siglo XXI cambió la posición del destinatario, este logra sinergias con textos, los cuales se transmiten en dispositivos tecnológicos, conectan a usuarios interesados en intercambiar juegos participativos, series, cortos, muchos de ellos producidos en casa.

Otro tipo de dramaturgia socializa la Televisión Cubana en el discurso audiovisual comunitario de la Televisión Serrana, proyecto creado en 1993 por el realizador Daniel Diez. Entre las líneas o enfoques de los documentales producidos en la Sierra Maestra se destacan la salvaguarda del medio ambiente, la presentación de dilemas existenciales profundos y actitudes que reafirman los habitantes de ese lugar.

Los videos cartas concebidos por la joven directora Ariagna Fajardo, transmitidos en el programa Lente Joven, (Cubavisión, jueves, 11:45 p.m.) establecen puentes de comunicación entre la niñez de varios países.

Es un acierto colocar en la pantalla la comunicación alternativa con fines sociales y educativos para rescatar la cultura comunitaria campesina.

Según Daniel Diez: “Fue emocionante cuando logramos la primera proyección ante un grupo de 50 personas de la comunidad de Bartolomé Masó. No podían creer que fueron ellos los protagonistas de sus películas.

Ver sus casas, sus animales, su naturaleza, y a ellos mismos; escuchar las voces de hombres y mujeres con la entonación de esa región, todo eso significó algo muy importante para su autoestima. Era una especie de satisfacción, mezclada con humildad y sorpresa. Era sentirse importantes, pues se estaban viendo en la televisión”.

En ocasiones, la calidad de un programa no depende de la precariedad de recursos, sino de cómo se usan los disponibles. Por su carácter sonoro y visual, la tv necesita músicas, noticias, argumentos, personajes, luces, sombras, para crear asociaciones, contrastes, atmósferas, los cuales estructuran, condicionan el desarrollo de historias concebidas para la puesta en pantalla.

Al medio corresponde propulsar ideas, pensamientos actualizados, riqueza sensorial como fuerza capaz de romper esquemas mentales, estas atentan contra lo novedoso e impiden el ejercicio de pensar,

imprescindible en una época de tendencias a la recolonización cultural, al bocado de fácil deglución que va directo a computadoras, teléfonos y tabletas.

El juego con las emociones exige la reflexión mesurada, ninguna sociedad puede reproducirse sin una transmisión de los saberes sociales, el desarrollo cultural y la facultad imaginativa imprescindible en todas las etapas de la existencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 5 =

| Newsphere por AF themes.