1 de febrero de 2023

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Despedidas de Octubre

El pueblo de Cuba despidió para siempre este octubre a tres grandes de la cultura y el arte en la isla: Aurora Basnuevo, Mario Balmaseda y Rogelio Martínez Furé.

Nunca pudieron imaginar Aurora Basnuevo, Mario Balmaseda y Rogelio Martínez Furé que este mes de octubre signaría su despedida inexorable con el pueblo de Cuba. Imagino que Furé con su sapiencia, hubiera encontrado sentido a la metáfora de irse acompañado por dos mulatos triunfadores de las artes escénicas, ámbito al que tanto aportó, contribuyendo al surgimiento del Conjunto Folklórico Nacional.

Aurora en la comedia y Mario en la actuación, como dueño de los más graves sentimientos, fueron y continuarán siendo figuras populares, admiradas y reconocidas por sus potentes individualidades y carisma.

La labor de Aurora Basnuevo como maestra egresada de la Escuela Normal de la Habana, se interrumpió por la vocación artística que la condujo a debutar en televisión a través de un concurso de participación y le permitió acercarse, más tarde, al mundo teatral donde ganó confianza en sí misma como integrante de las agrupaciones Rita Montaner y Jorge Anckerman.

La Premio Nacional de Humorismo (2004) y Radio (2009) participó en comedias, aventuras, novelas, cuentos y teatros del medio televisivo; y protagonizó diversos espectáculos musicales. La “Mulatísima” llegó a sobresalir en la radio y la televisión gracias a espacios inolvidables como Alegrías de Sobremesa y San Nicolás del Peladero, acuñando dichos que, incorporados al habla popular, harían de ella una continuadora del teatro vernáculo.

Mario Balmaseda, galardonado con los Premios Nacionales de Teatro (2006), Televisión (2009) y Cine (2021), se convirtió sencillamente en un ícono, no sólo por sus magistrales actuaciones en las obras teatrales «El carillón del Kremlin” y “La Panadería” junto al Teatro Político Bertold Bretch; sino también por su labor como director en la escena de los años 80.

En ese obrar ganó reconocimiento por el desborde emotivo y profundidad sociológica propuestos en el montaje de Andoba, sobre el texto de Abraham Rodríguez. Balmaseda impuso su fuerte presencia, acompañada de absoluta veracidad e inteligencia actoral, en cada uno de los filmes, en los que destacó, ya fuera de tema histórico o contemporáneo, como fue la caracterización de Reinier en el serial “En silencio ha tenido que ser”.

¿Qué decir de Furé al concluír estas líneas?

Algunos, sin conocerlo, lo amaban porque el sabio desprende una estela que capta el más sencillo de los hombres. Folklorista, poeta, bailarin, narrador oral, cantante e investigador, el etnólogo se adentró en la cultura africana, sus secretos y belleza, valiéndose de un incansable bregar que comprendió presentaciones audiovisuales, actuaciones, conferencias y publicaciones.

La inquieta necesidad de divulgar las tradiciones ancestrales lo convirtieron en un creador estudioso, al que con justeza le fueron otorgados los Premios Nacionales de Investigación Cultural (2001), de Danza (2002) y Literatura (2015).

Por cuanto fueron y dieron, es preciso despedir con agradecimiento a estos tres grandes de la cultura cubana. Son sus nombres significantes de la mejor mezcla de arte popular y talento.

error
fb-share-icon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 20 =

| ENVIVO por EDITORIAL DEL ICRT.
EnglishSpanish